Mi no entender

La verdad es que, más allá del asombro que continuamente siento al ver qué decisiones educativas se están implementando en nuestro país, sigue sorprendiéndome la desvergüenza y las malas praxis de algunos. Sí, hoy he conocido en boca del Director General de Innovación, Becas y Ayudas de Educación de Comunidad de Madrid, Ismael Sanz, la extensión del programa bilingüe de la Comunidad de Madrid a los alumnos de 3 a 6 años.

Fuente: Twitter
Fuente: Twitter

He tenido que comprobar si era verdad y, por desgracia he encontrado una nota de prensa del Partido Popular donde dice textualmente lo siguiente:

La extensión de la educación bilingüe en lengua inglesa a la etapa de Infantil 3-6 años es la tercera de las medidas presentadas por el PP que han obtenido el respaldo de la Cámara regional para implementarse. La idea es que aquellos centros que ya formen parte del programa bilingüe de la Comunidad de Madrid introduzcan gradualmente la lengua inglesa en el segundo ciclo de Infantil, que  por otra parte es un compromiso electoral del Gobierno de la Comunidad de Madrid y una de las principales apuestas de la legislatura.

Y ahora ya es cuando no entiendo nada. No entiendo que a las pocas horas de haberse difundido un estudio científico demoledor que afirma tajantemente que «los alumnos que estudian en centros bilingües tienen peores resultados académicos» del que se ha hecho eco la mayor parte de medios de comunicación de nuestro país (ejemplo), se opte por ampliar el bilingüismo en lugar de ponerse a revisar los resultados y rectificar, en caso que se ratifiquen los resultados que se han obtenido en el anterior estudio. Unos resultados que, por cierto, son dados como válidos – o, como mínimo, no cuestionados- por responsables políticos del ámbito educativo de la Comunidad de Madrid en sus cuentas de Twitter.

Fuente: Twitter
Fuente: Twitter

Es decir, se están realizando más estudios y antes de que los mismos arrojen resultados vamos y ampliamos el tema del bilingüismo. ¿Estamos tontos o qué? ¿A quién demonios se le ocurre que se deba extender una práctica educativa de la que no hay resultados válidos? ¿Qué más pruebas necesitan los políticos que gestionan la Educación en nuestro país para ponerse a revisar las cosas y asumir que algo no están haciendo bien? Que sí, que los docentes ya sabemos que si algo no funciona, la culpa va a ser nuestra, de los alumnos o de sus familias. Ya tenemos la experiencia adquirida del fiasco de la Escuela 2.0 con una distribución millonaria de equipos informáticos, dotaciones de PDI que se usan más escasamente -como no sea de simple pantalla de proyección- que las cintas VHS, introducción de nuevas materias curriculares que tienen más de tufo político que de otra cosa y de muchos otros inventos educativos que, al final, lo único que han hecho es seguir ahondando en la destrucción de algo tan sensible como es la Educación en nuestro país. Una Educación que se aguanta gracias a los profesionales que están en las aulas porque, si fuera por esos iluminados que asesoran a la administración o esos políticos que, entre copa y puro, deciden qué hacer en las aulas que nunca han pisado ni van a pisar más allá de la inauguración del curso escolar para la foto, iríamos apañados.

Cabreado no, lo siguiente. Hartazgo absoluto de gilipolleces indefendibles, tomaduras de pelo varias y experimentos que padecen nuestros alumnos. Lo de «mi no entender» ya no es válido. Entiendo muchas cosas que ojalá no entendiera. Ojalá pudiera vivir en los mundos de Yupi que viven algunos y dedicarme al chachipirulismo educativo.

Siento usar a alguien a quien aprecio, por ser de los pocos responsables políticos que dan la cara en este país, como hilo conductor para el artículo pero, sinceramente, es que hay cuestiones que ya claman al cielo.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment
  1. Hay que ser de Madrid para entender bien el despropósito del programa bilingüe y su efecto segregador. Los alumnos con dificultades son expulsados a centros no bilingües, convertidos en su mayoría en guetos.

    El citado Directo General siempre contesta que «lo demandan las familias»: pues claro, de todos es conocido el ambiente en un colegio no bilingüe y pocos quieren llevar a su hijo allí.

    Se están contratando docentes sin pasar por una oposición simplemente por tener un nivel C1 cuyo nivel de pedagogía es mínimo.

    En los institutos, los mejores alumnos van a sección, que es algo así como el paraíso, y los que no tienen suficiente nivel de inglés van a programa, donde se juntan con otros alumnos de colegios no bilingües y en cuyas clases debes entrar en ocasiones con un escudo. Las familias también lo saben y por eso hay institutos no bilingües que todavía funcionan, pues mejor ir a un no bilingüe que padecer un grupo de programa.

    No se ha hecho ninguna evaluación del programa y quizás ahora sea demasiado tarde.

    Un saludo, Ismael.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link