Más allá del uso de LMS

Para quien aún no lo sepa, un LMS no es nada más una aplicación instalada en un servidor, que administra, distribuye y controla las actividades de formación de una institución u organización. En el ámbito educativo estamos acostumbrados a lidiar con ese tipo de aplicaciones: Moodle, Edmodo, Schoology, RedAlumnos, etc. Servicios que ofrecen la posibilidad de gestionar nuestras clases y, así, poder fácilmente llevar un control de las mismas.

Debo reconocer que las facilidades que se ofrecen para el docente de la mayoría de estos servicios y la comodidad que supone el poder automatizar y controlar lo que está sucediendo en el aula no son nada despreciables. Además, las posibilidades en algunos casos, que ofrecen para que los padres puedan “controlar” el avance de sus hijos resulta muy interesante. Un control asociado con una amplia comunicación (no olvidemos que algunos de esos servicios permiten el intercambio de mensajes entre los diferentes miembros de la comunidad educativa -alumnos, docentes y padres-).

Que sí, que el uso de LMS es la opción lógica para aquellos docentes que, como yo, queríamos ir avanzando en la digitalización de nuestras aulas. Digitalización, más allá del aparato, y muy enfocada, después de pasar por las fases necesarias para llegar a ello, en la gestión del aula de forma global.

En lo anterior es donde me ha surgido el problema. Cada vez creo menos en la automatización y en el control exhaustivo del aula. Cada vez estoy más convencido que la docencia no debe de darse en entornos digitales cerrados (léase LMS) y debe abrirse a la posibilidad de que todo el mundo (no sólo el docente de la asignatura) participe de la gestión de las clases. Estoy convencido de que, ni los materiales deben publicarse para que sólo los puedan consultar nuestros alumnos, ni la evaluación debe ser tan opaca como la que se da en entornos cerrados. ¿Por qué no dar transparencia a lo anterior? ¿Qué miedo os debería dar la posibilidad que nuestro trabajo y el de nuestros alumnos estuviera abierto para todos los que disponen de conexión a la red?

Fuente: http://pehemedia.com
Fuente: http://pehemedia.com

Pues bien, este curso que viene voy a abandonar el uso de LMS. Se va a trabajar mediante blogs de aprendizaje donde los alumnos van a plasmar el mismo y colgar en abierto todo lo que vayan realizando a lo largo del curso. Blogs que van a ser evaluados por diferentes evaluadores: yo como docente, los alumnos mediante una evaluación entre pares y, como novedad, los padres también va a tener las posibilidades de decidir sobre un porcentaje de la calificación de sus hijos. ¿Por qué no dar la posibilidad a los padres que decidan, viendo la evolución de sus hijos, intervenir en parte sobre la evaluación de los mismos? ¿Por qué no permitir a su vez que los alumnos y padres, mediante cuestionarios realizados de forma continua, puedan opinar sobre cómo se está llevando a cabo la asignatura por parte del docente? ¿Por qué no ir más lejos y llevar esas posibilidades de evaluación del trabajo del docente a otros docentes que trabajen en otros centros? A mayor cantidad de inputs, más posibilidades de hacerlo bien. Qué uno es muy sabio y se piensa que siempre tiene la razón cuando, en muchas ocasiones, conviene escuchar para mejorar. Qué hay mucho a mejorar en la práctica de uno.

Eso sí, para aquellos padres que no quieran que la evolución de sus hijos sea publicada en abierto siempre existe la posibilidad de un plan B: exámenes de toda la vida al final del trimestre. No es un castigo. Es simplemente la opción que debe tomarse para respetar los derechos legítimos de los padres a que no se publiquen en abierto las actividades de sus hijos. Por tanto la elección del sistema de trabajo será libre y sin ningún tipo de presión. Nunca se debe obligar a compartir. Nunca se debe obligar a que nadie participe de maneras de trabajar que, más allá de la ilusión que suponga montar el modelo, no tienen garantizado ningún beneficio contrastable.

Lo lógico es abandonar los LMS. Abandonar una etapa por la que muchos docentes deberían pasar y embarcarse a algo totalmente abierto (a todos los niveles) que, por suerte, me permite la situación tecnológica actual de mi centro y de su contexto. Un modelo que debe prescindir de la privacidad en los actos educativos (siempre respetando la de los alumnos), favorecer la transparencia y, especialmente, llevar al alumno (y al docente) a una mayor autonomía para que sepa adquirir la noción de lo que está haciendo bien y lo que no.

Más allá del uso de LMS creo que hay vida. Es el momento de ir a buscarla.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

14 Comments
  1. Sí y no.
    He tenido el privilegio de dar clase a una promoción desde 1r de ESO y el próximo curso estaremos todos en 4t.
    El año pasado, cuando llegaron a los 14 años, edad legal para tener una cuenta de correo, empezaron a publicar su propio blog pero no abandoné moodle, que me sirve de cuaderno de notas y para proponer esas actividades complementarias que tu pretendes sustituir con el examen de final de trimestre. También hago exámenes, en parte para curarme en salud de posibles reclamaciones.
    Además el LMS me sirve para ordenar los contenidos y prescindir del libro de texto. Aunque publique los contenidos en mestre@casa, a los alumnos y a mi nos facilita la tarea tener las cosas en el tema en curso.
    El LMS puede abrirse a invitados, aunque de ahí a la participación hay un abismo.
    Saludos, desde el teléfono no doy para más.

    1. En ningún momento se plantea que los alumnos que opten por plasmar su aprendizaje en su blog deban realizar ningún tipo de examen :). Eso sólo para aquellos padres que no quieran autorizar esta transparencia (porque sí que debe realizarse el consentimiento previo de los padres para usar determinadas herramientas y este modelo que implica publicar en abierto el trabajo de sus hijos). En esos casos sí que habrá examen final porque será la única herramienta que se dispone para evaluarlos. En los otros casos, el aprendizaje jamás va a ser sometido a exámenes de ningún tipo y, simplemente, se dedicará a evaluar las actividades que vayan realizándose que serán plasmadas en sus blogs.

      Además la posibilidad de que los padres intervengan en la evaluación de sus hijos hace mucho más transparente la situación que va a darse en los boletines de notas. No por curarme en salud, más por cuestiones de transparencia y necesidad de que los padres participen abiertamente en la educación de sus hijos.

      Un saludo y muchas gracias por el comentario (yo, desde el móvil, soy incapaz de escribir nada más allá de algún triste whatsapp).

  2. Hola Jordi

    Interrumpo mi desconexión para compartir la evolución que planteas. He pasado por Moodle y Edmodo pero mis últimas experiencias docentes son con contenidos abiertos que, por otra parte, permiten al alumnado construir un portfolio de sus aprendizajes. Es para mi importante está parte porque los portfolios reflejan evidencias de lo que se sabe mientras que los exámenes, en el mejor de los casos, reflejan la capacidad memorística u operativa del alumnado.
    Es necesario, sin embargo, un registro exhaustivo del aprendizaje y unas rubricas que delimiten claramente a los alumnos lo que deben conseguir. Además, en cada proyecto o unidad didáctica, no uso libros, facilito un guión que permite tener una visión de lo que vamos a trabajar.
    También consideró importante los plazos en el desarrollo de los trabajos, la supervisión de los mismos, la devolución rápida de correcciones porque eso es precisamente la evaluación formativa, la del proceso.
    En definitiva, no sólo hay vida después de los LMS sino que es la mejor vida posible si tenemos una concepción del aprendizaje en la que los alumnos no son meros receptores o ejecutores de tareas.
    Finalmente, el último año que trabajé así impartiendo clase de Psicología en 2º de bachillerato, usé un blog colectivo además de Google Apps, marcadores sociales y otras herramientas de la web 2.0 sobran! Ahora plantearé un blog individual para el trabajao individual y uno colectivo, el de clase, que tendrá la referencia de bibliografía, webs útiles y recursos así como los trabajos o proyectos.
    Cada alumnos se abrirá el blog posiblemente en Blogger (aunque el de clase será en WordPress) para aprovechar la interacción con el resto de Apps de Google.
    Me encanta la evalaucion que planteas, especialmente en lo referente a los padres. Ya me contarás cómo lo haces exactamente.

    Saludos cordiales

    1. Nunca he usado LMS como docente, me parecen demasiado cerrados. Estoy también con usar herramientas ordinarias, blogs, correo, almacenamiento en la nube, chats, foros, redes… que permiten un aprendizaje más abierto y similar a lo que es la vida real.
      La forma de evaluación mediante blogs, portfolios y/o trabajos documentados me parece muy interesante y positiva, pero a mi, las veces que he hecho algún acercamiento a algo semejante (4ºESO), siempre me ha aparecido un obstáculo grande: la mayoría del alumnado tiene muchas dificultades para documentar una actividad.
      Les cuesta mucho hacer un artículo explicativo y justificativo de su trabajo de manera efectiva, sus habilidades de redacción son básicas, tienen poca capacidad de síntesis y no les suele gustar escribir. Con esto, sus blogs eran muy pobres y la evaluación exigía un trabajo de reflexión casi individualizado, que era en esencia lingüístico y acabó pronto por resultar imposible de mantener, por falta de tiempo y capacidad por mi parte. Si alguien se ha encontrado o se encuentra con esa dificultad, agradecería que compartiesen ideas para afrontarla mejor 🙂
      El abrir la evaluación a los padres y otros docentes me parece MUY interesante también, espero que vayas informando sobre como se desarrolla el experimento!

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir