Paren las rotativas

Estoy convencido de que lo mejor que podríamos hacer la semana que viene la mayoría de docentes que trabajamos en las aulas de nuestro país es enviar a tomar viento el currículum oficial de nuestras respectivas asignaturas. El currículum sirve para lo que sirve pero hay ocasiones en que conviene, por integridad profesional, dejarlo al margen de nuestras actuaciones de aula. Seguir el currículum cuando lo que está sucediendo en la sociedad presenta posibilidades infinitas de ser usado en el aula es torpedear el aprendizaje de nuestros alumnos.

Fuente: http://uncachodederecho.blogspot.com.es
Fuente: http://uncachodederecho.blogspot.com.es

Si fuera docente de Matemáticas la semana que viene empezaría haciendo estadística básica con los pagos de las tarjetas opacas de los consejeros de Caja Madrid (absorbida por Bankia). Me dedicaría a hablar de porcentajes, de distribución de gastos según productos, de análisis matemático básico de ese derroche de los políticos que ocupaban esos asientos. Podría incluso ir algo más lejos para hablar de «maquillajes» fiscales y de todo el mundillo económico. ¿Por qué no introducir también el funcionamiento del IBEX, hablar del NASDAQ y esbozar los diferentes productos económicos? Mucha tela.

Si fuera docente de Ciencias tocaría, como no, hablar del ébola. Fundamentos básicos de la enfermedad, tasa de contagio, mecanismos de transmisión, protocolos de seguridad, etc. ¿No podríamos relacionar los países con más casos para acercarnos en la asignatura de Ciencias Sociales a la geografía y a hablar un poco de las sociedades africanas? ¿No sería un buen trabajo cooperativo entre diferentes materias? ¿No podríamos sacar algo por ahí?

¿Y los de Educación Visual y Plástica? ¿Podríamos hacer un diseño básico del ébola? Un dibujo o, incluso yendo un poco más lejos, una simulación informática del mismo. Y, ¿por qué no hacer un dibujo en planta del Hospital Carlos III? Un axonométrico no quedaría nada mal.

Los de Tecnología (e Informática donde exista la asignatura por separado) podríamos establecer la relación de las epidemias con la producción alimentaria de los países. En segundo de ESO se explica la parte de alimentación. ¿Por qué no acercarnos al continente negro para hablar de sus producciones agrarias? ¿Por qué no comparar sus sistemas de producción con los del primer mundo? ¿Por qué no hablar de la explotación de recursos? Puestos a hablar, ¿por qué no hacerlo del coltan? Por cierto, el coltan nos permitiría relacionar lo explicado con la producción de teléfonos móviles. Ya tenemos algo para intervenir.

En Lenguas (castellana, cooficial e inglés -o francés-) tendríamos un montón de textos para analizar sintácticamente sobre esas noticias de actualidad. Qué mejor que dar un texto en lengua extranjera sobre el ébola para que lo traduzcan los chavales. Qué mejor que coger noticias de actualidad, leerlas y analizarlas. ¿Por qué no usar lo anterior para potenciar el comentario de texto y la oratoria? ¿Qué tal un debate sobre el tema?

Seguro que en las otras asignaturas se puede encontrar cuestiones relacionadas con la actualidad. La ética también da para mucho. Con eso no se libran ni los de religión para debatir sobre la pobreza 🙂

Creo que la educación debería ser como los medios de comunicación. Cuando llega una noticia importante que afecta a la sociedad convendría parar las rotativas y hablar sobre lo que realmente interesa a los chavales. ¿Por qué, sinceramente, alguien se cree que de lo que está pasando no debe hablarse en las aulas?

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

11 Comments
    1. No es habitual olvidarse del temario (en muchos casos considerado como tal el libro de texto) para entrar en lo realmente importante. Y lo importante no es lo que esté escrito en un currículum redactado para homogeneizar aprendizajes sin actualizaciones periódicas. Lo importante es lo que sucede a diario en nuestro contexto más cercano (y, con la transmisión de información tan rápida que existe actualmente, más global).

      Gracias a ti por el comentario.

  1. Precisamente planteé una cuestión parecida en el encuentro de docentes de ciencias sociales del pasado fin de semana: la actualidad como currículo. Y mucho más en Ciencias Sociales: inmigrantes, violencia de género, medioambiente,…Aprovechar la realidad para desarrollar un currículo más cercano y actual. Con el cual también se desarrolla el currículo oficial…pero de otra manera.

    1. Casi coincidimos de casualidad en el encuentro. Eso sí, en mi caso acudiendo como consorte de alguien que, en principio, iba a venir (pero por diferentes circunstancias no pudo ser). Es necesario inventarse el currículum a diario porque la actualidad no cesa y, en muchas ocasiones, dicha realidad es harto más importante que cuestiones programadas con demasiada antelación. Por suerte todo en nuestro trabajo puede hacerse de otra manera. Bueno, todo lo que nos dejen y no entre en conflicto con algunos espacios 🙂

  2. Totalmente de acuerdo. Siempre he pensado que para ser buen profesor hay que liberarse de las «cadenas» del curriculo, los contenidos y la temporalización. De esa manera los profesores podríamos ser libres para ejercer y desarrollar lo que llevamos dentro.
    Lo que propones sería una forma elegante de liberarse de todo eso sin hacer «lo que nos de la gana» porque el problema es ese, si no seguimos un guión o currículo, ¿es que cada profesor va a enseñar lo que le de la gana?. Y eso no está muy buen visto ni es políticamente correcto.
    Buena idea. Ojalá se pudiera tener en cuenta.

    1. Creo que el concepto de políticamente correcto debería de estar alejado totalmente de las aulas. No se trata de enseñar lo que a uno le dé la gana, se trata dentro de la profesionalidad de uno, de decidir qué puede ser más útil para sus alumnos. Y, en muchas ocasiones, lo más útil para los alumnos no es lo que dice un currículum homogeneizador mal diseñado y gestionado por personajes que a penas (si es que acaso lo hicieron alguna vez) han pisado las aulas.

      Un saludo y gracias por comentar.

  3. Esta semana yo no he dado ni una clase de Ciencias donde no haya explicado el ébola, ajustando lo que explicaba según el nivel. Mil preguntas, dudas, alarmas, Internet a toda pastilla buscando info, las presentaciones que van a hacer al final de la evaluación incluirán el ébola y sus consecuencias. Currículum a la mi*rda!

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link