Modelos educativos de toma pan y moja

Reconozco que tener insomnio es un hándicap para mi, cada vez más maltrecha, neurona. Por suerte creo que, a día de hoy, aún hay ciertas noticias que, por su formato y encapsulado, hacen que aún tenga esa alerta que se me dispara en color fosfi que activa todas las señales de peligro. En este caso por culpa de una empresa de capital de riesgo (fuente), Learnlife, que ha creado el modelo educativo «sin exámenes, sin títulos y dejando en manos de alumnos qué y cuándo quieren aprender» (noticia).

Fuente: https://mundopan.es

La verdad es que es un modelo de toma pan y moja. Ideal para veganos y, amantes de las curas con hierbas naturales y rezos, para cánceres y similares. Sí, este modelo tiene mercado. Más aún en un contexto en el que, por lo visto, se ha fracasado en la educación porque ha permitido que estos personajes sean capaces de forrarse vendiendo crecepelos. Da igual lo que se venda en educación. Lo importante es que tenga el nombre más inverosímil o, simplemente, se jacten los defensores de ciertas cosas en soltar los típicos mantras acerca de la creatividad, la vocación, las metodologías activas o se inventen que, al final, es mejor modelo el que tienen en un país en vías de desarrollo donde los niños van a la dula, que en sistemas con educación a base de edificios (con muchas necesidades estructurales) y profesionales del ramo.

Los docentes no molan. Lo que mola es meter a operadores financieros, tipos cuyo único contacto con la educación es darse garbeos por el mundo a gastos pagados, community managers, chefs, community hosts (a saber qué es) o community wizards (esto ya es el top de lo molón). Sí, estos son los perfiles que se hallan tras el invento (fuente). Un perfil, como todos los de este tipo de «iniciativas», complementado por auténticos estrategas del marketing. Incluso han fichado al responsable de una tienda de venta de segunda mano de coches por internet. Es que, como todos sabemos, lo mejor para vender algo relacionado con la educación es que se fragüe en un laboratorio donde se considera al alumno como cliente y se pueda sacar pasta.

Lo de vender cosas que molan en educación ya está llegando a unos extremos delirantes. La complejidad del tema es que tanto han machacado algunos con la necesidad de cambiar la educación que, al final, por lo que algunos han optado, con la campaña mediática que les han hecho determinados medios de comunicación y difundida por algunos (docentes entre ellos) cuya falta de pensamiento crítico empieza a ser preocupante, es por creer en estas cosas.

Todo el mundo tiene derecho a creer en modelos educativos de toma pan y moja. El problema es cuando tras los mismos no hay pan ni moje. Solo hay un chiringuito, montado por algunos que ahora están viendo el gran pastel educativo que, en el momento en el que haya otro tipo de negocio, van a reinventarse sin ningún problema.

De verdad que no entiendo que pueda haber personas que crean en este tipo de cosas. No lo entiendo. Bueno, tampoco entiendo a los que creen en pseudoterapias, en que uno va a ir o no a «su» cielo en función de si come cerdo o carne en determinadas fechas, en que la tierra es plana o, simplemente, en la existencia de una base militar en la que están adiestrando a miles de alienígenas para que tomen el control de las instituciones. Bueno, vistas las negociaciones para la formación de gobiernos y ayuntamientos, algún alienígena debe habérseles ha escapado 😉

Sed buenos, suerte en las opos los que vais y los que ejercéis como tribunales, esforzaos los alumnos que tenéis los últimos exámenes (o las recuperaciones, tan mal gestionadas a nivel de calendarios, en quince días) y pensad que, en nada, muchos vais a poder disfrutar de los once meses de vacaciones que tenéis. En nada están ahí.

A algunos que venden determinadas cosas, la educación les importa una mierda. Su objetivo basico es otro.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link