Los caradureitors

Hoy me ha dado por preguntarme acerca de esos tipos que se montan webs para difundir el trabajo de otros y sacarse una pasta por ello. Bueno, sumemos a lo anterior aquellos que dan charlas de experiencias que han tenido terceros. Uno supongo que lo entiende mejor si habla de ligues de otros o, simplemente amigos imaginarios que no existen a los cuales algunos acuden a menudo. Ya, lo sé. Me da por plantearme muchas cosas, pero es lo que tiene el calor asfixiante y esa gotilla que, entre cuello y columna va resbalando sin prisa pero sin pausa hacia su lugar de reposo natural. Más aún en pensar en lindas mariposas convertidas en recursos que pululan por internet.

Fuente: Néstor Alonso

Algunos los llaman content curators o curadores de contenidos. La verdad es que, vivir del trabajo de terceros, sacando pasta por ello, es mucho de caraduras sin escrúpulos. Entiendo que se deba vivir de contar cuentos pero, al final, atribuirse la autoría de El Quijote chirría en exceso. Más aún contar determinadas cosas que no cuadran con la experiencia de quien las cuenta. Bueno, supongo que el sueño onanístico cuenta como hecho fehaciente. O quizás no. Preocupa el tema de los caradureitors. Mucho más que el de aquellos que viven de edulcorar y vender su única experiencia en el aula. Dónde va a parar. Y no, el problema no es difundir lo que hacen terceros. El problema lo explica muy bien mi amigo Néstor en la siguiente viñeta.

Fuente: Néstor Alonso

No es un caso aislado el del personaje que se otorga atribución de cosas que han hecho otros. Bastante habitual es para algunos vender presentaciones en los cursos que dan en las que, curiosamente, la misma se encuentra en una plataforma de esas de terceros que las aloja, realizada unos años antes por otro docente. Bueno, eso cuando no han hecho tan mal el copia y pega de la Wikipedia en un material que usan para sus alumnos. ¿Entro en el tema de ese dossier que uno hizo para una determinada asignatura y que, curiosamente, en todos los centros está el mismo simplemente cambiando la portada y el logotipo del centro educativo? Ya, eso son caradureitors de baja intensidad pero, a quién le amarga un dulce decir que no usa libro de texto y usar los contenidos pirateados de los mismos. Que las fotocopias aún siguen sacando humo. Y no poco. Están más calientes a principios de curso que la furgoneta esa de los «malacotones» en plena campaña. El copyright ya sabemos que es algo que algunos se pasan por el forro. Bueno, eso cuando no se lo pasan automáticamente a contenido propio o, en caso de contenido Creative Commons, lo transforman en maravilloso copyright.

No hay nada nuevo bajo el sol. Bueno, hoy algún personaje corriendo a mediodía a ver si consigue espicharla. Más allá de eso, toca recordar que prácticamente todo está inventado y, si no lo está, pocos tienen la capacidad de inventar algo. Lo máximo es ese remix en el que, como mínimo, podríamos ser sinceros y decir de dónde estamos sacando las cosas. O, al menos, intentarlo porque, al final, está muy feo esto de ser un caradureitor por mucho que mole el anglicismo. Como bien sabéis, los anglicismos en educación molan. Molan mazo.

Bueno, a pesar de lo anterior, siempre hay cosas muy difíciles de copiar 😉

¿Por qué flippear? En 1 minuto. BEATRIZ CERDÁN

Me encantan las vacaciones porque no me lee nadie. Y si alguno lo hace, no me hago responsable de ninguna de sus reacciones ante lo que escribo. Cosas que pueden copiarse y piratearse (remezclando la mayoría de ellas) hasta la saciedad. Eso sí, no me seáis malotes y respetadme la autoría (con la incapacidad de sacar beneficio por ello). No como esos que cogieron mi libro y lo pusieron a la venta en su portal. Esos eran unos caradureitors del copón.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link