Montado en el dólar

Mañana me traen el yate que, por culpa de pedir un exclusivo tipo de madera para los camarotes, se ha retrasado más de la cuenta. Un yate que complementa a los dos Mercedes que me he agenciado en los últimos años. Sí, lo de tener un blog como el mío me permite estar montado en el dólar. Bueno, más bien en el euro aunque, debo reconocer que, entre los pingües beneficios obtenidos de las más altas multinacionales del sector edtech y, de todos aquellos eventos y productos de merchandising que lleva directamente mi abogado, estoy sacándole mucho jugo a esto de la educación. Más aún a la necesaria apariencia de «niño malo» para conseguir, mediante esas críticas sin fundamento que efectúo sobre determinadas metodologías, personajes y organizaciones, sacarme un buen sobresueldo bajo mano. Esto es como apostar a una empresa en el mercado bursátil para que se desplome. Pues lo mismo sucede con este blog. Una auténtica fábrica de hacer dinero. Es que me sale por las orejas, oigan.

Fuente: http://www.diariopuntual.com

Ahora en serio. Después de algo más de siete años de vida de este blog aún algunos no han entendido de qué va esto. Sigue habiendo esos típicos comentarios acerca del rendimiento económico que puedes sacar del mismo porque no entra en determinadas cabezas el hecho de que, el dinero más allá de para la supervivencia y los gastos básicos, puede no considerarse algo a tener en cuenta. Y ya no es sólo la cuestión económica, también los egos dependen mucho del interés en ser reconocido, considerado referente de algo o, lo más innovador del mundillo educativo. Algo que a mí personalmente me la trae al pairo. Que alguien se pasa por aquí para leerme… pues bien aunque, si nadie lo hiciera, tampoco cambiaría ni una coma lo que escribo ni pararía de escribir. Escribir para mí es esa droga que necesito para funcionar. Me encanta leer, escribir e intentar, dentro de mis posibilidades, estructurar determinadas ideas en el redactado siempre incoherente pero, más allá de lo anterior, creo que no hay objetivos.

¿Gano dinero con el blog? No, porque no quiero. Nunca ha sido mi intención hacer negocio con este blog ni dedicarme a vender nada aunque, algunos, como he dicho antes, se piensen que esto es una máquina de hacer dinero por motivos que no me han quedado nunca claros. Desde que empecé este blog he colaborado en varios libros (por ninguno de los cuales he cobrado nada), he visitado un montón de empresas relacionadas con productos educativos (sólo he cobrado el viaje y, salvo la posibilidad de usar sus herramientas/servicios de forma gratuita en mi aula, jamás me he llevado nada) y, por determinados motivos entre los que tiene mucho que ver mi situación personal, no he dado ninguna charla o curso de esos que se cobran. Bueno, miento porque me cogieron medio engañado para hacer un chat en Twitter y colgar un vídeo acerca de la competencia digital el curso pasado. Así pues, ya veis algunos el beneficio del asunto. Y no, no tengo ningún motivo para mentir porque, sinceramente, siempre he considerado esto como un simple hobby sin más pretensiones por mucho que los números (y no los económicos) puedan decir otra cosa.

A propósito, si a uno le apetece hacer unos números rápidos ya puede ver en siete años lo que puedo haber gastado en hosting, dominio y plugins. Pues sí, una pasta que quizás podría haber destinado a otra cosa pero, ¿por qué debo dejar hacer algo que me gusta mientras me lo pueda pagar? Y, por ahora, puedo hacerlo.

¿Es malo querer ganar dinero con un blog educativo? Claro que no pero nunca ha sido mi objetivo. Mi único interés es pasármelo bien. Y con este blog me lo estoy pasando teta 🙂

Seguro que alguno me salta con los anuncios que aparecen en el blog. Pues va a ser que no me dan ni para pagar medio hosting...
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

10 Comments
  1. Ah jajajaja te pillé. En tu última frase dices que los anuncios no te dan ni para pagar medio hosting o sea que el otro medio sí. (POR FAVOR NÓTESEEL TONO IRÓNICO) Perdón por las mayúsculas pero me ha pasado más de una vez que los lectores no han leído más allá del comentario. Un saludo y feliz fin de curso.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link