No existe comunicación entre la administración educativa y sus docentes

No existe comunicación entre la administración educativa y sus docentes. No existe ningún método eficaz para comunicarse. Los perfiles que algunas administraciones educativas crean en las redes sociales solo sirven para difundir y no para intercambiar información. El docente está aislado en sus centros y, por desgracia, en ocasiones recurre a terceros que le facilitan informaciones sesgadas. La administración, a su vez, desconoce qué está sucediendo en los centros y cuáles son las necesidades reales de los docentes que se hallan a pie de tiza (bueno, de PDI). Y nadie revierte la situación.

Fuente: Fotolia CC

Una de las claves de la mejora educativa pasa por hacer transparente, tanto lo que sucede en los centros educativos, como lo que sucede en la administración. No es de recibo que, en ocasiones, sea tan complicado hacerte con una respuesta a algo sencillo y que, al final, lo sencillo se complique hasta el infinito. Ni hay foros en condiciones, ni páginas web que sean agradables de visitar ni, por desgracia, una administración que pegue un golpe en la mesa y diga que va a acercar la administración a sus usuarios. Y entre esos usuarios están los docentes. Ya si no hay posibilidad que los docentes accedan a una comunicación ágil, imaginaos la imposibilidad para los padres y alumnos. Misión imposible. Bueno, más que imposible.

Yo siempre he creído en la necesidad de que la administración creara un sistema de ayuda dinámico. Que las redes sociales fueran algo obligatorio en las administraciones. Que hubiera, al igual que existe atención telefónica y por correo electrónico (bueno, esta última muy lenta por motivos no solo achacables a la administración), una persona encargada de solucionar los problemas de los docentes que pueden llegar a tener, tanto en su parte más académica, resolución de dudas jurídicas como, en su faceta más burocrática (sistemas de gestión educativa y demás). Y no, la culpa no es de los que están al otro lado. La culpa es que, por desgracia, no hay implementado ese servicio de tú a tú que tanto necesitan nuestros compañeros que, en ocasiones, se pierden al hacer ciertas cosas. Algo que no excluye que haya algunos que no leen los manuales de ayuda pero es que ya sabemos cómo son las cosas.

Creo que la administración educativa que permita ese contacto y lo facilite, después de un período inicial de caos, críticas al servicio (seguro porque ya sabemos que los docentes, al igual que el resto de ciudadanos, somos mucho de quejarnos cuando no tenemos algo para ya) y dolores de cabeza, al final tendría un servicio de comunicación eficaz. En períodos concretos hay docentes que van muy perdidos y quizás, en lugar de obviarles, la administración debería echarles una mano. A veces, al cuello. Yo también me he merecido lo anterior en más de una ocasión pero, ahora en serio, creo que falta ese espacio de comunicación.

Estoy convencido de que la administración tiene gente muy válida. No estoy convencido, lo sé de buena tinta. También tengo claro que hay grandísimos profesionales en el aula. Entonces, por qué no hacer algo para que ni los unos se sientan aislados ni los otros incomprendidos. Y os prometo que sé de qué hablo.

A riesgo de recibir una colleja por parte de unos y de otros (sí, siempre me gusta meterme en medio) me gustaría que, tanto los docentes dieran una oportunidad a la administración, como la administración se lo diera a los docentes. Y qué mejor para ello que tener un sistema de comunicación eficaz entre ambos lados de un mismo interés porque, al final, lo que queremos todos es que la educación funcione. Bueno, al menos eso es lo que quiero yo.

Por cierto, sé que iba a hablaros de herramientas. Va, para que no incumpla lo prometido en Twitter os voy a comentar algunas herramientas fantásticas para mejorar esa comunicación más allá del teléfono y el correo electrónico. Un blog actualizado, un foro en condiciones, una página en Facebook (o varias para diferentes cosas), cuentas institucionales en Twitter que no solo se dediquen a decir qué bonita es mi administración y cuánto hacemos y, finalmente, mucho pisar aula por parte de un equipo destinado a saber de primera mano qué necesitan los docentes. Y una gran dosis de empatía porque, a veces, las cosas en los dos lados de la barrera tienen sus peculiaridades.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. ¿Cómo que no existe la comunicación? La comunicación es emisor y receptor. La conselleria emite y el profesorado recibe (otra cosa es dónde recibe ;-).
    Por ejemplo, un mensaje reciente del alto mando https://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2019/01/29/educacion-dara-copia-examenes-padres/1827696.html
    No falla. Como dijo Mencken, «Para todo problema humano hay siempre una solución fácil, clara, plausible y equivocada»
    Esa es la que elige siempre la conselleria

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
12 Compartir
Compartir12
Twittear
+1
Compartir