Memoria histórica

Lo de la memoria histórica no es mucho de este país. No es sólo la incapacidad de gestionar el pasado. Es la imposibilidad manifiesta de muchos de convertir ese pasado en un presente maravilloso. Sí, pongamos que hablo de los docentes y de su memoria.

Da la sensación que el concepto de memoria histórica no vaya con la mayor parte de docentes. Docentes que, curiosamente, someten a sus alumnos a las mismas prácticas que ellos, cuando eran estudiantes, tanto odiaban. Docentes que, prácticamente, imitan todo aquello que no les gustaba cuando ellos estaban sentados al otro lado de las sillas. Memoria histórica inexistente o con demasiadas lagunas para poder ser considerada, simplemente, memoria.

Fuente: Forges
Fuente: Forges

¿Dónde están los recuerdos de lo mal que lo pasábamos cuando nos freían a exámenes? ¿Dónde están los recuerdos de lo aburridos que eran algunos de nuestros docentes cuando se empeñaban, a sangre y fuego, en acabar el temario? ¿Nadie se acuerda tampoco de esas redacciones infumables que nos mandaban? ¿Y de los libros de lectura de los que teníamos que hacer un trabajo? ¿Y de los deberes que odiábamos? ¿Nadie se acuerda de lo anterior?

Da la sensación que, en demasiadas ocasiones, algunos se empeñan en reproducir sus peores pesadillas. Mucho personaje con ganas de hacer sufrir a sus alumnos lo mismo que sus docentes se empeñaban en hacerle sufrir. Reproducción de malas praxis. Bueno, reproducción de praxis odiadas en su momento que, ahora por desgracia, conviene para algunos rememorar.

¿A alguien le gustaba que su profesor les castigara con copias? ¿A alguien le motivaba que sus profesores no se acordaran de su nombre? ¿A alguien le gustaba ver como su profesor leía sin ningún sonrojo el libro de texto para pedir en los exámenes la reproducción textual de lo que había leído? ¿A alguien realmente le gustaba lo anterior? A mí, ni un pelo. Y por eso procuro, con mayor o menor éxito, desterrar esas prácticas que, por desgracia, siguen marcadas a fuego en la práctica docente. Una práctica que adolece de memoria histórica. Una práctica que, por desgracia, se empeña en hacer calcos de lo que, en su momento, odiamos todos los que ahora estamos en las aulas.

La mayoría de docentes que nos dieron clase ya están jubilados. Ahora, prácticamente y salvo excepciones, quedan sólo en las aulas los que vivimos/sufrimos una determinada metodología de aula. Una metodología que se convierte en pleno siglo XXI en habitual. Una metodología que choca con todo lo que pensábamos, en su momento, que estaba mal.

¿Por qué nos empeñamos en olvidar y no nos permitimos recordar la sensación de estar al otro lado? La memoria histórica se hace imprescindible. Recuerdos que deberían permitir, si se pensara en ellos con mayor profusión, evitar algunas cosas que se siguen haciendo habitualmente en nuestras aulas.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

4 Comments
  1. Maravilloso post Jordi. Enhorabuena de corazón. Has conseguido poner negro sobre blanco todo aquello que anida en mi ser cuando estoy con mis fantásticos alumnos. Lamento llevar años clamando en el desierto, en las múltiples reuniones de profes. Por ello, desde hace poco guardo silencio y observo sorprendido la pérdida de memoria histórica. Sólo soy responsable de lo que yo hago, y por ello puedo confesarte que yo no la he perdido, y que actuo en consecuencia.
    En todo ello me siento aún más compañero tuyo.
    Gracias Jordi.

    1. Algunos seguimos hablando en voz alta. Quizás tenemos la necesidad de ello o, quizás sea que, predicar en el desierto nos va. Hay mucho docente con alzheier que no recuerdan su época de estudiantes (y no son precisamente los más mayores). Yo también tengo memoria y, por ello intento, dentro de mis posibilidades no repetir aquello que no gustaba que hicieran conmigo.

      Gracias a ti por tu comentario. Muchísimas gracias.

  2. Jordi, con este pots me has hecho recordar el motivo por el que empecé a seguirte: crítico y muy comprometido con los alumnos y con la formación. Felicidades.

    1. ¿Crítico? A veces y, en demasiadas ocasiones, me gustaría que las cosas fueran de otra manera (o mi percepción fuera diferente) para abandonarla de una vez. ¿Comprometido con mis alumnos? Siempre. Por algo sigo de docente aunque, reconozco, que nunca ha sido mi vocación.

      Un saludo.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link