Metodologías activas desde la tarima

No puedo menos que cuestionar de nuevo las exposiciones «magistrales», en muchos casos sin conocimiento empírico de la situación, que se dan en muchas ponencias educativas. Sigo sin entender cómo puede haber personas que hablen de metodologías activas para ser aplicadas en el aula, promover la participación del alumnado -o, en su versión más vendible, empoderarlo- e, incluso afirmen tajantemente que lo mejor es dar la voz a los alumnos para que ellos decidan qué y cómo quieren aprender, desde una tarima mediante la proyección de un PowerPoint. Bueno, sigo sin entender cómo los cientos de docentes que las escuchan no busquen en su móvil el bar más cercano y decidan aprovechar mejor el día.

Fuente: Twitter
Fuente: Twitter

La verdad es que me sorprende vender participación cuando lo menos participativo es lo que estás comentando. Sorprende que uno hable de metodologías en las que lo importante no es el docente para, en la propia explicación de las mismas, es uno quien se pone el disfraz de orador y deja, con suerte, la participación a un pequeño turno de palabras al final de una exposición interminable. Que sí, que una cosa es la clase magistral con alguien que sabe mucho de algo y que habla con pasión del tema y, otra muy diferente, es establecer una brecha entre ponentes y oyentes cuyas capacidades profesionales son similares. Bueno, en algunos casos yo apostaría más por la capacidad profesional de quienes están por debajo de la tarima que quienes están encima de ella. Pero bueno, esto ya es una opinión personal muy sesgada por la experiencia.

El súmum del despropósito ya son las microcharlas de una TED Talk o eso que ahora se ha dado en llamar presentaciones exprés. Una rápida disertación sin ningún tipo de contenido donde lo que se valora es la capacidad de oratoria y gesticulación del ponente. Bueno, hagas lo que hagas en las mismas, siempre uno va a recibir aplausos porque, sinceramente, entre las macroredadas de escucha activa interminables a soportar unos minutillos hablar a alguien sin profundidad nos quedamos con los segundo. Al menos te permite que el sopor no tenga cabida en tu organismo. La capacidad de retención y escucha atenta -dicha, curiosamente, por los mismos que hablan de estrategias educativas donde se haga al alumnado centro del aprendizaje- es de unos pocos minutos. Y uno se plantea, si lo dicen ellos, ¿por qué demonios tienen que taladrarte con frases de terceros, vídeos de Ikea o reflexiones vitales dignas del mejor secreto de confesión?

Creo que, por desgracia, el modelo transmisivo que obliga a la pasividad del docente en su formación no tiene demasiado sentido. No creo tampoco que unas jornadas donde vayan cientos de personas, más allá de para ver al héroe de moda, tenga mucho más sentido que ir a una firma de discos por parte de los Gemeliers. Eso sí, siempre queda bien decir que uno va para sentirse arropado de quienes piensan más o menos como uno pero, por desgracia, lo único que realmente aporta sentido a la mejora de la práctica docente es una formación reducida o las ponencias donde, entre ponente y escuchante, se rompa la brecha. Si no es así seguiremos teniendo miles de ponencias anuales donde, por desgracia, lo único que podemos aprender es a hacer lo contrario de lo que están haciendo quienes nos ponen ese maravilloso PowerPoint.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

6 Comments
  1. Te leo cada mañana y la verdad es que me sacas una sonrisa siempre. Nuevamente, estoy totalmente de acuerdo contigo sobre el blablabla de nuevas metodologías y nuevas tecnologías. Yo soy profesora de español y trabajo con adultos. Obviamente, la clase activa es la base fundamental para trabajar en el aula de lenguas. Ahora, dime cómo se hace en la educación secundaria con 30 alumnos. En Finlandia funciona muy bien porque son grupos reducidos y los profesores no solo reciben un buen powerpoint sino tambien que se entrenan a trabajar con sus alumnos utilizando las nuevas pedagogias.

    1. Para que una clase sea verdaderamente activa y pueda gestionarse correctamente siempre he tenido claro que las ratios deberían reducirse (acorde con el número de asignaturas y eliminación de los timbres -o sesiones de clase tradicionales-). Comparar metodologías no es bueno pero, comparar entre dos sistema tan dispares en cuanto a recursos disponibles y condición social/mentalidad que se tiene sobre la educación es un auténtico despropósito.

      Gracias por comentar.

  2. ¿Cómo era aquello de que «el ruido de lo que somos no deja oír lo que decimos»? Pues eso.
    Y si al menos fuesen «maravillosos» esos powerpoints, que más a menudo son «pobrepoints», ni tan mal.

  3. Jordi, deja un lugar para la firma¡ 🙂
    Hace 7 años asistí a unas jornadas -organizadas por una entidad educativa- dónde pude escuchar por parte de un ponente de ESADE diversas consideraciones acerca de Educación y emprendimiento. No entendí algunas de las ideas allí expuestas, pero con el tiempo pude ir descubriendo el mensaje oculto, el nuevo orden allí anunciado.
    Nada iba a ser lo mismo, a partir de ese momento: las faldas de volante de color magenta, azul o rosa se alternarían con las camisas de color gris y negro. El nuevo uniforme y un escenario envuelto de grandes focos multicolor, generan un entorno «fashion» donde esconder en el humo embriagador la realidad. La inmensa mayoría de los docentes que aplauden cada una de las ideas que aparecen bajo el pañuelo de seda del «mago» de turno en el TED, el lunes seguirán teniendo el mismo problema: la incertidumbre entre poner un 6 o un 6,1 en el examen de lengua…

    1. Las luces agrandan el espectáculo y, por desgracia, dejan intuir bien poco lo que sucede tras las bambalinas. Unas bambalinas gestionadas perfectamente a nivel de mercadotecnia que han conseguido abrirse un hueco en el ADN de los docentes y que, por desgracia, lo único que tienen en cuenta es la maximización de beneficios.

      Y sí, por desgracia el problema vendrá ante esa incertidumbre pero, no te olvides del 4,99 recurrente 🙂

      Un saludo y gracias por pasarte de nuevo por aquí.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link