Oposiciones 1.0 para Docentes 2.0

Estos últimos días en Twitter hay una avalancha de personas en mi TL, que están preparándose para presentarse a las oposiciones de docentes que se convocan en muchas CC.AA. Todas ellas preguntan sobre la posibilidad de realizar la presentación de su programación usando metodología 2.0, y una de las preguntas que nos surgen, es la de si estará preparado el Tribunal, para entender el esfuerzo que hay detrás de dicha presentación.

Si extrapolamos los datos de nuestra práctica docente habitual a los Tribunales, formados por compañeros nuestros, nos encontramos con muchos docentes que desconocen el uso de muchas herramientas 2.0. Se mueven en las herramientas más habituales que son el procesador de textos, normalmente Word (si conocen y saben usar alguna de sus alternativas libres, como por ejemplo OpenOffice ya marcan maneras) y las maravillosas presentaciones en PowerPoint. Que conste que no tengo nada contra el uso de esas herramientas, más bien me parecen unas herramientas, no muy complicadas para usos básicos, que permiten preparar material de apoyo para usar con los proyectores de las aulas. Y, demonios (iba a decir otro vocablo, pero se tiene que dar ejemplo), por algo se empieza.

En vista del párrafo anterior y, desconociendo el nivel dos punto cerístico de nuestro Tribunal, nos podemos encontrar varias reacciones a nuestra molona presentación, con herramientas de última generación, y después de haber demostrado nuestra competencia digital mediante, no tan sólo la presentación, si no también usando , con corrección, vocabulario específico (y no hace falta ser un Saramago de las letras, simplemente tener conocimiento de herramientas como Twitter, Prezi, Google Docs, etc. y saber explicar su uso delante de los que nos van a evaluar). Las principales reacciones pueden ser las siguientes:

  • Hemos tenido la suerte de tener un Tribunal formado mayoritariamente por docentes que usan habitualmente herramientas 2.0 (extremo harto difícil),  con lo que, a priori, y siempre dependiendo de nuestra programación (no hay suficiente con tener una presentación formalmente impecable; su contenido debe ser impecable) nos facilitará que esta reciba una buena calificación
  • Estamos en un Tribunal formado mayoritariamente con docentes de «toda la vida», no actualizados en las nuevas tecnologías, pero con interés en las nuevas herramientas de aprendizaje que surgen en el mundo educativo, con lo que podemos encontrarnos estableciendo un diálogo, e incrementando en número de adeptos en nuestras filas
  • El Tribunal es ampliamente tecnófobo (sí, sí, existe), y cualquier intento de innovación va a ser recibido con un desprecio previo, con lo que tendremos, bastante difícil, sacar una buena calificación en esta parte, arriesgándonos a un suspenso (siempre y cuando no llevemos al 100% planificada la programación, no sólo en la presentación, también en nuestra mente). Tened en cuenta que basta sólo que el presidente del Tribunal, normalmente del cuerpo de inspectores, reúna esta característica para tenerlo realmente crudo

Resumiendo, a efectos de normativa, propagandismo TIC por parte de la Administración, parecería ser que ser docentes 2.0 y el uso de esas herramientas nos facilitaría la defensa de la programación, pero la realidad, que es la que manda, depende de la composición de nuestro Tribunal, que al fin y al cabo, está formado por personas, con diferentes ideas e inquietudes.

Y como no se podría acabar de otra manera… ¡Mucha suerte!

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

7 Comments
  1. En realidad es un timo. La administración se gasta una pasta en dotar tecnologicamente a los centros y si tu te preparas para eso, no lo puedes defender, porque como dices depende de la suerte del tribunal.

    Yo he decidido por una decisión casi analogica… Hablo en muchas ocasiones de la importancia de las tIC, en todas las unidades hay referencia y trabajo en ellas, la programación habla mucho pero todo es eso… de viva voz…

    ESte es otro riesgo, de que sí, hablas de algo y no puedes demostrarlo, asíq ue puedes quedar un poco de «farolero»… pero realmente ¿qué hacemos?

    En fin… algún día, los tribunales estaran llenos de gente que comprenda que ya no vivimos en el siglo XIX…

    (espero no tener que examinarme entonces)

    1. Igual eres tu el miembro del tribunal el año que viene. I los opositores podrán pensar que eres un w 2.0 reconvertido en un mundo x.0 donde x será >4!!!

      No seamos tan críticos que no hay para tanto.

      Riesgo, pues claro, innovar es lo que tiene. Pero el respeto por lo que queremos transformar nos hace ver las líneas de evolución.

      Los que no nacimos nativos, pero hace más de 25 años que trabajamos con NNTT, TIC, TAC y no descuidamos ni la calculadora ni la máquina de escribir en su momento hemos visto aplicaciones en + i en – de todos los colores posibles, con i sin tecnología. Y descuidos como ignorar a Freinet, pero no por ello podemos generalizar en la crítica de profesionales que dedican su tiempo a evaluar que personas tendrán el derecho en el futuro de formar a las generaciones siguientes.

      Seguramente los tribunales estarán llenos de gente que trabajan y dedican su esfuerzo y su atención a escuchar a los que serán sus i mis compañeros y de otros especímenes humanos con más o menos dignidad.

      No seamos «don perfecto» ni inventemos la sopa de ajo. En todo caso reinventémosla al estilo de la nueva cocina 2.0 que conocido lo clásico le aportan las nuevas aplicaciones tecnológicas y conceptuales, no por ello criticando a todos los cocineros i amas de casa.

      En los tribunales lo que ciertamente no hay es gente que no vive el mundo de la educación desde dentro. Y si algo es fácil de ver es si uno es «farolero» o dice lo que cree y / o practica.

      Respecto a la pasta en el mundo educativo decir que poca, tarde y muchas veces pasada, nada de al dente. Prepararnos conviene que nos preparemos para trabajar con los mejores y sin los medios necesarios.

      Pensemos que también hay que ir pensando de trabajar en las TIC y experiencias de escuela 2.0 al tiempo que hay centros sin internet, como pueblos sin teléfono i sin señal de TDT, dentro del mismo sistema educativo.

      Por suerte los opositores son en general nativos con tendencia al 3.0 pero no siempre tienen la ilusión 1.0 ni la dedicación 0.0 i el trabajo -0.0 que muchos de los Profesores 1.0 o menos que están en los tribunales ya demostraron antes. (También fueron opositores críticos seguramente 1.0).

      Hay de todo y habrá de todo pero o trabajamos juntos o la escuela caerá en caída libre por el tobogán de la gráfica de evolución de internet desde el 4.0 al suelo en sentid de descenso.

      Algunos nos hemos ido equivocando y aprendiendo en la escalada, pero hemos ido intentando asegurar la vía con clavos cuerdas y mosquetones, informando de la vía y sus dificultades para facilitar que haya quien nos pase. Ver que los nuevos evolucionan y te enseñan es lo mejor. La mejor experiencia de quien hizo el primer curso de «programación» en el año 1975 y aplicó por primera vez lo que aún no dominaba con sus alumnos en el año 1984 que formó parte del GIESC y publicó junto con otros miembros de tribunales maestros y compañeros la primera revista de informática educativa en el 1986 en soporte magnético disquette de 5 1/4 que pasó primero por Commodore 64, mas de 2000 horas de formador. Y que aprendió siempre de los compañeros que habían aprobado oposiciones o no. Y sigue estando en el deseo de aprender i formarse.

      Recordar y mirar lo malo de una situación no siempre facilita el camino de la mejora. Aún estando en el camino correcto (si es que solo hay uno) si miras hacia atrás y no ves a nadie que te sigue planteate que el viento borra tus huellas vale más que alguien pueda ver por donde seguirte.

      1. Iré por partes, como acostumbro a hacer cuando respondo a comentarios tan largos y enriquecedores como el tuyo.

        En primer lugar, quizás sea algún día miembro de un tribunal, pero será una cosa realmente difícil (y tampoco no tengo mucho interés en ello), ya que muchas CC.AA. ya permiten que los docentes que quieran ser voluntarios se apunten, y prácticamente copan todos los tribunales. Hay gente que le apetece juzgar a otros (normalmente más actualizados a nivel teórico), y yo no he entendido jamás el porqué de ese interés en hacerlo. Supongo que puede ser debido a tres cuestiones: curiosidad por ver una Oposición desde dentro, motivos económicos o endiosamiento personal (muchas veces para tapar sus propios defectos, creyéndose superior a los demás).

        En referencia a ser crítico, SÍ hay para tanto. Estamos en una Escuela 2.0 donde lo único que muchas veces es 2.0 es la competencia digital que existe en los papeles. Cuando nos enfrentamos a la realidad, nos enfrentamos a un plan que falla por su propia base: «la formación de los docentes». Se ha destinado mucho dinero a incentivar ese tipo de Escuela, pero cuando una casa se empieza por el tejado, o tiene unos pilares muy débiles, tiende a derrumbarse. No es eso lo que se merecen, ni los alumnos ni la sociedad.

        Y para finalizar, jamás se me ocurriría desprestigiar la Escuela 1.0, ya que ha sido y sigue siendo una base muy importante de la Educación. Tan sólo comento en este artículo, que es necesario que los docentes innovadores, se merezcan tener un Tribunal que valore esa competencia digital que poseen de manera adecuada, sin infravalorar el contenido de su programación. Muchas veces también existe el error de comparar innovación con calidad, y la innovación docente puede ser, o muy buena, o de muy mala calidad.

  2. Hola. A todo lo que dices se une que no se puede utilizar ninguna herramienta digital para la presentacón y defensa de tu programación ante el tribunal. A lo máximo, podrías enseñar pantallazos de las actividades que propones y cómo sería su «apariencia» en formato digital.

  3. Hola, tal como decís. Tal cual.

    Pero sé de buena tinta que los tribunales están puntuando alto a profesorado que presenta su blog de aula, por ejemplo, aunque, efectivamente, por medios 1.0.

    De lo malo, lo mejor.

    Saludos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link