Los docentes andaluces no saben hacer la o con un canuto

Creo que no os va a venir de nuevo que, la principal causa del fracaso escolar en Andalucía y los resultados, por mayoría absoluta de partidos corruptos en esa Comunidad histórica, es debido a que los docentes andaluces son unos auténticos analfabetos. Todos sabemos que es entrar en un centro educativo andaluz y ver cómo hay una cantidad enorme de supuestos profesionales, que entre pronunciación indecente con comida habitual de vocales, salivan mientras intentan coordinar la movilidad de sus miembros para ir a dar clase. Bueno, ellos no dan clase. Prefieren tumbarse al lado del pajar, ponerse el típico mondadientes en la comisura del labio y aderezar, esos momentos de asueto (porque dar clase va a ser que no) con alguna guitarra, un quejío o, simplemente, alguno de esos zapateados. Que el andaluz, ya sabemos de toda la vida, que es vago y vividor. Pues los docentes, encargados de perpetuar esa infame raza de vagos, no van a ser menos.

Fuente: ShutterStock

Los docentes andaluces escriben guevo con ge, dicen que dos más dos son siete y se permiten, dentro de su infinita inanición intelectual, justificar la caída de una manzana del árbol con el efecto del gitaneo. No olvidemos que lo de mangantes lo llevan en el ADN. Son mala gente. Son tipos y tipas insulsos y, ya no digamos la falta de mentes brillantes en una Comunidad marcada por la dejadez intelectual. Una pandilla de personajes que, más allá de ser incapaces de ver nada más que porno en su ordenador o intentar hacer la Primitiva (con tantos números ya tienen sus problemas), solo se dedican a poner la mano a final de mes mientras sus alumnos se estrellan en PISA. Bueno, en PISA y en cualquier cosa que se pretenda. No lo olvidemos jamás… un niño andaluz siempre va a estar décadas retrasado frente a otro madrileño. Así que imaginaos frente a un catalán o un vasco. El acabose. Más allá de Betis y Sevilla no tienen ni media neurona activa. Ni los niños ni sus supuestos formadores a los que, como todos sabéis, les regalan las oposiciones tan solo sean capaces de contar chistes con gracia. Es lo que tiene el salero. Encubre la miseria intelectual.

Como bien nos dijo la ex Ministra Tejerina, los niños andaluces son tontos, cortos y muy retrasadillos. A los docentes, con derecho a voto, no se atrevió a ofenderlos porque, como he dicho antes, también hay cafres de esa profesión y terruño, que les votarán en las próximas elecciones pero, seamos sinceros, ¿alguien cree que no piensa que los docentes andaluces no saben hacer la o con un canuto?

Yo no dudo de su capacidad de escribir en serio el artículo irónico que me he marcado hoy. Ni lo dudo de ella ni de muchos otros personajes que, dedicados o no a lo política, con estas cosas lo único que demuestran es que son unos auténticos retrasados. Y no hay pocos.

Un post dedicado a mis grandes compañeros andaluces con los que comparto y he compartido curro y, a todos aquellos que trabajan en esa Comunidad (hayamos o no interactuado en las redes).
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

7 Comments
  1. Un saludo desde Almería y ya sabes, si alguna vez vienes por aquí basta un tweet para quedar. Total preferimos irnos de tapeo a trabajar. @profesorpfa

    1. Me lo apunto Pedro. Andalucía es mi gran desconocida. Sinceramente, salvo una excursión de fin de curso con chavales a Granada, no conozco nada más. Siempre digo de bajar y, por hache o por be, jamás se ha podido. Yo también prefiero el tapeo y soy catalán 😉

  2. Véase la demagogia para desviar el mensaje real, que el nivel de los alumnos es muy bajo. Para no reconocerlo y evitar cargar hacia una administración de izquierdas que lleva décadas gobernando el territorio, vamos a tirar de corporativismo a ver si así despistamos al personal. Susana ý Bonilla salieron con ese provincianismo victimista de ataque a lo andaluz, el articulista con el ataque al gremio, igual de provinciano, que no se pregunta por las razones evidentes del atraso educativo andaluz.

    1. ¿Hay cosas por mejorar en la educación andaluza? Claro que sí. Al igual que en la de Valencia, Madrid, Baleares o cualquier otro territorio. Nadie excusa lo anterior y sí dos cuestiones sangrantes: la necesidad de ceñirse a unas pruebas sesgadas para uno interpretar en función de sesgos políticos y, lo que es más grave, usar la demagogia para hacer política en contra de las Comunidades que no gobierna uno. Creo que mi ataque, por cierto, dista de serlo a nada y, por cierto, antes de hablar de mi «corporativismo» deberías leerme más. Bueno, comentas bastante pero, sinceramente, te recomiendo un mejor análisis, que diste de tus prejuicios ideológicos claros, de lo que estás leyendo 😉

      Un saludo de un provinciano catalán, ahora afincado en Valencia.

  3. Convertir el comentario de Tejerina en un agravio a los profesores y a los niños andaluces no es provinciano, estoy de acuerdo. Es un navajazo trapero, sea en una urbe o en un pueblecito.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link