Los blogs educativos molan

Se han finiquitado los premios “peonza” a los mejores blogs educativos. Quizás a la asociación que los montaba, le interese más dotar de visibilidad a las prácticas “innovadoras”. Es su opción como asociación privada pero, por suerte, aún son/somos muchos los que creemos en las bondades de algo que para muchos ya se habría muerto hace años. Los blogs educativos desaparecen con más profusión que se crean pero, quizás eso solo sea la percepción de los que navegamos habitualmente por las redes sociales. Redes donde se destila concreción y, por desgracia, falta de reflexión posterior acerca de noticias que, un día tras otro, nos dan de qué hablar. Además, seamos sinceros… resulta bastante curioso que, aumentando el número de libros sobre educación que se publican en los últimos tiempos, sea precisamente el modelo del compartir libremente (en formato reflexión acerca de ese ámbito) el que más se esté resintiendo. Bueno, algunos deben vender muchos libros. Otros, como ya sabéis, no nos da ni para horchata. Es lo que tiene escribir mal o, saber venderse aún peor.

Fuente: ShutterStock

Los blogs educativos a mí me molan. Me encanta ver que aún hay determinados docentes que siguen manteniendo vivas las llamas de sus blogs. E, incluso, me llego a emocionar cuando alguno de esos blogs que seguía hace tiempo retoma sus publicaciones. Eso sí, las mismas de forma mucho más espaciada. Algunos, por desgracia, reconvertidos en un simple escaparate de qué hago, qué presentación he utilizado en la charla tal o cual o, simplemente, algunos que ya solo venden publicidad o metodologías según lo que les indique el mejor postor. Pero aún así sigue existiendo, por mucho que a algunos les pese, lugares para pasarse y leer. Y encontrar auténticas maravillas si uno sabe buscar bien.

El intento de volver anónimos los blogs educativos es el interés que subyace de control por parte de unos del discurso educativo. Cada blog que abre, es una posibilidad de cuestionar chiringuitos. Cada opinión es alguien que no quiere seguir una determinada corriente. Cada vez que uno expresa ciertas cosas, de forma independiente, es un valor añadido a la mejora educativa. Ya sé que no solo hay blogs donde se reflexiona acerca de la educación, pero alguien debe hacer competencia a las páginas económicas de los medios.

Claro que el discurso de las modas educativas vende muy bien. Claro que hay grandes compradores interesados en el asunto. Lógico que algunos quieran ver desaparecer los blogs que les hacen sombra porque, al final, lo fácil es escribir un tuit. Lo complicado es intentar perpetrar una argumentación más sólida, sin faltas de ortografía, en un blog. Y que nadie me diga que es por pereza porque hay “hilos” que tienen mucho más trabajo en perpetrarse.

Por cierto, una imagen no vale más que mil palabras. Hoy en día, con Instagram, las imágenes distan mucho de ser ninguna referencia de nada. Y son totalmente efímeras 😉

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment
  1. Yo también me siento ligado emocionalmente a ese premio que me acompaña desde que empecé mi labor docente. Los blogs son herramientas que sirven para varias metodologías. Creo que Espiral lo que hace con este cambio es poner en foco en la metodología y quitarlo de la herramienta. El problema que yo veo a este planteamiento es que las modas pedagógicas son cambiantes, al igual que sus neologismos, siempre en inglés. Yo agradezco mucho a la asociación Espiral por el premio que concedió mi blog el año pasado y les pediría que recapacitaran la posibilidad de mantener el premio específico para blogs, aunque además añadan nuevas categorías. Ya sé que el blog hoy parece que esté pasado de moda, pero no siempre lo más “trending” es lo más “cool” en “learning”

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
10 Compartir
Compartir10
Twittear
+1
Compartir