Plan Ceibal, el plan Escuela 2.0 en Uruguay

Estas última semanas he estado enfrascado en el análisis de la situación del plan Escuela 2.0, no tan sólo en España, también comparándolo con experiencias similares realizadas en países de nuestro entorno (más o menos cercanos). En este caso voy a comentar el caso del plan que se ha llevado a cabo desde el año 2007 en Uruguay, llamado Plan Ceibal, que ha permitido la distribución de portátiles (netbooks) a los alumnos de infantil y primaria (para compararlo con el sistema educativo español).

Si buscamos una información básica del proyecto (sacada íntegramente de la wikipedia), el Plan Ceibal (inicialmente llamado Proyecto Ceibal) es una iniciativa del ex presidente de la República Oriental del Uruguay, Tabaré Vázquez (tomada del proyecto OLPC del científico Nicholas Negroponte), por el que se pretendía que cada maestro y cada alumno de las escuelas públicas uruguayas tenga una computadora portátil con conexión a Internet. El nombre «Ceibal» fue elegido por el sentido simbólico que tiene para los uruguayos el árbol del ceibo, su flor (Flor Nacional del Uruguay) y el conjunto de los ceibos a lo largo de los ríos interiores del país. Fue transformado en una sigla: «Conectividad Educativa de Informática Básica para el Aprendizaje en Línea». El plan es parte del «Plan de inclusión y acceso a la sociedad de la información y el conocimiento», que integra la agenda del Gobierno, para ser aplicado en el ámbito de la ANEP. El plan ha obtenido gran fama internacional desde sus inicios, ya que Uruguay es el primer país del mundo en completar un plan semejante.

Si analizamos los resultados del mismo, observamos que el beneficio más importante que se ha observado, ha sido una democratización del alumnado, ya que todo el mismo posee un netbook, con independencia de su estatus social, y características económicas familiares. Ello, ha justificado ampliamente este proyecto estrella del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay, ya que ha permitido que se consiga una equidad e igualdad de oportunidades (al menos a nivel teórico) entre todos los alumnos.

Este año, se va a empezar la entrega de esos netbooks (llamados «ceibalitas») a todos los alumnos del liceo (lo que viene a ser la secundaria en España), y allí ya ha empezado a haber un poco de polémica, ya que se están poniendo en la mesa diferentes parámetros que pueden dar al traste con esa implantación. Entre estos parámetros de controversia existen los siguientes (muchos de los cuales son extrapolables a nuestro país):

  • Casi un 30% de los netbooks están fuera de servicio, según nos muestra el siguiente informe. La mayor parte de los que están fuera de servicio, lo están por rotura o porque están en el servicio de reparación.
  • Demasiada vinculación del proyecto con elementos económicos, ya que el país ha tenido que pedir un crédito de 100 millones de dólares (americanos), al Banco Mundial para poder hacer frente al gasto de la compra de los mismos, y la adecuación de las infraestructuras de los centros. Es un problema, endeudarse por un proyecto que aún no tiene suficientes años de rodaje, para ver si ello va a compensar en el futuro, y más cuando se trata de un país con serios problemas económicos. Esto se puede extrapolar a España, donde el gasto ha sido de unos 100 millones de euros (unos 120 millones de $)

  • La cuestionabilidad de la existencia de un proyecto pedagógico previo a la aplicación del plan. Este proyecto habría de haber sido imprescindible en Uruguay y en España, pero en ninguno de los dos casos se ha hecho un estudio previo en condiciones, sobre la pedagogía del mismo, ni de las herramientas pedagógicas necesarias para su correcto aprovechamiento.
  • Una de las grandes quejas en Uruguay por parte de la ATD (Asamblea Nacional Técnico Docente) ha sido la incertidumbre que genera este plan en los docentes, ya que la capacitación de los mismos se ha dado en el uso de herramientas 2.0, pero no en la  aplicación didáctica de las mismas. No tiene sentido conocer  muchas herramientas docentes 2.0, ya que tendría mucho más sentido saber realizar con unas pocas, una buena experimentación didáctica con los alumnos.
  • Existen dudas sobre el programario incorporado en las mismas, ya que muchas veces este se encuentra fragmentado, y no existen incorporadas las herramientas básicas para su uso docente, etc.

Todos estos parámetros de controversia son exactamente los mismos que se están planteando en España y que, por ahora nadie da una buena solución a los mismos. La ilusión existe, pero las dudas y la falta de incorporación de los docentes en la toma de decisiones en la aplicación de estos planes, tanto aquí como en Uruguay (y muchos otros países con planes similares) puede llevar al fracaso un plan que aseguraría la competencia digital de nuestros alumnos, en un mundo cada vez más competitivo. Pero eso sí, no hemos de olvidar que las TIC han de ser un complemento educativo, jamás la base de nuestra educación.

Actualización

A veces cometo errores en la redacción de algunos artículos sobre la Escuela 2.0 debido a que siempre miro esos proyectos como docente, nunca los miro desde el punto de vista de la Administración. Ello es un craso error, ya que se puede llegar a cuestionar el artículo, y quedar éste bastante desvirtuado, por omisiones de bulto, como ha sucedido en este artículo. El error que he cometido ha sido el de no mencionar al portal institucional del plan Ceibal para informarse directamente sobre el proyecto, cosa que me han hecho ver en Twitter @azud y @riate, a los que agradezco muchísimo esta aportación. También agradezco el comentario de @azud en referencia al «chauvinismo» en la comparación del plan Escuela 2.0 con el plan uruguayo, pero allí no estoy mirando el ombligo de nuestro proyecto, más bien creo que hay puntos en común en diferentes proyectos realizados en todo el globo que incluyen una distribución masiva de elementos tecnológicos. Sí, todos tienen sus diferencias, pero parece que el hilo conductor de los mismos esté basado en la misma distribución de esa tecnología.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

3 Comments
  1. Decir que el plan Ceibal es el Escuela 2.0 de Uruguay teniendo en cuenta que es bastante anterior y que tiene sensibles diferencias tecnológicas me parece, cuando menos, pecar de chauvinista.

    Y por cierto, ¿no sería más correcto tomar como fuente de información básica el propio portal del Plan Ceibal? Por si alguien quiere consultarlo le ahorro googlearlo http://www.ceibal.org.uy/

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link