No es amor al arte, es ánimo de lucro

El lucro está presente, al igual que en la mayoría de ámbitos, en el educativo. No hay amor al arte salvo contadas individualidades, hay un modelo de negocio fácilmente explotable que rinde unos beneficios considerables. Sí, al desaparecer un modelo de obtención de dinero rápidamente como era el de la construcción, los mismos que manipulaban el anterior se han visto obligados a buscar otro modelo que, sin mucho esfuerzo, también les reporte jugosos beneficios. Ese modelo en el que han acudido -o más bien se han multiplicado- las abejas en busca de rica miel a cualquier precio se llama modelo educativo.

Fuente: http://pijamasurf.com
Fuente: http://pijamasurf.com

No me extraña que se intente imponer la educación financiera dentro del currículum. No me sorprende tampoco que ayer nos enteráramos que se pretendía expandir el chiringuito de la trama Púnica (sí, ese en el que daban unos milloncejos a los políticos para crear centros concertados en Madrid) a la Comunidad Valenciana. No, no me extraña que se quiera ordeñar el modelo de los conciertos hasta el infinito y más allá por obtenerse unos pingües beneficios en los mismos. No, no voy a entrar a justificarme de nuevo acerca del asunto pero, ¿no os resulta curioso que haya algunos que justifiquen bajo altruismo educativo su dispendio económico lleno de pérdidas -que nunca se han justificado documentalmente- en centros educativos subvencionados con dinero público? Por favor, que algunos hace tiempo que nos hemos caído del guindo.

Pero no es sólo el tema de los conciertos. Es la proliferación de Universidades privadas -o la conversión de algunas de públicas en paraísos económicos- donde por un precio puede uno obtener un título. Es la tecnología educativa tan cambiante que hace obsoleta una tecnología al poco de instaurarse en el aula. Y si la misma no funciona, se cambia el modelo de merchandising para conseguir que, esos stocks que han costado mucho fabricar en países con condiciones laborales infrahumanas, puedan ser enviados de nuevo al mercado. Pongámonos que hablo del tema de las gafas de realidad aumentada entre otras cuestiones.

El ánimo de lucro está por doquier porque hay una perversión social que lo exige. Es lógico y lícito que en un modelo capitalista extremo se potencie al máximo la asociación entre tener dinero y tener éxito. Sí, el dinero genera más dinero y, por desgracia, ese dinero obtenido lícitamente pero con dudoso comportamiento ético en servicios públicos es algo que debería cuestionarse. No es amor al arte, es simplemente ánimo de lucro. Las empresas no son hermanitas de la caridad -ni las propias que se autodefinen como hermanitas de la caridad lo son-, son organizaciones empresariales que defienden la maximización de ingresos a un menor coste. Y ya cuando están recibiendo a espuertas dinero público que los ciudadanos pagan con sus impuestos para aumentar su cuenta de resultados se convierte en un negocio fantástico.

Quizás aún haya espacio para el mercado educativo. Quizás sea un modelo que va en aumento. Quizás sea sólo una etapa empresarial que, cuando no dé más de sí, pueda reconducir la situación educativa a lo que se merece nuestra sociedad porque, sinceramente, el consumismo educativo actual preocupa. Y más a algunos que entendemos la Educación como servicio público.

¿Es lícito hacer dinero en el ámbito educativo? Claro que sí porque el modelo económico y social lo permite. ¿Es tan malo que pequeños autónomos o empresas con pocos trabajadores entren en el mercado educativo? No, más bien al contrario. Lo que sí que es malo es la sensación de que, asociado al desenfreno del cambio educativo, hay intereses muy alejados de la mejora educativa pero, como siempre digo, seguro que es sólo culpa de mi tendencia a ver el mal donde sólo hay lindos querubines.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link