No dejes que la realidad te arruine tu ficción

Supongo que más de uno, si tiene un poco de visión objetiva y se mantiene al margen de sus postulados ideológicos en esto de la educación, se habrá dado cuenta que, en ocasiones, la realidad se empeña en ser muy diferente a como nos gustaría que fuera. Seguro que más de uno habrá observado proyectos de bilingüismo como el madrileño y se habrá dado cuenta que algo no funciona. Bueno, eso a menos que, por desgracia, la ficción que se haya montado o los intereses que subyacen tras dicha apreciación de la realidad, le nublen la vista. Hay mucha ficción interesada o, simplemente potenciada, en el ámbito educativo. No hay realidad a la que no se le dé la vuelta para convertirla en una ficción que vende mucho más. Ya no es sólo el ejemplo del bilingüismo; es la defensa a ultranza de algunos de los centros concertados bajo el pretexto que no segregan y que todo son visiones interesadas de algún izquierdoso trasnochado. Que los datos del Ministerio de Educación sólo sirven para decir lo que uno quiere que digan. Si dicen que con una proporción del 60 a 40 (públicos frente a concertados) en algunas Comunidades sólo el 10% de alumnado inmigrante se matricula en los concertados, quizás es que hay alguien que no sabe hacer las operaciones matemáticas básicas o calcular bien el tema de proporcionalidades. O, quizás, la culpa es de los datos que no sirven porque se ofrecen sesgadamente. Yendo aún más lejos, seguro que la culpa es mía por manipular los datos para que demuestren lo que yo quiero demostrar. Pues va a ser que no pero si a alguno le interesa creer lo anterior poco podemos hacer.

Fuente: http://www.univergia.com

Lo mismo con las metodologías educativas al margen de ningún estudio serio y basadas sólo en opiniones de los alumnos. Claro que sí, la opinión es de lo más objetivo que existe. Mirad si es objetivo que yo soy capaz de preguntar a determinadas personas y sacar una estadística que va a decir que en nuestro país va a gobernar el PACMA con mayoría absoluta. Para los que no lo sepan, el partido animalista. Y no, no es que me caigan bien o mal. Es que necesitaba usar un ejemplo para que se me entendiera y por eso he acudido al anterior. Es lo que tiene poder manipular con los datos cocinados. Bueno, a veces, incluso sin ellos nos montamos unas películas educativas muy interesantes. Y ya cuando afirmamos tajantemente que las metodologías activas mejoran el aprendizaje de los alumnos cuando ni tan sólo definimos qué son metodologías activas, la situación ya se convierte en muy surrealista.

Da igual si con la quimio se cura un porcentaje cada vez más alto de pacientes con cáncer. El remedio que, supuestamente, le funcionó a una amiga de la cuñada del vecino del cuarto, seguro que es de lo mejor del mundo. Los estudios científicos sirven de poco si no dicen lo que queremos escuchar. No olvidemos que sigue habiendo mucha gente que sigue creyendo en unicornios violeta aunque no los haya visto nunca ni sepa, de forma fehaciente, que nadie ha vuelto de verlos. Bueno, también hay quienes creen en extraterrestres, en monjas innovadoras o, simplemente, en inteligencias múltiples. No dejemos que la realidad nos arruine nuestra película. Mucho mejor vivir en un plató de cine que enfrentarse a la realidad porque, en ocasiones, la realidad se empeña en ser cruel o nos arroja unas informaciones que, por determinados motivos, no podemos ni queremos asumir.

Hoy he soñado que me iba de viaje con los gastos pagados, con los impuestos de todos, a unas islas paradisíacas a estudiar su maravilloso método educativo mientras daba clases de su idioma. Un idioma que, visto la cantidad de nacimientos que hay en la isla, dentro de nada superará al chino en expansión mundial. Nada, el problema es que no sueño y dicho sueño inventado no deja más que ser una ficción que os cuento aquí. Las ficciones ya sabemos que molan. En educación estamos plagados de soñadores, manipuladores de realidades y algún mesías que vende cosas que nadie ha comprobado o se ha demostrado que son falsas. Eso sí… a ver quién me discute que no va a ser mejor leer una novela de fantasía que un relato cruel autobiográfico de alguna guerra. Por cierto, relatos también manipulados desde la visión de quien escribe que, según nuestra deriva política, vamos a hacer más o menos creíble. No hay una sola realidad, hay tantas como personas la ven o quieren ver. Quizás no sea cuestión de ficción y, simplemente, la visión de realidades paralelas, futuros probables o presentes mucho más agradables y agradecidos.

Otro artículo más, de esos redactados en época de indigencia intelectual, con la única neurona en servicios mínimos de huelga. A propósito, no hace falta que me lo digáis pero ya sé que últimamente voy falto de inspiración y por esto publico estos despropósitos.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link