Los 10 beneficios educativos de Pokémon Go

En el ámbito educativo es imprescindible adaptarse a las nuevas herramientas y, más aún a aquellas que pueden suponer un cambio a mejor en el aprendizaje de nuestros alumnos. Más aún si dicho aprendizaje se da, no sólo a nivel conceptual y sí a nivel de contexto. Pues esto es lo que nos aporta Pokémon Go, un juego que, más allá de permitir pasar un rato realmente agradable recogiendo por diferentes lugares los graciosos Pokémon, nos permite añadir unos beneficios nada despreciables para nuestros alumnos. Sí, en este caso se demuestra que incorporar los beneficios de la realidad aumentada (ampliamente documentados y expuestos en numerosos artículos o jornadas educativas) a la gamificación (otro de los imprescindibles para el docente del siglo XXI) nos dota de algo fantástico que debería ser incorporado sin falta de forma transversal a nuestras aulas.

Fuente: http://www.readwriteweb.es
Fuente: http://www.readwriteweb.es

Pero vamos a ver cuáles son los 10 beneficios que aporta Pokémon Go a nuestros alumnos…

En primer lugar, lo que queda claro es que una herramienta como la anterior potencia la actividad al aire libre. Y ello para los que defendemos que, en un momento en el que el sedentarismo está causando estragos en nuestra sociedad, qué mejor que incorporar una herramienta que permita a los chavales moverse. Quizás no sea tan efectivo como otro tipo de actividades físicas pero, ¿seguro que no resulta interesante potenciar ese movimiento con una actividad agradable para muchos como puede ser la caza de un Pokémon?

Otro beneficio interesante es que potencia la visión espacial de los alumnos. Al ser un juego basado en la geolocalización queda claro que obliga al alumno a saber dónde está en todo momento. Una habilidad que es de adquisición imprescindible para poder moverse, de forma ágil y eficaz, por el entorno. ¿Alguien duda de la mejora que supone lo anterior y en las implicaciones positivas en aquellas materias en las que se obligue a tener dicha visión más desarrollada? No olvidemos que, a la vez que mejor visión espacial conseguimos una mejor orientación.

Muy relacionado con lo anterior estaría el beneficio que supone a nivel de desarrollo matemático. Distancias, ángulos y un sinfín de coordenadas que, gracias al juego, permiten ser incorporadas con un aprendizaje significativo en nuestros alumnos.

Más beneficios que pueden llegar a extrapolarse de su uso serían todos los referentes a cuestiones geográficas. ¿Os imagináis las ganas de saber de los chavales por dónde se están moviendo, qué elementos orográficos componen ese contexto y, cómo no, la necesidad de incorporar dichos nombres o elementos a su conocimiento? Y ya no digamos si la persecución del Pokémon se realiza en lugares históricos… ¿quién puede descartar que dicha relación con elementos históricos y culturales no mejore la percepción de los mismos y las ganas de saber más?

Podemos seguir con la mejora en las habilidades en el uso de las TIC por usar el teléfono móvil para más que el típico enviarse Whatsapps o consultar vídeos de Youtube, las potencialidades de socialización que incorpora la posibilidad de perseguir Pokémon en grupo y, cómo no, la necesidad de usar la memoria para reconocer, a lo largo del periplo de juego, los diferentes Pokémon y sus estados de evolución.

Por cierto, después de lo anterior, ¿alguien puede decirme porque no va a usar esa herramienta tan potente con sus alumnos el curso que viene? Pues bien, creo que si alguno habéis llegado hasta aquí en la lectura y tenéis un poco de sentido común lo entenderéis… porque el décimo beneficio no es para los alumnos, es para aquellos sinvergüenzas que van a dedicarse a vender las potencialidades de Pokémon Go de la misma manera que lo he hecho yo (sin instalarlo ni haberlo puesto nunca en modo producción). Eso sí, seguro que van a conseguir que algunos docentes, por desgracia porque tiene que haber de todo en la viña del señor, aplaudan con las orejas ante esta nueva innovación educativa. Bienvenidos a la realidad aumentada que permite vender de todo porque hay algunos que, lamentablemente, siguen comprando humo más o menos envuelto en bonito celofán.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

14 Comments
  1. Toma ya!!!
    Si en la anterior entrada se destrozaba la supuesta innovación educativa con argumentos que negaban la posibilidad de innovar ( ¿?) , en este se anticipa el futuro para prevenirnos contra la maldita innovación.
    Brillante.

    1. No creo Pedro que nunca haya negado la posibilidad de hacer cosas diferentes en el aula. Otra cuestión es comprar por el hecho de que alguien envuelva bajo una pátina de novedad algo que ya fue un fracaso en su momento. No es prevención, es principio de precaución 🙂

  2. Has obviado dos aspectos esenciales de Pokemon Go y su utilización en el aula. Por un lado que todo entrenador pokemon es a su vez un «coach» y cómo no, «acompañará» a sus pokemon en el aprendizaje y búsqueda del «coaching educativo definitivo».
    Por otro, cada combate ganado proporcionará a nuestros «coach» esa esencial sensación de «mindfulness», la conciencia plena que evita el estrés educativo.

  3. Lo lamentable es que en este momento en el que estamos es tan verosímil que ni siquiera hace gracia; quiero decir, que ni parece ironía, solo sabemos que es irónico porque te hemos leído antes…

    1. Lo triste es que, por desgracia a día de hoy -he contestado un poco tarde a los comentarios-, ya son cientos los artículos que hablan de sus potencialidades educativas. Y no sabes cómo lamento no haberme equivocado 🙁

  4. Y para colmo, puede ser hasta mortal. Por desgracia ya se ha cobrado una vida, por atropello, mientras el jugador se desplazaba por la calle buscando el dichoso Pokémon. A ver quién le explica a esos padres las «potencialidades educativas» del jueguecito

    1. Como juego nunca he discutido su valor. El problema es querer, en todo momento, incorporar con calzador las últimas modas o novedades al contexto educativo. Qué manía con la falsa innovación descontrolada.

  5. Me desconcertó el tono irónico de la conclusión de su comentario. Iluso de mí que tuve a bien leer todo el artículo, por que los aportes que enuncia como beneficios, todos me parecen loables. Estoy muy de acuerdo con el uso de esta aplicación con finalidades educativas. Pero ¿quién soy yo para decirle la manera que decida dar el plumazo final a su aportación? Es usted libre de escribir lo que le venga en gana como yo de leerlo o no. Así como los compañeros docentes son libres de tomar a favor el revuelo que está causando Pokemon Go o dejarlo como mero entretenimiento para sus estudiantes. Saludos.

    1. El problema fundamental es que, al igual que sucede con todas las modas y su exportación a pelo a la educación, hay muchos que piensan como usted. Sí, cualquier cosa que implique modernidad o sea novedad va a ser comprado y vendido. Eso sí, seguro que a los pocos días surge algo nuevo que obligará a replantear el discurso y a añadir esa nueva maravilla educativa. Y sí, todo docente es libre de decidir cómo aprenden sus alumnos y basarse en ir cambiando cada hora por el último producto que ha aparecido en el mercado y que le han vendido como maravilloso o centrarse en lo realmente importante.

      Un saludo de vuelta.

    1. Un enlace que no obvia la conclusión del artículo. Otra cosa sería la incorporación masiva del juego como solución a todos los problemas educativos. Algo que, por lo visto, ya está sucediendo -al menos a nivel de literatura sobre el tema-.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link