¿Por qué no confío en las iniciativas de la Administración educativa?

Desconfianza1Todo es cuestión de confianza. Si uno confía en quien le dirige, es capaz de hacer mucho y bueno. Conforme la confianza se va debilitando, cada vez se hace más complicado creer en que algunas cosas lleguen a buen puerto. En mi caso  me estoy convirtiendo en un auténtico descreído. Descreído al ver tristes realidades. Realidades relacionadas con iniciativas que ponen en marcha las diferentes Administraciones y que, por una idea genial que se le ocurre al responsable político (que no educativo) de turno, se convierten en otro invento más que va a parar al cajón de las improvisaciones. Un cajón que, cada vez, se llena más de iniciativas que han costado millones de euros y que, por motivos totalmente alejados de las necesidades educativas y reales de nuestras aulas, se destierran al ostracismo más absoluto.

Podría poner cientos de iniciativas que he conocido, llevadas a cabo con mucho esfuerzo por parte de los profesionales implicados, desmontadas una vez llevadas a cabo. ¿Quién no ha oído hablar de la plataforma catalana Atria? Una plataforma dedicada a la venta de productos de determinadas editoriales que costó la friolera de dos millones de euros, que a día de hoy ya está cerrada. Menos de un año de funcionamiento… dos millones (sin sumar los beneficios a determinados gestores e ideólogos de la misma) tirados. ¿Alguien sabe qué se podría haber hecho para la mejora educativa con dos millones de euros?

Si lo anterior ya sorprende, ¿por qué nadie se sorprende que la Junta de Andalucía apueste por software libre y, posteriormente a eso, se gaste 12 millones de euros en licencias de Microsoft (muchas de las cuales irán destinadas a centros educativos)? ¿Qué sentido tiene apostar por una cosa y hacer otra? ¿Cuánto dinero se está tirando en el desarrollo de una distribución libre, cuando se está pactando con un monopolio para llevar a cabo una implantación? ¿Qué sentido tiene el gasto en algo que no se va a usar?

¿Nos desplazamos un poco más al norte? ¿Hablamos de lo que ha pasado en la Comunidad Valenciana con algunas de sus iniciativas? Me acuerdo de un proyecto que critiqué en su momento… «Mestre @ casa«. Un proyecto en el que pusieron muchas ganas sus desarrolladores. Profesionales muy capaces (a pesar de las críticas al proyecto). Un proyecto embrionario que, en su momento, se había de publicitar masivamente (elecciones). Acaban las elecciones, renueva mayoría absoluta el partido de siempre y, al cambiar de Consejero de Educación, se liquida el proyecto. Las personas implicadas en el mismo a la calle. Al cabo de un tiempo, con nueva Consejera, se retoma el proyecto con nuevos profesionales que parten de cero. ¿A alguien le parece lo anterior productivo? ¿Cuánto dinero se ha tirado? ¿Cuánto talento se ha desaprovechado?

¿Os parece bien que sigamos en Extremadura? Para aquellos que conozcáis un poco el tema del software libre… ¿os suena Linex? Os haré un poco de historia. Es la distribución Linux de la cual partieron muchas de las que se elaboraron en otras Comunidades. Curiosamente, el 31 de diciembre de 2011 la Junta de Extremadura, coincidiendo con el cambio de gobierno, transfiere su mantenimiento a una fundación estatal CENATIC (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación basadas en Fuentes Abiertas). Y, hace pocos días, el CENATIC ha adjudicado por concurso a la empresa Emergya Ingeniería S.L. el desarrollo de una versión actualizada de la distribución extremeña de software libre. Es decir, cientos de miles de euros invertidos en el desarrollo de un sistema operativo libre, profesionales implicados y, curiosamente, adjudicado a una empresa privada su futuro desarrollo. Ver para creer.

Podría seguir hablando de los cientos de millones de euros que se destinaron al plan Escuela 2.0 (en sus diferentes versiones autonómicas) que, curiosamente, con el nuevo gobierno se ha dado por finiquitado. También podría hacer algunas pinceladas sobre los cambios en los profesionales, por cuestiones ideológicas (cambios de gobierno), que se hallaban detrás de determinados proyectos, etc.

Después de lo anterior, ¿a alguien le extraña que no confíe en las iniciativas de la Administración educativa?

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link