Por comer de gorra…

Me he propuesto un reto esta mañana. La de escribir cinco artículos de más de cuatrocientas palabras en el blog sobre temas educativos y que hagan referencia a noticias conocidas a lo largo de los últimos días. La verdad es que, entre que me gustan los retos y me encantan aquellos que ponen sobre el tapete la posibilidad de una comida gratis en caso de ganar la apuesta, no he dudado ni cinco minutos. Sí, en el día de hoy os voy a bombardear con cinco artículos (éste es, por cierto el segundo ya que me permito la licencia de hacer una ligera «trampichuela») sobre temas educativos. Así pues, es un buen momento para silenciar vuestro Twitter, desuscribiros o, simplemente ignorar las tropelías incoherentes que puede ser capaz de escribir alguien tan poco dotado de habilidades literarias. Sí, huid. Estáis a tiempo y nadie os lo va a poder cuestionar.

Fuente: ShutterStock

Tengo la esperanza de poder ganar la comida. Espero que, teniendo posibilidades de tiempo y alguna que otra ayudita con las noticias que se están publicando estos últimos días sobre temas educativos -o que pueden estar relacionados con la educación- pueda llegar al objetivo de mi configuración genética catalana sin aditivos: conseguir comer gratis. No sabéis lo bien que sienta comer cuando la cuenta la paga otro. Sí, todo sabe mejor y eso es algo que se merecería una tesis doctoral porque está al nivel del «estudio cognitivo de la ameba en reproducción a temperaturas bajas». Lo sé, no tiene mucho sentido relacionar este despropósito que he aceptado con ningún tipo de calidad en ninguna de mis argumentaciones. Bueno, vamos a ser totalmente transparentes… ¿alguna vez ha tenido calidad alguna de las cosas que publico? Por cierto, cosas que están muy relacionadas con vivencias personales, realidades sesgadas que observo y, por qué no decirlo, filibusterismo educativo en busca del santo grial entre tanta copichuela guay que nos están vendiendo muchos. Una auténtica lotería cuyo premio es mejor que el vellocino de oro pero bueno… deberemos hasta ahora conformarnos con la devolución, en el caso más afortunado.

La verdad es que, como vais viendo, se trata de un artículo totalmente prescindible. Voy a intentar que, como mínimo, lo que venga a partir de ahora sea un poco más interesante aunque sigo manteniendo mi primera recomendación: intentad obviarme hoy porque, al igual que algunos intentan vender su libro, yo lo único que intento es evitar sacar la cartera en un momento de mi vida.

No, no me gusta apostar pero, ¿quién no se vende por una buena comida de gorra para la que sólo es necesario hacer algo que te gusta? 🙂

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link