Los piratas de la Consejería de Educación andaluza

Esta mañana mientras estaba echando un vistazo a Twitter me encuentro con que uno de mis compañeros ha enlazado una web. Una web que por su título, No sin mis TIC, me ha obligado a darle un vistazo (ya que todos sabéis lo que me gusta esto de las nuevas tecnologías). Curiosamente, me he detenido a dar un vistazo a las herramientas y aplicaciones web para ver si había alguna que me apeteciera probar en este período estival y, cual ha sido mi sorpresa al ver que se trataba de un calco del recopilatorio de herramientas 2.0 que desde hace tiempo se viene documentando en este blog.

No se trata de un caso aislado. Ya son algunas las veces en las que me he encontrado con este tipo de copia y pega sin mencionar al autor original del material. Un material que, por cierto, se distribuye gratuitamente y sin ánimo de lucro tan sólo con la obligación de citar al autor y compartirlo bajo la misma licencia «libre». Uno ya está empezando a estar curtido de este tipo de actuaciones, deleznables y condenables por la falta de ética que hay detrás de las mismas.

Para más inri me he detenido a observar el maravilloso copyright que han puesto al trabajo pirateado. Otro copyright más que vulnera las licencias Creative Commons. No más importante que en las ocasiones anteriores.

Siguiendo con la investigación para ver quien era el perpetrador de tamaña ilegalidad se me ha ocurrido hacer un clic al copyright para ver quien estaba detrás de ese gran plagio y, sin poder salir de mi asombro, me aparece lo siguiente:

Es decir, que quien supuestamente hay detrás del plagio es la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Un organismo público, que ha de velar por los contenidos abiertos bajo licencias libres que tanto defiende es quien piratea y pone bajo copyright un trabajo licenciado en abierto.

Visto lo anterior… uno se queda sin palabras.

Actualización

Después de escribir un correo electrónico a los, siempre supuestamente, responsables del plagio para que rectificaran y evitaran el poner copyright en un material licenciado bajo CC, me ha llegado el siguiente mail que me permito transcribir a continuación.

Estimado Jordi:

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en el Portal García Lorca no es la propietaria de No sin mis TIC (http://nosinmistic.webnode.es). De hecho, si Ud. navega por dicho Portal, comproborá que en los Enlaces se respetan los créditos y que en la Actividades de los Centros se publican y enlazan blogs y documentos exclusivamente relacionados con la efemérides del 75 aniversario de la muerte de García Lorca.

Igual que a Ud., nos ha sorprendido negativamente que al hacer click en el pie de No sin mis TIC, el copyright remita a nuestro Portal. De hecho, nuestro departamento de informática está tratando de averiguar quién está detrás de esa página web de webnode, que le ha plagiado a Ud., que utiliza nuestro Portal sin nuestro permiso y que nos ha suplantado en su copyright. Es decir, tanto Ud. como nosotros tenemos el mismo problema. Por eso le rogaría que rectificase su entrada «Los piratas de la Consejería de Educación andaluza», puesto que lo ocurrido es totalmente ajeno a nosotros.

Atentamente,

El Departamento de Comunicación y Divulgación de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Agradeciendo el correo de su rápida respuesta me permito incluirlo aquí.

No me gustaría finalizar esta actualización sin volver a criticar este tipo de prácticas (incumplir las licencias CC) que se están dando de forma demasiado habitual en nuestro país. El conocimiento abierto siempre ha sido, y será, sinónimo de mejora educativa.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

18 Comments
  1. Desgraciadamente, no todos los docentes que usan las tIC acostumbran a indicar al menos la fuente de donde han recogido la información. Muchas veces no es por maldad, sino por desconocimiento. Piensan que todo lo que se encuentran en Internet se puede usar libremente y no hace falta ni pedir permiso ni siquiera incluir una simple referencia.

    El copyright que aparece en el clon de tu página lo incluye automáticamente webnode, un sitio de alojamiento gratuito de páginas web. Los creadores (o copiadores, según se mire) de la página han cometido dos grandes errores:

    – No aparece por ningún sitio a quién pertenece.
    – Comenten la torpeza de incluir como enlace en el copyright la página de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía dedicada a Federico García Lorca.

    No creo que la Consejería esté detrás de la web http://nosinmistic.webnode.es/ sino que más bien algún o alguna docente ha creado una página para cualquier curso organizado por cualquier centro de profesorado y has tenido la desgracia de encontrarte con que parte de su contenido ha sido «fusilado» de tu sitio web.

    1. Yo creo que es por jeta, no por desconocimiento …

      En mi centro (un centro de FP concertado), casi todos los profesores plagian sin piedad (hay honrosas excepciones). ¿Has contactado ya con la consejería de Andasulía? para ver qué excusa te dan , más que nada …

      1. Rodrigo lo que comentas es muy triste. Plagiar indiscriminadamente y, más cuando dicho plagio se perpetra por docentes o personas relacionadas directamente con la comunidad educativa, tan sólo demuestra una baja catadura moral de unos personajes que, jamás deberían permitirse entrar en las aulas de nuestro país.

        Lamentablemente lo anterior es una práctica bastante habitual. Uno también está harto de ver materiales que usan sus compañeros, corregidos con tipex para borrar el autor original y el centro donde se han realizado, que reparten sin ningún tipo de sonrojo a sus alumnos como propios.

    2. Tal como comento en el artículo no es la primera vez (ya son unas cuantas) donde observo contenido plagiado directamente sin tener, ni tan sólo la decencia de mencionar la fuente original. Puedo llegar a entender que tal cosa le suceda a alguien novel con esto de las TIC, pero lo que realmente es molesto es que tal situación se de en docentes que usan materiales «pirateados indiscriminadamente» para dar cursos de formación o que sean las propias Administraciones educativas quienes permitan el alojamiento de los mismos.

      Por tanto, y viendo el contenido de la web que ha pirateado el contenido…tan sólo me queda denunciarlo públicamente. Aunque, como todos sabemos, van a seguir haciéndolo mientras siguen, en muchos casos, cobrando por un material que no les pertenece y que, según la licencia incorporada, no puede ser usado en obras en las que se pretenda obtener un beneficio ni sin citar al autor del mismo.

  2. Spain is diferent, qué pena, cuesta poco mencionar al autor pero lo que es denunciable es que además de lo apropien como propio (valga la rebuznancia), y que sea una consejería, para más delito. La falta de ética tiene mucho que ver con los tiempos que vivimos

    1. Demasiada habitual la falta de ética a todos los niveles, aunque realmente lo que sulfura es la impotencia que se siente al ver como el plagio indiscriminado (y, demasiadas veces, no por desconocimiento) está extendiéndose masivamente en el mundo educativo.

      Es curioso leer artículos de «investigadores de renombre» cuya bibliografía es falsa y, cuyo contenido parece un calco de artículos que se hallan por la red donde, con suerte, han cambiado algún gráfico aparte del nombre del autor del trabajo original. Pero como no existe ningún tipo de fiscalización ni penalización por estas actuaciones… así nos va.

  3. Eso es algo que no entiendo. ¿Por que esa necesidad de decir que el pensamiento, lo escrito es «SUYO» cuando es de otra persona? Si no tengo ideas proprias no escribo nada, y se me gusta algo de otro, publico y menciono el autor, así de fácil!

    1. El problema de esa «facilidad» que comentas de mencionar al autor del trabajo original es que imposibilita para que uno pueda ponerse medallas que no le tocan. Estamos en lo de siempre. Una mala concepción de la ética profesional para un beneficio personal (del tipo que sea).

      El problema de lo anterior es que va a haber un momento en que las personas que intentan elaborar o adaptar contenidos (citando autorías y usando el material con los derechos con los que se publica) se van a quedar con las ganas de hacerlo por la proliferación de esas «garrapatas» faltas de ética. Y al final lo que se va a resentir es la propia producción de ese material. Cosa que va a perjudicarnos a todos.

  4. Igualmente deploro también esta práctica, estoy básicamente de acuerdo con los anteriores comentarios. ¡En Internet esto es tal fácil! que entiendo el que algunos no puedan resistirse a la tentación de ahorrarse un trabajo aprovechando el que ha realizado otra persona, así con un copio aquí, pego allá, ya tienen media página montada. Y si es un encargo, mira que fácil.

    Ahora bien, el no mencionar el autor o incluso pedir la autorización pertinente con un simple correo, que quizás hubieras otorgado con la simple condición de mencionar tu autoría, cuesta tan poco, que no merece la pena el hacer el ridículo de verse descubierto públicamente con las manos en el trabajo de otro. Claro que si tampoco firma con nombre y apellidos pues igual le dará.
    Aún así poca satisfacción de su tarea debe sentir el plagiador.

    Un saludo – Gabriel G.

    1. Llevas razón. Internet ha facilitado muchísimo el tema de los plagios, ya que ahora sólo dando a un botón del ratón podemos llevarnos cualquier trabajo y, usar el mismo en beneficio propio. Es muy fácil y, es por ello, que la ética toma una especial relevancia en nuestra sociedad digital.

      La cuestión de no mencionar al autor (y en este caso no hacía falta ni un simple correo, ya que la licencia Creative Commons del material hace que el mismo sea innecesario -a menos que se use como mecanismo de cortesía-) es muy triste. Y, lo que lo hace mucho más sangrante, es que el material se ponga bajo copyright. Otra aberración más de este fusilamiento indiscriminado.

      Finalmente, no creo que el plagiador tenga los problemas de falta de satisfacción de su tarea, ya que posiblemente se haya lucrado con la misma. Si hubiera tenido algún tipo de escrúpulo, siendo como parece alguien ya avezado en el uso de las TIC, no se hubiera lanzado a cometer tamaña tropelía.

  5. Ya está bien, con lo que nos está cayendo y encima hay que aguantar que nos tachen de falta de ética a los docentes que trabajamos con las TIC, la mayoría en estos momentos.
    Siempre existirá gente sin escrúpulos en todos los ámbitos, pero nunca se debe generalizar ni hablar tan alegremente de un colectivo que está, o mejor que estamos sufriendo tanto con los dichosos recortes.
    Y no creo que intenten ponerse “medallas”, al fin y al cabo, no son más que materiales para el provecho y educación de unos alumnos y que algunos docentes y yo creo que más por desconocimiento no saben que hay que poner la fuente.
    Un saludo.

    1. No creo que en este artículo se esté tratando de falta de ética al colectivo docente. Simplemente se denuncia un caso puntual que infringe unos derechos de publicación de unos contenidos y, se transmite la incredulidad al comprobar que «supuestamente» quien esté infringiendo dichos derechos sea un organismo público.

      Tampoco tengo constancia de que sea la mayor parte del colectivo docente quien está trabajando con las TIC. Sigue siendo una minoría los que, día a día, usan esas nuevas tecnologías en el aula con sus alumnos. La mayoría siguen usando los mismos mecanismos transmisivos del siglo pasado (con mayor o menor acierto, ya que las TIC no mejoran por ellas mismas el aprendizaje).

      No es problema que se use el material que se publica en este blog (porque todo está publicado bajo licencia Creative Commons) pero, lo que no se puede tolerar es que dicho material se use con ánimo de lucro (para dar un curso por lo que algunos seguro cobrarán) sin citar a la fuente del mismo. Es un error que alguien novel podría cometer (y sería disculpable) pero tengo muchas dudas en que alguien que haya ensamblado una web como la que realiza el plagio (y que pone bajo un maravilloso copyright) posea esa característica. Un plagiador que, supuestamente, se trata de la propia Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

  6. Una vergüenza que una Consejería de Educación plagie. No se puede permitir.

    De todas maneras, Xarxatic, puedes estar muy orgulloso de tu trabajo con materiales TIC, por algo lo plagian. Enhorabuena, y sigue por ese camino, no desesperes. Gente como tú anima a trabajar con ilusión en estos tiempos tan difíciles para los funcionarios y para la enseñanza en general.

  7. Antes de escribir este tipo de artículos sensacionalistas, hay que documentarse:

    – La Consejería de Educación es el autor del portal conmemorativo del 75 aniversario de Federico García Lorca.
    – La Consejería de Educación no tiene relación alguna con la empresa Webnode, propietaria de la herramienta de creación de sitios web.
    – La Consejería de Educación no tiene relación alguna con el blog http://nosinmistic.webnode.es/

    ¿qué es lo que os hace pensar que la Consejería de Educación se dedica a plagiar?

    Si alguien ha plagiado aquí, será el autor del blog http://nosinmistic.webnode.es/

    No entiendo dónde veis la relación con la Consejería de Educación. O ¿acaso por poner en el pie, bajo el literal «© 2011 Todos los derechos reservados.», la web del portal conmemorativo del 75 aniversario de Federico García Lorca implica que la propiedad de este blog es la Consejería de Educación? La respuesta es NO, obviamente.

    Xarxatic, si tanto te gustan las nuevas tecnologías como dices, debes estudiarlas más a fondo, porque has generado una polémica en la que involucras a la Consejería de Educación y por extensión a la Junta de Andalucía, sin ni siquiera haberte preocupado a consultarlas previamente. Por si todavía no entiendes lo que ha pasado aquí, te propongo un símil a ver si te enteras y no disparas a todo lo que se te pase por los ojos:

    1.- Busca en Google las palabras «herramientas 2.0 tic» y pulsa en el cuarto enlace que te aparece (sí en cuarta posición aparece, el de la primera posición, fíjate que casualidad que SÍ es la Junta de Andalucía).
    2.- ¿Llegaste a este blog verdad? Pues denuncia públicamente que Google está plagiando tus contenidos y añade que no te esperabas que una multinacional de la envergadura de Google se dedique a este tipo de ilegalidades, que es vergonzoso todo esto y que así no llegamos a ninguna parte y bla bla bla (sustituye estos bla bla bla por toda la demagogia y sensacionalismo que quieras).

    Espero que te tomes este comentario con cierto humor, porque verdaderamente esto es una chorrada como la copa de un pino.

    1. Señor «indignado». Me cuesta mucho dirigirme a alguien que actúa desde el anonimato y, que parece ser que haya obviado el fondo del post para quedarse sólo con lo más superficial. Una superficialidad que, quizás ha sido en parte culpa mía por el titular incorporado al post. Una culpa que podría existir pero que se difumina si alguien se dedica a leer el artículo (junto con su actualización).

      Cuando alguien se dedica a hacer un plagio (y eso no es lo más importante que se denuncia en el artículo) y pone bajo copyright un contenido de libre distribución y difusión (eso sí que es lo importante), lo que cualquier persona hace es echar un vistazo a quien se esconde detrás del mismo. En este caso, parecía que supuestamente (y conviene remarcarlo porque es una palabra que he usado en el artículo) haya sido una Consejería de Educación en uno de sus múltiples proyectos quien haya perpetrado tamaño atentado.

      Finalmente, tan sólo un par de cosillas. La primera es que me he comunicado con la Consejería de Educación andaluza y, en función de su rápida y amable respuesta (que he agradecido públicamente y vuelvo a hacerlo aquí) he podido desmentir públicamente su supuesta involucración en el plagiado. En segundo lugar comentarle que su demagogía sobre Google al indexar el contenido que se publica en la red es un argumento un poco triste.

      Uno se lo toma con mucho humor y dándole la importancia justa al tema, aunque parece que las copas del pino sean más o menos altas en función de la apreciación del observador.

      1. Me reitero en mis palabras. Antes de escribir acusaciones alegremente, hay que documentarse. Por mucho que digas en el cuerpo del artículo la palabra «supuestamente», el título no puede ser más sensacionalista.

        Mi símil de Google y el caso que nos ocupa, a mí sí que me parece acertado, te lo argumento un poco más: Google indexa webs, sin responsabilizarse de lo que en ellas se publica. La Consejería de Educación publica portales, sin responsabilizarse de quién enlaza con ellos.

        Sin más, suerte con tu blog y espero que mis comentarios te hagan pensar 5 minutos la próxima vez que vayas a publicar un artículo como este, porque no creo que hayas ganado nada con ello, sinceramente te lo digo.

        1. Voy a responder sólo sobre una cuestión técnica sin entrar en su último párrafo. Más que nada por que no veo que pueda aportar nada una respuesta cuando su anonimato le descalifica para exigir, de forma tan sincera como lo hace, que uno se tome sus minutos de reflexión o haga un balance de sus ganancias (de un blog personal sin ningún tipo de ánimo de lucro y de distribución libre).

          En respuesta a la cuestión técnica que usted plantea sobre la indexación que hace Google de los contenidos, tan sólo comentarle que Google actúa sólo como rastreador de los mismo y, procede a indexarlos en función de unos parámetros que el propio buscador tiene preestablecidos. Por tanto, la indexación la realiza sólo de la dirección (URL) donde se halla dicho material y, cuando uno le da clic al resultado se le redirige a la página del material original. Recomiendo que consulte un poco la diferencia entre plagio e indexación. Tienen muchos puntos divergentes. Demasiados para que usted no sea capaz de verlos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link