¿Nos montamos un blog educativo?

Después de escribir hace unos días un artículo titulado «¿Nos montamos un libro de texto digital?» fueron muchos los correos electrónicos que me preguntaron si, en lugar de montar un libro de texto no sería mucho mejor montarnos un blog y, pedir a nuestros alumnos que hicieran lo mismo, como herramienta fácilmente configurable, editable, actualizable y personalizable.

Dentro de las herramientas/servicios con los que comentaba que se podía crear el libro digital ya incorporé los blogs, pero vamos a intentar explicar por qué un blog no es quizás el método más adecuado para la creación de un libro de texto digital estructurado (a pesar de las posibilidades, cada vez mayores después de cada actualización de los servicios gratuitos más conocidos –WordPress y Blogger-) pero sí que es algo a tener en cuenta para montar en el aula y para que nuestros alumnos tengan «algo suyo de lo cual enorgullecerse».

En primer lugar definamos qué es un blog. Algo básico pero que muchas veces, después de pasar a cosas más complicadas, se nos olvida.

Un blog o weblog no es nada más que una página que contiene de forma breve y ordenados cronológicamente elementos de información. Un blog puede tomar la forma de un diario, revista o una recopilación de enlaces a otros sitios web (Peter Scott, 2001)

¿Por qué usar blogs en Educación?

Los blogs son muy populares en la Educación. Son cientos de miles los blogs educativos publicados y, día a día se incrementa su publicación. Ya son unos cuantos años (desde el 2005) que en nuestro país se han empezado a popularizar debido a la gran ventaja que presentan como medios rápidos de edición y comunicación.

Una de las grandes virtudes de los mismos es la posibilidad de consultarse online desde cualquier punto de conexión a internet. Los alumnos y docentes pueden compartir opiniones, comentar en los diferentes artículos que se publiquen relacionados con la materia o con ámbitos educativas y, establecer una mejora de la práctica habitual mediante los feedbacks anteriores. Además, no hace falta olvidar que, cuanto mayor es la intervención en blogs educativos, mayor es la posibilidad que se genera de aprendizaje mediante el compartir, asimilar y adaptar recursos.

Tampoco hemos de olvidar la faceta de su uso como bitácoras de aprendizaje. Unos diarios que permiten llevar un control de lo que se está aprendiendo y, compartir con el resto de la clase o del colectivo esos puntos. En muchas ocasiones, en las bitácoras no se escribe nada personal. Son ideas, percepciones, aprendizajes que surgen en cualquier momento y que queréis plasmar. En definitiva, controlar lo que somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

Y no quiero entrar en las posibilidades de motivación, liderazgo, investigaciones colectivas, establecimiento de mejoras en las habilidades de lectoescritura o aumento del espíritu crítico que genera el uso de dichos elementos.

¿Cómo usar los blogs? 

Lo dice muy claro Downes. Simplemente empezar. Empezar por decidir qué plataforma usar, estudiar los rudimentos básicos de la misma y ponerse a redactar el primer artículo. Lo demás ya vendrá con el tiempo, pero si uno no empieza de una vez nunca conseguirá implicar al resto de la comunidad educativa.

Por tanto, a predicar con el ejemplo. Antes de pedir a los estudiantes que realicen sus blogs, los docentes son quienes han de romper el hielo creando sus propios blogs. Unos blogs donde haya una doble faceta. La faceta puramente profesional de la materia con un gran número de enlaces interesantes para los propios alumnos, sin olvidar la transmisión de cercanía. Usemos vocabulario adecuado. Vocabulario amigable y alejado de aquellos vocablos de uso reducido que sólo se emplean en ámbitos donde los alumnos aún no han tenido oportunidad de llegar. Todo se andará. Ya incorporaremos esas mejoras poco a poco.

Ha de ser una fuente de información. Les  ha de aportar algo útil.

Antes de que nosotros o nuestros alumnos empiecen hará falta muchas lecturas. Leer otros blogs. Blogs de otros compañeros y alumnos de otros centros. Ver cómo se están usando. Entrar en contacto con esos docentes. Pedirles ayuda. Interpelarles para que nos comenten cómo les va el asunto de usar blogs en el aula con los chavales. Responder a algunas de las entradas de otros compañeros o de alumnos (por parte de los nuestros) harán que nos familiaricemos con el uso y mecánica de esas herramientas.

Ya hemos leído bastante. Creemos un contexto. Si no tenemos ninguna idea sobre qué escribir, no podremos escribir. Hemos de tener claro el hilo argumental. Si va a ser un blog de aula, de materia (con diferentes subapartados para cada uno de los grupos), de reflexiones, de nuevas tecnologías para ayudar a neófitos, etc. Si exigimos a los alumnos que creen uno les tenemos que marcar muy claro para qué lo queremos. Es un sinsentido obligar a crear blogs sin utilidad por el simple hecho de crear un blog. Una práctica demasiado habitual cuya utilidad real es muy reducida. Crear por crear… craso error.

Blog creado. Falta usarlo. Ya tenemos alguna cosilla escrita pero no sabemos si vamos por el buen camino. Fomentemos la interacción. Escribir para uno mismo a veces es aburrido (aunque para algunos necesario). Si nuestros alumnos se crean un blog, a visitarlo con frecuencia y dejarles comentarios para incentivarles en la continuación del mismo. Sería un gran éxito ver como esos blogs que han creado con nosotros les siguen a lo largo de su vida académica. Una gran satisfacción personal.

Antes de lo anterior inculcar un código de buenas prácticas. Un código que indique que no es bueno copiar contenidos sujetos a copyright. Enseñarles a distribuir sus creaciones mediante Creative Commons. Enseñarles a adaptar material de otros. A citarlo correctamente. A dar las gracias. A ser cada vez más libres usando aquello que se comparte libremente en la red. En la misma red que van a compartir sus blogs. Inculcando imprescindiblemente los valores de la libertad de expresión y espíritu crítico. No coartarles. Dejarles volar.

Habéis visto que es un artículo nada técnico y donde tan sólo se dan algunas indicaciones sobre el uso de esos blogs, llamados educativos. Pero, para que no quede nada en el tintero y por si alguno que aún no lo uso se anima a probarlo con sus alumnos (o incluso a nivel personal como docente) os pongo un enlace donde he recopilado algunos servicios gratuitos de blogging junto con algunos de los manuales más interesantes para su uso.

Antes de acabar volver a agradecer a Néstor Alonso la posibilidad de colgar una de sus excelentes imágenes en otro más de los posts de este blog.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

3 Comments
  1. Gracias por el post, más claro agua. Mis alumnos en general no comentan si no se les pide que lo hagan, salvo excepciones, y se pierden cuando se les sugiere que busquen información en otros blogs, aunque lo logran obviamente. Lo que me está chocando es que alrededor de un 20% desea tener su blog; me pregunto si no sería interesante montar un blog en grupo, cambiando mensualmente los administradores o algo así. ¿Conoces alguna experiencia similar? Sería como si los alumnos construyeran parte del curriculo y el siguiente curso podrían valorar cómo lo utilizan otros alumnos… ¿será un caos? aunque vivimos en el caos…
    También quería preguntarte si tienes algún post sobre Creative Commons, no me he puesto todavía pero ya tengo cosas que me gustaría compartir.

  2. Estoy muy de acuerdo. Incluso en algunas disciplinas como son las de las artes, tan desvalorizadas en la actualidad, suponen un factor de revitalización. Elaboré mi Trabajo Fin de Máster del Máster TIC de la USAL del año pasado acerca de este tema:

    http://arteforart.blogspot.com.es/2011/06/tfm-la-evolucion-de-la-educacion.html

    La entrada del blog tiene también una presentación en prezi, que quizá resulte más amena.

    Y también hice una publicación sobre ello: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3825670

    Y una presentación en un congreso de educación artística: http://arteforart.blogspot.com.es/2012/04/charla-en-el-siemai-acerca-de-la.html

    Buen post, me ha encantado 😉

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link