Píldoras en formato minimalista y pequeño comité

pildoras_13La formación docente «tradicional» no funciona. No es algo que venga de nuevo ni que obligue a rasgarse las vestiduras. El formato de formación, sea presencial o en red, que se ofrece por parte de las administraciones educativas es algo deprimente y de resultados más que cuestionables.

Una vez tenemos claro el punto anterior conviene analizar, desde la experiencia, cómo sería posible cambiar el modelo formativo en nuestro entorno más cercano (el centro). Un entorno donde siempre debe estar centrada la formación para individualizarla de la formación fast food que nos están vendiendo sin ningún tipo de hecho diferencial. No es lo mismo trabajar en un centro pequeño rural que en un macrocentro. No es lo mismo trabajar en un centro con dotación informática relevante que en otro cuyos equipos informáticos brillen por su ausencia. No es lo mismo un centro educativo con plantilla estable que uno con movimientos migratorios habituales. No hay dos centros iguales.

Primer error de la administración a la hora de ofrecer cursos: catalogar los centros como homogéneos. Segundo error: no realizar una evaluación a posteriori (¿resultados de aula?) de la formación que se ha realizado en los centros educativos.

Seguro que habrá algunos que a estas alturas del redactado me hablen de la maravillosa formación en centro que se está realizando en algunas Comunidades. De esa elección por parte del Claustro de la formación que quiere que su Centro de Profesorado más cercano les autorice a impartir. De eso que queda muy bonito en los papeles pero que, a la hora de la verdad, sólo sirve para que los docentes necesitados de puntos se apunten a algo que sea muy fácil obtener el certificado horario y no les dé mucho dolor de cabeza.

Este curso en mi centro he propuesto algo diferente. Píldoras de formación (herramienta y metodología de uso) para grupos muy reducidos. Máximo diez compañeros y sesiones minimalistas. Un modelo de formación, por cierto, imposible de reconocer por el Centro de Profesorado por darse dentro del horario de «permanencia». Horas que, por no tener reuniones, nos obligan a más de uno a mordernos las pocas uñas que nos quedan. Horas que sólo sirven para tomar algún que otro café, escuchar andanzas familiares o hacer terapia de grupo. Horas en las que me apetecía hacer algo diferente.

Formación que no le cuesta ni un euro a la administración para intentar cambiar el modelo metodológico que supone el uso de los libros de texto digitales que tantos de mis compañeros usan. Formación que nadie me va a pagar (espero que caiga algún café de mis compañeros) ni ningún certificado de la administración a reconocer. Formación de gratis para compañeros a los que aprecio y que espero repercuta en las aulas. Un experimento que me apetecía probar.

Ya os iré contando que tal funciona el experimento. Un experimento, por cierto, que da bastante pena que no sea facilitado por la administración educativa (aquella que sólo pide papeles para impartir formación, temporizaciones muy marcadas y, horarios rígidos fuera de esas horas de permanencia en la que muchos nos aburrimos soberanamente).

Esta semana, por cierto, empezamos con los blogs…

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments

    Deja un comentario

    EDUENTERTAINMENT

    Cuando la Educación se convierte en espectáculo

    En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
    close-link