No pinto una mierda, ni tengo puta idea de nada

Voy a aprovechar este post para pediros un favor a todos esos que, con toda la buena intención del mundo, me pasáis determinadas propuestas o, simplemente, me preguntáis cómo podéis hacer ciertas cosas. Ya os informo desde ya que, para los que me pedís que haga llegar determinadas propuestas vuestras o las difunda en el blog o las redes, que no pinto una mierda. No, los seguidores o los lectores del blog no hacen que pinte más. Sigue siendo una mierda lo que pinto a todos los niveles educativos y, por ello, os agradecería que os ahorréis cualquier tipo de mail en ese sentido. Si tenéis ganas de hacer llegar algo a algún sitio, remitídselo a alguien que pinte algo. Yo, en educación, pinto entre poco y nada.

Fuente: Facebook

Y ahora para esos que me preguntáis acerca de ciertas cosas. No tengo puta idea de nada más allá de lo que he ido, con suerte, aprendiendo en mi deambular por determinados lugares. No tengo ni puta idea de cómo mejorar el clima en el aula, conseguir que todos los alumnos aprendan y, yendo más lejos, no tengo ni papa de qué podemos hacer para mejorar la educación. Claro que critico ciertas cosas pero es que me cabrea hasta más arriba de lo que cimbrea que algunos vendan milagros. Coño, milagros a Lourdes. Y aún así…

No es que esté negativo hoy. Es que es la realidad. No puedo aconsejar a nadie acerca de nada porque no tengo ni idea de nada. De horchata que, quizás es de lo que más controlo, puedo llegar a tener un nivel medio-bajo. Así que imaginaos el percal de tener que creer algo de lo que os digo. Bueno, hacerme caso más bien. No, buscad en otros lugares. Hay gente muy válida que, por desgracia, quizás no tengan visibilidad en determinados lugares pero saben mucho. Si sois docentes y estáis en el aula, buscad entre vuestros compañeros. Si, simplemente sois personas a las que os interesa la educación, vagabundead. Mi recomendación es que os alejéis de la mayoría de personajes mediáticos y que, al igual que sucede con los libros, rebusquéis en esa librería algo que os llame la atención. Por lo demás, poco más puedo recomendaros.

Me da la sensación que hay demasiados que estáis pensando en mi como concepto de algo que no existe. Ni soy tan bueno ni tan malo. Soy un simple docente en barbecho, totalmente exhausto a día de hoy, con una salud demasiado frágil, al que le gusta escribir y hablar de su profesión. Otro tema es que mi opinión valga más o valga menos que cualquier otra porque, al final, uno no pinta lo que vende, pinta lo que hace. Uno no sabe mucho porque dice que sabe mucho, no tiene ni puta idea de nada ni con Google. Así pues, con todo el cariño del mundo, lamento deciros que os toca seguir buscando.

Un abrazo a los que os pasáis por aquí. Más aún a aquellos que os pensáis que sé de algo porque, sinceramente, sigo sabiendo lo mismo que antes (entre poco y nada) pero con un poco más de ego.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

4 Comments
  1. Te leo cada mañana, no quiero que me enseñes a dar clase, yo como tú, me voy buscando la vida, te uso de terapia, no para hacer frente a los gurús, me importan una mierda, sino para hacer frente a los gurucitos y gurucitas que te encuentras en tu camino, los que yo he topado son auténticos profesionales del acoso, sectarios que no respetan otro punto de vista que no sea el suyo, y cuando ya vas teniendo una edad la presión y desprecio van en aumento… así que…gracias.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link