Muertos que están muy vivos

ataud_tecnologiaAcaba el año y aparecen nuevas predicciones. Predicciones sobre las herramientas tecnológicas que van a ser «el no va más» el año que viene, sobre cómo va a cambiar la sociedad,  sobre cambios metodológicos que se van a dar en nuestras aulas, etc. Predicciones, año tras año, que se demuestran fallidas cuando toca hacer resumen a final de año sobre lo sucedido en el año que finaliza.

¿Quién no se acuerda del anuncio del fin de los blogs? Unos blogs que, con la irrupción de herramientas de comunicación más sociales (Facebook, Tuenti, Twitter, etc.), habían de desaparecer a corto plazo. Una muerte anunciada el año 2008. Una muerte que, muchos, después de los millones de blogs que aparecen año tras año, siguen esperando sentados delante de su ordenador escribiendo su última entrada en el suyo. Una muerte que está siendo muy lenta y que las cifras se encargan de desmontar. Eso sí, para titulares espectaculares, anunciar la muerte de algo es muy interesante. Interesante y gran negocio para los vendedores de humos y ficciones.

Sorprende ver que en el ámbito educativo no dejamos de enterrar herramientas. Y no sólo herramientas. Hoy me acaban de enterrar a Moodle. Un LMS (entorno virtual de aprendizaje) que, a pesar de seguir siendo el más usado y con un número de usuarios que va creciendo exponencialmente -en cantidad y calidad-, va a morir por la irrupción de herramientas más acordes con las necesidades sociales de los alumnos. Volvemos a usar los mismos argumentos que con la muerte de los blogs. Fagocitosis de las herramientas sociales. Fagocitosis que los datos se encargan de desmontar.

Desde que empecé en esto del uso de herramientas tecnológicas con los chavales me han querido matar a la mayoría de mis «amigas». Me han matado Windows como sistema operativo multitud de veces, por las maravillas que significa la migración a sistemas operativos libres (basados en alguna distribución Linux). Me han dicho que el PowerPoint tiene los días contados cada vez que me dedico a usar uno. Me han comentado que la irrupción de herramientas más potentes hace que las versiones anteriores queden obsoletas. Me han intentado convencer de que, a nivel tecnológico, la evolución ha sido brutal y que la adaptación es imprescindible a los nuevos entornos tecnológicos.

Curiosamente, no veo ese cambio. Ni esos entierros masivos. Ni esa desaparición de las herramientas que usaba hace más de una década. Ni la aparición de sistemas educativos basados en aplicaciones tecnológicas que mejoren el aprendizaje de manera significativa. Ni nada que sea realmente novedoso (más allá de cuestiones a nivel de diseño o instrumentos que se infrautilizan de forma reiterativa).

Unas breves reflexiones, fruto de una conversación mientras reparaba el portátil personal de una compañera. Conversación que se ha complementado con  la lectura del último artículo que vinculo.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link