Palote

Palote. Os juro, por el ser ficticio que más os apetezca, que me he puesto palote al ver los ponentes que van a acudir a enlightED. Un evento galáctico destinado a promover un debate acerca de la Educación en la era digital. Ya sé que no aparece mi gurú de cabecera pero, esto de poner a Ken Robinson (sí, el Sir), el cocinero Ferrán Adrià, el hacker Chema Alonso, la política que se cargó la educación pública madrileña, Lucía Figar o, simplemente, los CEOs del BBVA, Telefónica o el director creativo de Walt Disney, hace que los pantalones no soporten ya más presión.

Fuente: Whatsapp

Solo doscientos euros para tener orgasmos continuados es un buen precio. Más aún cuando uno tiene la posibilidad de codearse con lo más granado  de la experticia educativa. No me digáis que no hay para mojar la ropa interior. Es que están todos, a nivel intelectual, de toma pan y moja. Además, algunos en la foto salen tan buenorros que es imposible resistirse. Me mola el evento. Y no lo digo por decir ni con ningún tono de ironía.

Mi mujer ha decidido atrancar la puerta por fuera. Sabe que voy a acampar a las puertas del evento esta misma noche. Y sin tienda ni nada. A lo loco. Me faltan chapas y banderolas publicitarias para sentirme uno más con los dioses de la educación. Ya si eso me pongo desodorante del caro. Incluso que tenga aluminio. Todo por el palotismo educativo. Todo por poder ver o, incluso intentar acercarme, a uno de mis héroes o heroínas de la educación. Me corro. Es que me corro solo de pensarlo. Disculpadme por ser horario infantil pero es que mi cuerpo está rugiendo de placer. Necesito ir ahí. Necesito escuchar lo que quieran contarme. Necesito besar manos y, si se tercia, algún morro barba mediante. O sin ella. Ahí no le pongo freno a mi líbido educativa.

Y cierra el acto mi Peedrooo. Joder, qué más se puede pedir. Finalizar así es garantía de éxito. Ya solo falta Wert y ya el despiporre. Más aún cuando hay tenistas y coachers. Mola la homeopatía educativa. Excita el espectáculo educativo. Salivación en estado puro. No es ver una porno, es vivirla. Estoy que no quepo de gozo. A punto de reventar la puerta. A punto de montarme en mi coche. A punto de disfrutar de la mejor experiencia educativa del último año. Quién dice del último año dice de la última década. Qué demonios. Del último milenio. Es el Madrid-Barça en versión educativa. Es el no va más. Todo al rojo. Bueno, al negro, no sea que alguien lo interprete mal.

Espero poder verlo en directo. No me vale la versión flipped. Ésa es para pobretones de pobrepoint. O burgueses reconvertidos de genially. Vámonos pal coche… que esto empieza ya.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link