Los docentes no deberían crear sus propios materiales

Otra vez toca caerse del guindo. Esta vez en el tema de la creación de materiales educativos y, en lo supuestamente satisfactorio, que es usar recursos propios para nuestras aulas. Meeec, error. Estamos pervirtiendo nuestro objetivo como docentes desde el momento en que asumimos una faceta que no nos toca. Los docentes no debemos crear contenidos. Los docentes, por mucha herramienta que facilite las cosas, no estamos capacitados para crear contenidos. Es triste decirlo pero es la pura realidad.

Fuente: http://www.bloguismo.com
Fuente: http://www.bloguismo.com

Muchas veces se nos ha vendido la necesidad de crear recursos de aprendizaje. Sí, nadie mejor que nosotros sabemos las necesidades de nuestros alumnos pero, ¿realmente un material hecho por uno que no sabe hacer materiales va a ser mejor que el realizado coordinadamente por gente con conocimientos técnicos y docentes de a pie? Estamos perdiendo el rumbo. Ahora con lo de la Flipped Classroom ya no sólo hemos perdido el rumbo, ya nos hemos pensado que somos los grandes expertos en publicar vídeos y realizar montajes para que nuestros alumnos puedan visualizarlos en sus domicilios. Lamentablemente, algunos no han entendido aún cuál es la función del docente. Y la función del docente es que nuestros alumnos aprendan. Lo de crear contenidos o materiales ni es positivo ni productivo. No es sólo el tiempo en su realización, es la calidad de los mismos. Una calidad cuestionable por la incapacidad técnica en su realización. Que si todo fuera tan fácil la mitad de los negocios creativos de este país desaparecerían. No nos quejemos de los expertos en educación que nunca han pisado un aula cuando nosotros estamos asumiendo roles que no nos tocan.

Soy de los principales detractores del material educativo homogéneo pero, ¿no os dais cuenta que cuando elaboramos material para los chavales estamos haciendo lo mismo? Que cuando les ponemos un vídeo para casa que hemos realizado de forma chapucera estamos suponiendo que todos nuestros alumnos tienen las mismas capacidades y posibilidades a la hora de entenderlo o reproducirlo. Porque yo, sinceramente, siento vergüenza ajena al ver ese tipo de homogeneización. Más aún al ver la calidad de algunos vídeos de docentes que, amparados bajo los aplausos de algunos de sus compañeros, publican en abierto. Muchas horas de trabajo para crear auténticas chapuzas. Sinceramente, cada vez le veo menos sentido a lo anterior habiendo excelentes profesionales con buen equipo de trabajo que han publicado cosas fantásticas.

¿Cuántos docentes están ahora haciendo apps para sus alumnos? ¿Cuántos están dedicando horas a precio de esclavo a crear vídeos u otros materiales para el aula? ¿Cuántos realmente se están planteando que, al final, lo que están pervirtiendo es el sentido de lo que debería ser la docencia -sí, la educación- para convertirla en un despropósito de crear y crear sin ningún sentido?

Lo siento, lo de crear los materiales es algo totalmente estúpido y poco productivo. Ni los días tienen tantas horas como para hacerlo ni, por desgracia, creo que sea nuestra función como profesionales de la docencia. Quizás esté equivocado pero mi estómago cada vez genera más ácidos al ver como cada vez hay más docentes que pierden el tiempo haciendo cosas que no les tocan.

Por cierto, el siguiente tuit de Juan José de Haro resume claramente, y de forma mucho más concisa, lo que he querido expresar en algunas palabras más…

Fuente: Twitter
Fuente: Twitter
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

29 Comments
  1. Es verdad que el docente no tiene ni debe porque crear todos sus materiales, como bien dices , existen muchos materiales ya creados o que crearán profesionales más técnicos que tienen muy buena calidad. Pero.. Y si no encontramos aquello que estamos buscando? Y si no transmiten lo que queremos transmitir? Estamos en un momento de cambio donde el docente tiene mucho que decir, pues puede, y solo puede, que si nosotros creamos materiales atendiendo a lo que realmente queremos hacer llegar a nuestros alumnos, estos profesionales técnicos que hacen las cosas mil veces mejor que nosotros, también reflejen eso que los docentes hemos machacado en más de mil vídeos un poco chapuceros. El docente del mañana debe de estar preparado, y entre otras cosas tiene que tener capacidad para poder crear sus propios materiales educativos, aunque luego no tenga que usar ese “poder” por obligación.

    1. Cuando hablo de la no necesidad del docente de crear materiales me estoy refiriendo a la moda actual de querer reinventar la rueda, bajo unas premisas falsas e, incluso, perdiendo de vista el sentido de lo que significa la profesión de docente. Hay miles de materiales en la red -unos buenos, otros mejorables y, finalmente, por desgracia, una gran cantidad pésimos- y, es por ello que la función del docente debería consistir en adaptar los materiales a sus necesidades y saber gestionar las necesidades de sus alumnos. No, no es cuestión de estar más o menos preparado para crear o usar herramientas multimedia de producción a nivel profesional, es tener muy claro qué supone ser docente. Y ser docente no consiste en la realización de vídeos para flipear la clase, ni en maravillosas presentaciones llenas de texto y, aún menos, en jugar a hacer apps cuya calidad e utilidad, más allá de la satisfacción que a uno le puede suponer tener un icono propio en su dispositivo móvil, es bastante más que cuestionable.

      Un saludo y gracias por comentar.

      1. Felicidades por el artículo. Cada vez me gusta más el blog, no porque esté de acuerdo -que también-, sino porque me hace reflexionar.
        A estas alturas me parece ya obvio que los materiales de los profesores no son de la calidad de los editoriales. Lo digital abre más la “brecha” técnica entre lo realizado por profesores y por editoriales. En los comentarios no he visto que nadie te dé la razón, pero después de navegar cientos de horas por recursos y webs de profesores, no tengo duda de ello.
        Pero creo que no respondes al primer comentario:
        – ¿Qué opinas de los creadores de powerpoints? ¿de esquemas y demás?
        – Si un profesor tiene el nivel suficiente para hacer materiales profesionales, ¿debe hacerlos? ¿debe el profesor del futuro “dominar” las TIC? ¿debe el profesor crear su esquemas o presentaciones si no encuentra lo que busca? ¿debe el profesor escribir sus propios apuntes de bachillerato?
        – La verdad que en los comentarios has hecho varias matizaciones conceptuales, y al final no me ha quedado claro a que te refieres (por ignorancia mía), por ejemplo, con “reinventar la rueda”. Sé que no es políticamente correcto, pero te citaré tres casos de éxito:
        o http://www.eldiario.es/andalucia/cadiz/Lucero_0_475602681.html
         Un profesor realiza sus propias explicaciones del tema en su casa. Calidad del vídeo: alta, buen acabado.
        o https://www.youtube.com/user/Cliphistoria
         Un profesor fragmenta películas históricas de España y las sube en pequeños vídeos que ilustran la historia de España. Simple pero un recurso muy útil.
        o http://esquemasdehistoria.blogspot.com.es/
         Un profesor realiza presentaciones ofimáticas y esquemas de una calidad extraordinaria por su claridad expositiva.
        Ahora yo te pregunto: ¿esto es o no es correcto? ¿es el papel del profesor?
        Con ánimo “constructivista”, un saludo.

        1. En ningún momento estoy diciendo que los materiales de las editoriales sean mejores que los que pueden realizar los docentes. Simplemente he dicho que las posibilidades técnicas y a nivel de horario de los docentes son limitadas y, es por ello, que en ocasiones el material que puede crearse -dentro del boom que parece que todo el mundo deba crear sus propios materiales- se está inundando la red de material de dudosa calidad. Y no, como he dicho anteriormente, también hay editoriales que realizan un material nefasto o demasiado homogéneo y poco actualizable (léase libros de texto) para ser de utilidad.

          En cuanto a las respuestas a las preguntas que me planteas voy a intentar ser breve y conciso (algo, reconozco, difícil en mí).

          – El PowerPoint como herramienta no deja de tener su validez. El problema es cuando usamos el PowerPoint como núcleo de la explicación -y eso es lo que sucede en el 99% de ocasiones en las aulas-. Y ya si entramos a la concepción de lo que debería ser un PowerPoint, descubriríamos aterrados que en algunos hay más letra que en alguna de esas trilogías que tanto gustan. En cuanto a los esquemas veo más necesario enseñar a los alumnos a que sepan crearse los suyos que a dárselos masticados. Sí, hay herramientas fantásticas para esa creación pero, sin entender qué es un esquema, las herramientas por bonitas que sean darán unos resultados mediocres.
          – Si un profesor tiene el nivel suficiente -y las ganas- para hacer sus propios materiales no hay ningún inconveniente en que los haga. A pesar de ello, lo mejor, es adaptarse a las necesidades de los alumnos y, por desgracia, el material en ocasiones se convierte en un objetivo. Y no, esa no es la función principal del docente.

          Finalmente, en referencia a los ejemplos que me planteas, descartaría el primero por los recursos técnicos que exige y me quedaría con cualquiera de los dos siguientes. No, no los he visto pero sí que adoptaría el vídeo como una herramienta complentaria al proceso de enseñanza-aprendizaje por su potencia.

          Un saludo y no sé si te he respondido a lo que me pedías en el comentario. Espero haberlo hecho -al menos en parte-.

          1. Sí, has respondido. Muchas gracias por el tiempo tomado para responder. Con “calidad” me refería a la calidad desde el punto de vista técnico, no pedagógico (por intentar ser escueto me expresé mal).

            Hablando de calidad, un buen tema del que escribir un post es el Sistema de Calidad en los centros educativos… no sé si has tenido la “suerte” de trabajar en alguno.

            ¡Chao!

  2. Hola, es refrescante leer esto que dices y lo que dice Juan José de Haro. Creo que es necesario que las escuelas puedan contar con especialistas en muchas áreas que ahora mismo recaen sobre los hombros docentes. También creo que hay limitaciones “de diseño” en el sistema escolar que dificultad la integración de profesionales que no sean profesores (hace muchos años fui orientador en un tiempo en el que pasabas años hasta que conseguías considerarte “dentro” de tu escuela, además de echar de menos la incorporación de trabajadores sociales e incluso médicos, un tiempo en que “como no eres profesor…”).

    Con respecto a la creación de materiales, lo mismo. No podemos pedir ni esperar que por el hecho de que ciertas cosas se puedan hacer ahora con la ayuda de un ordenador (diseño gráfico, edición de vídeo, aplicaciones, etc.) todos seamos automáticamente diseñadores gráficos, directores de documentales y un largo etcétera. Pienso que necesitamos equipos de trabajo con distintos expertos técnicos.

    De hecho, cuando buscas por la web recursos encuentras muchísimo que deja bastante que desear en cuanto a realización, tanto por contenido como por acabado. Como diseñador gráfico, que también soy, me chirría mucho que haya materiales mal hechos, incluyendo cosas tan básicas como que los alumnos puedan tener espacio para escribir, que las ideas estén mal ordenadas, que las imágenes sean “monas” pero no útiles y un largo etcétera. Y me chirría también el tiempo dedicados por profesores a crear esto, no tanto por el contenido en sí como por el hecho de darle forma, en lo que pierden muchísimo tiempo (diría que el 80% como mínimo) para tener un resultado que no va a funcionar.

    Con todo, creo que parte del trabajo de la docencia incluye identificar, recopilar y, en su caso, generar materiales, pero la situación ideal sería que contase con la ayuda de personas expertas capaces de plasmarlos de forma eficaz en un medio.

    Gracias por el texto.

    1. Creo que abarcar en exceso o diluir las tareas profesionales de uno hace que, al final, resulte cierto el dicho de quien mucho abarca, poco aprieta. Esto sucede, como bien dices, no sólo en referencia al diseño de los materiales (no, un docente no tiene la misma capacidad creativa que un creativo). Además, resulta curioso tal como remarco en el artículo que, curiosamente, venga de esos detractores del intrusismo profesional la necesidad de hacer intrusismo en otros campos.

      Los tiempos son los que son y deberíamos -y aquí hablo como docente- priorizar nuestras tareas. Unas tareas que consisten en personalizar al máximo los aprendizajes de nuestros alumnos y ayudar, dentro de nuestras posibilidades, a la adquisición de espíritu crítico y de conocimientos que les permitan un futuro desarrollo personal y profesional. Más allá de lo anterior creo que estamos confundiendo conceptos. Y sí, toda la razón en que por cada cien materiales que se publican en la red, aprovechables no se llega al 5%. No es una crítica a la creación de materiales, es la necesidad de replantear qué queremos hacer y para qué.

      Otra cuestión es la capacidad de adaptar material que ya existe para poder ser usado en nuestras aulas. Algo imprescindible para el docente actual que muy poco tiene que ver con la creación de vídeos a mansalva, presentaciones o apps que, por desgracia, tienen una utilidad demasiado cuestionable.

      Gracias a ti por el comentario y la interacción en las redes.

  3. Completamente de acuerdo, estoy en el proceso de innovar en mis clases, me gustan las clases invertidas, me ayuda a acercarme a los alumnos, sin embargo hay una gran pérdida de tiempo en la preparación de materiales. Preparo apuntes, google site, google drive, ejercicios prácticos, ejercicios teóricos, y sin vídeos, no es preciso tener vídeos para acercarse a los alumnos, con las referencias a páginas web, blogs, dinámicas, también libros de texto, que estoy desarrollando mis clases. Los vídeos es otra forma de que los alumnos tomen contacto con la unidad didáctica a tratar, y poder observar como se defienden ante los retos planteados, pero no la palanca principal para el desarrollo de las clases y la atención hacia el alumno. Hay que emplear todos los recursos que tengamos a mano, con creatividad e imaginación, para así poder acercarnos al alumno. Mucho trabajo que espero poder rentabilizar en otros cursos, para así perfeccionar conforme voy caminando en el arte de la enseñanza. Un saludo.

    1. En el comentario dejas bastante claro lo que tenía en mente a la hora de escribir el artículo… “hay que emplear los recursos qeu tengamos disponibles”. Recursos que, por cierto, son muchos y que deben ser personalizados para cada alumno. La creación de materiales en bruto tiene mucho de cuestionable al ser, en la mayoría de casos, un esfuerzo que no compensa y que no va hacia el objetivo real de nuestra profesión. Eso sí, una cosa es la creación de materiales y otra muy diferente el diseño de actividades. Algo que sí que debería ser el objetivo básico de ese tiempo que, a menudo, destinamos a elaborar lo que ya está elaborado de una forma mucho más chapucera que, por mucho que nos llene de orgullo personal, tiene muchas contraindicaciones 🙂

      Un saludo y muchas gracias por dejar tus impresiones.

  4. Tienes razón, pero por desgracia no contamos con los medios para pagar esos recursos, por lo que toca hacer uso de la inventiva si quieres llevarlos a cabo. Y ya quisiera contar en el centro con personal cualificado, porque cuando me toca hacer de enfermera…no recuerdo haber estudiado nada parecido en la carrera, pero con los peques no hay otra. O lo haces tú o….lo haces tú.

    1. Llevas razón. La inexistencia de recursos -y me refiero a nivel técnico y humano- hace que, en ocasiones, nos veamos abocados a hacer cosas que no deberíamos. Sí, por desgracia, cuando estás en un aula y no dispones de los medios toca hacer lo que puedes con lo que tienes. Tristemente, lo anterior también es sistémico porque en un centro educativo nadie debería estar solo. Y esa soledad es la que lleva a que no haya soluciones globales y, a veces, a una sensación muy poco agradable.

      Eso sí, lo que comentas es bastante tangencial a lo que planteo en el artículo. Un artículo donde hablo de la necesidad de crear a toda costa que se ha instalado en la profesión y que, por desgracia, en ocasiones, impide ver el árbol que nos interesa tras el bosque plagado de recursos de obsolescencia rápida de calidad cuestionable.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  5. La verdad me parece algo ofensivo generalixar hablando de materiales que son chapuceros….Creo que se debería agradecer a muchos profesionales por las horas invertidas tanto en materiales digitales como en juegos o recursos didácticos que le dan 10.000 ,vueltas al material creado por expertos que trabajan para editoriales.
    Gracias a todos aquellos docentes que se preocupan por sus alumnos y crean materiales para reforzar contenidos o para repasar.
    Podríamos debatir también sobre lo chapuceros que son algunos libros de texto que son de pésima calidad.

    1. Vamos a ver… ¿hay materiales chapuceros o no los hay? ¿Hay materiales colgados en los repositorios institucionales que dan vergüenza ajena o no los hay? ¿Realmente todos los materiales son buenos? Y sí, al igual que hay libros de texto u otros materiales creados por la administración o empresas privadas de mejor o peor calidad, hay materiales creados por docentes que siguen las mismas normas.

      Por cierto, agradecería que no mezclaras el tema de los contenidos con el de los materiales. Una cosa es la cuestión conceptual y otra muy diferente el abordaje del aprendizaje de nuestros alumnos.

      Una aclaración final… no es una crítica al docente que crea y comparte, es una reflexión acerca de lo que debe ser la profesión docente y como, en ocasiones, estamos pervirtiendo el fin último de la misma.

      Saludos y gracias por el comentario pero creo, después de releerlo, que confundes el sentido del artículo.

  6. El problema surge en el momento en el que el docente no está capacitado para crear determinado material, como está sucediendo en todo lo relacionado con las TIC en general.
    No es que defienda la creación de material por parte del docente, por desgracia, la mayoría tiene un “tufillo” que lo convierte en terrorífico, sin embargo, me gustaría saber cuáles son las que consideras “funciones del docente”, para que dentro de las mismas no entre la de elaborar material. En mi caso, soy especialista de AyL y según la propia ley una de mis funciones específicas es crear material, así que no solo debo hacerlo por las necesidades cambiantes que cada año presente mi alumnado, sino que entra dentro de la función docente por la que se me paga.

    1. La función básica del docente creo que está bastante clara: usar los mejores recursos disponibles para poder personalizar el aprendizaje de sus alumnos. Una vez dicho lo anterior convendría matizar en que no es lo mismo el diseño de actividades educativas que el de material en bruto. Actividades que, por cierto, pueden realizarse con un simple papel y un boli e, incluso, con unos pequeños pasos anotados en una pizarra con esa tiza blanca que algunos tanto odian.

      En referencia a las cuestiones legislativas, no conozco ningún párrafo que diga que el docente debe crear su propio material ya que dice textualmente (con algunas variaciones según especialidad y/o etapa educativa) que el docente debe ser quien “use el material adecuado a cada situación para favorecer el aprendizaje de sus alumnos”.

      Un saludo y gracias por comentar.

  7. Hola Jordi. Tú eres docente/maestro? Has estado ante 59 miradas? Ante 20? Ante 10 pero con gente que tiene edad de 40 a 60 años? Ante estudiantes asaltados dos horas antes de clase? … Hay más preguntas. Por el momento solo esas. … Saludos cordials!

    1. Hola “anónimo” (me gustaría, por cierto, pedirte que no uses el anonimato para comentar porque cuesta establecer una relación de tú a tú). Soy docente y he estado con alumnos mayores que venían a sacarse un título de FP. Supongo que con eso respondo a las preguntas, pero no me queda clara la relación con el artículo 🙂

      Un saludo de vuelta.

  8. Dices lo siguiente: “Creo que abarcar en exceso o diluir las tareas profesionales de uno hace que, al final, resulte cierto el dicho de quien mucho abarca, poco aprieta.”… Me gusta que hagas reflexionar al colectivo, pero a veces tus sentencias dicotómicas parecen solo querer provocar sin dar opción al debate, ni tan solo a la duda.
    Qué te parecería si te dijese que debes apretar poco en tu labor docente porque abarcas mucho con tanto post?

    1. Si no quisiera debate no dejaría abierto el blog a comentarios ni me dedicaría a responderlos (incluso a aquellos que, como tú, se esconden bajo el anonimato). Nunca las sentencias son cerradas. Eso sí, las opiniones sobre lo que creo que está bien o está mal -dentro de mis limitaciones personales- son las que son. Es por ello que me gusta el debate y, en ocasiones, poder matizar mi punto de vista.

      ¿Qué me parecería tu frase? ¿Sinceramente? Creo que eres un poco gilipollas para personalizar de esta manera un debate que está siendo bastante interesante. Eso sí, con todo el cariño del mundo 🙂

  9. No creo que sea blanco o negro, todo depende. La herramienta TIC siempre tiene que ir detrás del objetivo de aprendizaje, y muchas veces no hay material adecuado para ese tema o lección, y es preferible crearlo a usar uno que no encaja o es confuso para los chavales. Claro que sería más fácil si hubiese un cuerpo de expertos a nivel estatal que se dedicase a producir material TIC de acuerdo a las necesidades. Pero entonces las editoriales no ganarían tanto dinero…:)

  10. El profesor sigue siendo profesor mientras crea, si dejas de crear te conviertes en un robot… Los materiales los adaptas a tus alumnos y a sus necesidades, no al revés…¿Estamos locos o qué? Aunque puedo entrender lo que quería transmitir el autor… y es algo más que peligroso…

  11. Saludos,

    Estoy de acuerdo en lo fundamental. Yo mismo me miro y veo cuántos conocimientos técnicos no poseo a la hora de querer crear algo único para mis estudiantes que no me provee ni el manual, ni las TIC ni otro profesor. Es cierto, hay materiales chapuceros. Crear y publicar contenidos con calidad no es nada sencillo y es mejor apoyarse en lo que se cocina en las editoriales, pero sin frustrarse y quedarse en esa comodidad. Con humildad y ganas de querer seguir haciendo cada día mejor nuestra misión docente, que es la principal, el guiar y mostrar y abrir el apetito de aprender para enfrentarse al cruento mundo que les espera ahí fuera, los maestros y profesores tienen la obligación de aprender a crear, igual que debe evaluar, crear rúbricas, corregir exámenes con parámetros objetivos, etc.

    Siempre un gusto leer y aprender de las opiniones que enriquecen el debate. Humildemente estoy compartiendo algunos materiales en varios formatos (test en formularios, quizes, PDF descargables y kahoots) en mi web: http://www.profesorplans.com

    Linda semana.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir