Mis propuestas para la Ley Integral Valenciana de Educación

He recibido en mi correo electrónico un mail en el que el Conseller de Educación solicita colaboración para la redacción de un proyecto de Ley Integral Valenciana de Educación (LIVE). Como ya sabéis que nunca me he resistido a plantear propuestas sobre temas educativos y, con la finalidad de dotar de transparencia a las mismas, voy a permitirme responder en este blog.

Querida compañera, querido compañero,es un placer dirigirme a ti para pedirte tu colaboración y participación en la redacción del proyecto de Ley Integral Valenciana de Educación que, desde la Conselleria de Educación, vamos a redactar.Nadie como tú conoce el día a día del centro, las circunstancias determinadas de la etapa en la que impartes la docencia y la implicación de la comunidad educativa en la vida del centro. Por eso pido tu colaboración y te adjunto el enlace en el que encontrarás un formulario a través del cual podrás hacernos llegar tus propuestas y comentarios sobre cuestiones clave de la futura ley que nos interesan para mejorar la calidad educativa de nuestro alumnado y de nuestros centros educativos.

Fuente: Fotolia CC

En primer lugar debo reconocer que el envío del cuestionario ha sido todo un detalle y que, entiendo que, por diferentes motivos, vamos a ser demasiados pocos los docentes que vamos a responder a él. Sé, por mucho que no me guste reconocerlo que, a estas alturas de curso a mis compañeros no les apetece responder al mismo y, en otros casos siempre hay el típico compañero que se pasa toda la vida quejando en pequeño comité al que, curiosamente y una vez ofrecida esta posibilidad, no van a contestar. Ya, hay mucho pasota en la profesión que sólo sirve para quejarse y no aportar soluciones. A mí, por desgracia para la administración, aparte de quejarme me gusta actuar. Y, sin que sirva como amenaza a nadie, ante la dejadez de mi nuevo instituto en cuanto a medios e infraestructuras, creo que les va a tocar escucharme en más de una ocasión. No sólo vía artículos o correos electrónicos 🙂

Creo que lo que no se le escapa a nadie es que hoy, en la Comunidad Valenciana, hay algunas medidas que se están llevando a cabo que son ampliamente cuestionadas por la mayoría de docentes: sí, me refiero a la cuestión de XarxaLlibres con un coste de 74 millones de euros en dos años y, por qué no decirlo también, la mala gestión en infraestructuras (de los centros educativos prometidos aún no se vislumbran los cimientos de ninguno) y las resoluciones administrativas que retrasan plazos un día tras otro. Pero no vamos a criticar lo que ya se ha criticado en más de una ocasión y vamos a ver qué podemos hacer para mejorar la educación en nuestro territorio.

Lo primero potenciar las etapas de aprendizaje inicial reduciendo, al máximo, el currículum para conseguir que los alumnos salgan de la misma con las siguientes capacidades/habilidades:

  • Aprender a leer con corrección (en la lengua o lenguas cooficiales), sabiendo interpretar lo que se lee
  • Aprender las operaciones matemáticas básicas (sumar, restar, multiplicar y dividir)
  • Competencias básicas con las TIC (saber buscar información, cribarla y usar herramientas ofimáticas básicas)
  • Escribir con corrección en la lengua o lenguas cooficiales en su territorio
  • Introducción a una lengua extranjera (capacitación básica en la misma a nivel oral y escrito)

No hay ninguna propuesta que no haya realizado ya en este blog (que sí, que está plagado de propuestas educativas aunque algunos se queden sólo con los artículos críticos) y, en este caso, ya hablé hace tiempo de simplificar la Educación Primaria. También tengo claro que, en esas etapas se fragua el fracaso escolar y que la Conselleria debería trabajar a una con servicios sociales y otras Consellerias ya que, a estas alturas del asunto y con cientos de informes que lo validan, a nadie se le escapa que gran parte del fracaso escolar de muchos alumnos se da por situaciones de contexto. Inversión y becas para el alumnado, bien gestionadas, se hacen imprescindibles. Educadores y especialistas en trabajar con alumnos con NEE, también. Infantil y Primaria son claves para el futuro de muchos niños. El currículum, quizás, más allá de lo comentado anteriormente, se hace inútil.

¿Horarios en Infantil y Primaria? Los mejores para los alumnos obviando injerencias externas -tanto de docentes como de padres-. Eso sí, reconozco que obligar a entrar antes de las nueve en algunos centros y tenerlos hasta las cinco es algo que es, aparte de poco útil para su aprendizaje, totalmente opuesto a la necesidad de los mismos. Ya, seguro que más de uno me habla de la imprescindibilidad de que un alumno de tercero de Primaria sepa los componentes de un circuito eléctrico. Pues va a ser que lo que necesitan a esas edades es moverse, hacer muchas actividades manipulativas y, por qué no introducirlo de una vez (el coste sería relativo)... potenciar habilidades musicales. ¿Qué tal colaboración con las Escuelas de Música -que, por cierto, funcionan muy bien- para que entren en los centros educativos? Y sí, sería la opción para aquellos que, por culpa de una mierda de trabajos y horarios, no pueden atender correctamente a sus hijos. Colaboración entre Ayuntamientos y centros educativos también se hace imprescindible.

Vamos a Secundaria. Bueno, a la ESO. Yo tengo muy claro que una de las cuestiones que deberían plantearse es cómo la gestionamos mejor. Si hemos hecho bien los deberes en etapas anteriores no tendremos demasiados problemas pero, antes de llegar los alumnos de la propuesta, qué hacemos para mejorar esta etapa. Lo lógico sería reducir ratios hasta un número entre 12 y 16. Sí, también he escrito sobre ello en el siguiente post. Ni permitir materias con cinco, ni permitirlas con más de dieciséis. A menores ratios el aprendizaje mejora. Eso lo sabemos todos los que trabajamos en las aulas. No es intuición, es realidad.

Y ahora vayamos a abrir un melón que, por desgracia, parece intocable... ¿qué hacemos con el exceso de materias que tienen nuestros alumnos? Diez materias por curso son innecesarias e improductivas. ¿Por qué no plantear, al igual que he hecho en etapas anteriores, la posibilidad que haya ciertos aspectos educativos que se den por la tarde? ¿Por qué no aumentar las horas de materias menos "importantes" para conseguir mejoras globales? Soy un gran creyente en que el horario de Educación Física, EVP y Música debería aumentar y trabajarse coordinadamente con otras entidades. Si han entrado las Escuelas de Música en Primaria por qué no crear, en horario de tarde, Conservatorios de referencia en cada una de las zonas educativas. Hablar de Conservatorios no excluye el uso de las instalaciones deportivas de los Ayuntamientos para que los docentes de la especialidad (que, por cierto, es una de las materias que más ha mejorado la formación de sus profesionales) impartan docencia en colaboración con especialistas en la misma. Talleres de dibujo, pintura y otras artes visuales también podría mejorar si se usan espacios más allá de los del propio centro educativo.

Tengo claro que también se debería plantear la eliminación de la religión y de su alternativa (ya, no depende de la Conselleria) pero ya que me han dicho proponer, pues uno propone. Por cierto, lo de las vías educativas (PMARES, FPB y similares) a potenciar a partir de los catorce. No es segregar a nadie, es dotar de posibilidades para que algunos no pierdan ningún año por el camino. Puede ser una buena alternativa para eliminar las repeticiones el establecimiento de diferentes caminos personalizando el aprendizaje de forma individual. Algo que también debe ir acompañado de una mentorización (que no tutorización) exhaustiva de cada alumno por parte de los docentes que, dentro de su horario deberían incluir. Si hay cuatrocientos alumnos en un centro educativo de Secundaria y cuarenta docentes, cada uno lleva a diez alumnos hasta que acaben sus estudios. Se mejora la comunicación con las familias y las estrategias que se pueden tomar coordinadamente. Eso es tutoría y no lo de poner vídeos, dibujar palomitas o hacer murales. Pero parece que a algunos no les entre en la mollera esta medida, a coste cero, de beneficios incalculables.

Al dar Formación Profesional Básica (FPB) estos últimos cursos también he planteado algunas propuestas sobre esa etapa. Ya, no voy a reproducirlas aquí pero, para que sepáis un poco de qué van, se incide mucho en la atención a esos alumnos, recursos y estrategias a la hora de decidir quién da docencia en esos grupos.

Otro detallito sin importancia es que me cargaría los Bachilleratos de Ciencias, Mixtos y de Letras (llámemoslos por sus nombres de uso habitual) para dejarnos de clasificaciones y sesgos sin sentido y ponernos, de una vez, a formar a nuestros alumnos para que tengan una visión más global del asunto. Y, para ello, nada mejor que abolir de una vez los itinerarios en los centros de enseñanza secundaria entre los de letras y los de ciencias. Ya, también lo escribí.

No puedo resistirme de hablar sobre las TIC y su gestión -nefasta, por cierto, en la Comunidad-. Una propuesta basada en los ejes de formación del profesorado, dotación de recursos y establecimiento de redes de comunicación docentes eficaces (creación de una red docente en la Comunidad Valenciana ya que es uno de los proyectos que abandoné al no continuar en Comisión de Servicios ese curso). Una propuesta que reclama la apuesta por ello y, por qué no decirlo abiertamente, la creación de un cuerpo específico de profesionales que dinamicen y ayuden a gestionar las TIC en los centros educativos. No, no sólo debe ser a los coordinadores TIC los que debemos mimar (con reducción horaria justa y formación adecuada para su función); debemos crear un cuerpo de inspección TIC. Y que funcione. Los detalles de todo... aquí.

Quedan en el tintero el tema de la formación del profesorado, la implantación de centros específicos de FP, la creación de un repositorio de materiales bien organizado y, por qué no decirlo claramente, la reformulación de la función de inspección y, por si le apetece a la Conselleria leérselo, algunas técnicas para ahorrar haciendo determinadas cosas.

Eso sí, después de lo anterior, quedo a disposición del Conseller para que me cite y me pregunte qué cosas haría porque, en formato escrito hay muchas cosas que no he dicho, otras que seguro me acordaré en otro momento y, lamentablemente, no tengo la certeza de que alguien de los que debería hacerlo se lea este post.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.

3 comments

  1. juangarpea 28 junio, 2017 at 11:32 Responder

    Yo añadiría modificar método y temarios de Inglés pasando a enseñarlo exclusivamente en Lectura y Hablado, a ver si conseguimos que tras muchos años acabe el alumnado con una base de inglés práctico y dar gramática y literatura en la enseñanza superior. Por otro lado la Inspección educativa debe pasar a ser un órgano de gestión para la Calidad Educativa, iniciando lo que sería el LIDERAZGO de los equipos directivos, para que estos pasen a ser el LIDERAZGO del claustro y éstos el LIDERAZGO del alumnado, una cadena integral con criterios claros de formación para todos ellos en temas de GESTIÓN, COORDINACIÓN, PLANES DE MEJORA etc. Sin liderazgo no hay generación de equipos y sin equipos hay DESMADRE y guerra de guerrillas. Si es posible también sería bueno hablar de Neuroeducación y Coaching Educativo en la formación de Padres-Madres y toda la cadena de LIDERAZGO.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
WhatsApp
Email