Los peligros del reduccionismo educativo

Cada vez son más los docentes que apuestan por supuestas metodologías activas para luchar, según dicen, contra la falta de profesionalidad que supone la clase magistral. En numerosas ocasiones he discrepado con el concepto porque creo que, ni se sostiene la contraposición metodología activa a clase magistral ni, por desgracia, se tiene en cuenta en qué consiste realmente esa clase magistral que tanto se desprecia. Claro que tengo claro el exceso curricular de algunas etapas y asignaturas. Claro que si por mí fuera pondría un poco más de sentido común al hecho de que, en muchos casos, repetimos ciertas cuestiones sin enfocar el aprendizaje de forma global pero, de ahí al reduccionismo educativo que postulan y aplican algunos va un largo trecho.

Todos sabéis de mis dudas acerca del movimiento flipped. No es solo ver cómo algunos intentan reducir la información a vídeos cada vez más escuetos, más básicos y con un menor contenido. Es comprobar como, al final, lo de ese fenómeno de masas (bueno, por suerte a la mayoría de centros educativos no llega ni se intuye que lo haga), mediatizado hasta la saciedad, cuenta con dos premisas básicas: la autojustificación del modelo mediante la crítica descarnada y falta de argumentos a todos los que no usan esa metodología y, lo que es peor, a negarse a denominar deberes a ver unos vídeos en casa. Y ya cuando pasa lo siguiente es que uno se pone a preguntarse muchas cosas…

Fuente: https://twitter.com/ubibene

Y ahí entra la clave del asunto. La necesidad de, por lo visto, centrarse en el medio o en el vídeo antes de enseñar a buscar información veraz, citar las fuentes o, simplemente, aprender lo que sucedió en un determinado momento histórico. La verdad es que reproducir en formato vídeo textualmente materiales y textos de la Fundación Francisco Franco para explicar los sucesos de mayo del 1937 es muy preocupante (fuente).

Los sucesos de mayo de 1937

Lo siento mucho, pero el tiempo invertido en la realización de estos vídeos y en el copia y pega que hay tras la mayoría de trabajos de los alumnos es algo que va más allá de ser más o menos «innovador». Más aún publicarlos como si fueran un éxito en abierto en un canal de Youtube. Pero, ¿hasta qué niveles debemos aceptar el reduccionismo de determinadas modas educativas? La creación de vídeos por parte de alumnos o docentes, salvo que sean para la realización de determinadas actividades puntuales, no tiene ningún tipo de sentido. Otra cuestión son los excelentes vídeos que están en el Canal Historia o se han grabado por especialistas con un contenido de calidad porque, sinceramente, a mí que se haya llegado a la web de la Fundación Francisco Franco para explicar algo de la Guerra Civil, no deja de ser muy (…).

El reduccionismo educativo que subyace tras determinadas metodologías empieza ya a ser muy preocupante. Y más aún la necesidad de justificar lo injustificable.

He usado este vídeo concreto pero, cuando uno se pone a ver determinados vídeos que, seguramente con mucho cariño y esfuerzo montan docentes o hacen hacer a sus chavales dentro de esta metodología, llega el momento de preocuparse.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link