No es no

Empiezo a estar un poco cansado del acoso, a nivel telefónico y por correo electrónico, de una determinada empresa que, dentro de sus ramificaciones, tiene parte de negocio en el sector educativo. Cuando, después de repetirles activamente, por cuarta vez (sí, ya llevo cuatro ocasiones explicándoles mi «no») me encuentro con un nuevo correo que mejora las condiciones para que acepte un debate con un personaje muy mediatizado del ramo. Y tienes que volver a insistir. A explicarles que julio, salvo excepciones con amigos, horchatas pendientes y algunas cuestiones profesionales que, ya llevan mucho tiempo en tu agenda, no vas a hacer nada más que disfrutar de las vacaciones con tu hija. Que no es una cuestión de dinero ni tampoco de negarse a debatir en abierto. Es una simple negación a hacer un espectáculo y perder días que no voy a recuperar. Lo he dicho en más de una ocasión… no me gusta el espectáculo educativo y, por ello, no quiero participar en el mismo. Menos aún priorizarlo delante de temas personales. No todos valemos para ello. Menos aún, tenemos ganas de participar en ello salvo que, excepcionalmente, presenten algún interés determinadas propuestas y redunden en un beneficio para mi aula o mis alumnos. Ya no sé cómo decírselo para que me entiendan.

Fuente: http://www.fotothing.com

Sé que me leéis con fruición. Sé que, a veces, os he criticado abiertamente por considerar que una empresa no debería gestionar, ni tener la venta de sus productos como objetivo de una acción formativa. A pesar de ello, respeto que lo hagáis. Es vuestro negocio pero, ¿es realmente necesario que me atosiguéis con fechas imposibles para que, de forma repetida, lleguéis a agobiarme con vuestras propuestas? En otro momento y sí, en ese momento necesito algo de dinero para un gasto imprevisto, no tendré ningún problema en aceptar pero, proponer fechas imposibles, sin necesidad que tengo de lo anterior y, con todo el cariño del mundo, sin ganas de ponerme a debatir en un espectáculo que no va a aportar nada más allá de contraponer frases hechas a cuestionamientos tan irracionales como los míos no le veo ningún sentido. Seguro que encontráis a alguien más interesante. Yo, como siempre digo, simplemente doy clase y escribo aquí porque me gusta hacerlo. No es nada más que eso. Os pediría que lo entendáis y dejéis de llamarme o enviarme correos ofreciéndome cada vez más. No es el dinero. No es la difusión que pueda hacerse del debate. No es, ni tan sólo cuestión de ego por poder sentarme de tú a tú con alguien que, por lo visto, tiene la solución a todos los problemas educativos y sale muy bien en las fotos. Es que tengo otras prioridades en mi vida. Y una de ellas no es lo que me proponéis.

Creo que después de este post les va a quedar claro. No es no porque, en este caso, no hay nada que negociar. Les agradezco muchísimo que me hayan invitado y pensado en mí pero, me gustaría pedirles públicamente que entiendan que no todos tenemos un precio. Menos aún en momentos en los que el premio por no aceptar es mucho mayor que el de ir.

Perdonad los que os pasáis por aquí habitualmente, pero debía escribir esto hoy.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. Anímate a decirles la próxima vez, si la hay, que les vas a denunciar por acoso. Eso en los coles funciona, así que también debería funcionar en el «show business». Resiste, campeón, ya llegan las más que merecidas vacaciones
    .

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link