¿Por qué no hay comunicación entre los docentes de un mismo centro habiendo grupos de Whatsapp?

Son ya algunas las reflexiones que se han vertido en este blog acerca de la necesidad de establecer mecanismos de comunicación ágiles e inmediatos entre toda la comunidad educativa. Se han analizado herramientas como Remind, Edmodo, Facebook -con las potencialidades que suponen sus grupos- e, incluso, con el uso de herramientas que todos tienen en sus teléfonos móviles como Whatsapp. Y, curiosamente, en ningún momento se ha hablado de la necesidad de una comunicación más dinámica entre los propios docentes de un mismo centro. Docentes que, salvo excepciones muy puntuales o departamentos que, por su cuenta y riesgo, han optado por crear un minigrupo de Whatsapp, siguen sin saber comunicarse digitalmente -bueno, a veces, ni de forma directa- con sus compañeros para saber qué se cuece en el centro.

Fuente: https://www.whatsapp.com/
Fuente: https://www.whatsapp.com/

Cuando los docentes recibimos un mail acerca de una determinada convocatoria de un Claustro o, publicidad que envían a los centros acerca de cursos de formación u otro tipo de informaciones masivas reenviadas por parte del miembro del equipo directivo que las recibe, no es de extrañar que, por desgracia, dicha comunicación pase de ser algo eficaz a ir a parar automáticamente a la papelera. Además, ¿dónde está la información acerca de las actividades que están realizando los diferentes departamentos? ¿Dónde está el espacio para, de una forma mucho más ágil que un correo electrónico, pueda gestionarse el contacto entre los diferentes compañeros del centro? En este caso sigo sin entender que no exista, de forma institucionalizada, la creación automática de un grupo de Whatsapp para dinamizar lo que se está haciendo en el centro o aportar ideas. Sí, si uno encuentra artículos interesantes que le apetece compartir con sus compañeros, estrategias metodológicas o está haciendo algunas cosillas -siempre interesantes- con sus alumnos, por qué no compartirlo de forma ágil y rápida. Que, a veces, en los centros educativos cuesta coincidir para hablar de determinadas cuestiones. Y, utilizar una herramienta que permite un intercambio rápido de información desde los dispositivos móviles que todos los docentes llevan en sus bolsillos, mejora la comunicación de una forma sustancial.

No entiendo que, por defecto y cuando llegas a un centro, no se añada automáticamente al personal a un grupo de Whatsapp. No entiendo que, una herramienta tan potente, pueda ser ninguneada dentro de los Claustros. Aún menos puedo llegar a entender que, en un aspecto que falla estrepitosamente como es la comunicación entre los docentes de un mismo centro, no se establezcan estrategias para aumentarla. Sinceramente, no me queda claro el dilema personal que puedan tener algunos docentes a disponer de una herramienta más para mejorar su práctica docente porque, ¿alguien sabe la gran cantidad de cosas interesantes que nos estamos perdiendo? Si no creamos una red profesional en el propio centro educativo, ¿alguien cree realmente que, a nivel de centro, se va a mejorar? Un centro educativo es mucho más que cuatro paredes y un diseño más o menos lamentable. Un centro educativo es el conjunto de todas las personas que interactúan con él. A ver si de una vez nos ponemos las pilas y pasamos del aislamiento a una colaboración realmente eficaz entre el profesorado. Herramientas las hay, ahora sólo falta querer utilizarlas.

Artículo patrocinado por Nuance Communications, empresa líder mundial en tecnologías de voz que ayudan a las personas y empresas a trabajar y vivir de forma más inteligente

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

12 Comments
  1. Yo tengo grupos de whatsup con todos mis alumnos. Tengo contacti con algún compañero. ¿pero con todos los profesores?
    Lo siento, mi móvil es mío (esto es lo que aducen mis compañeros para no dejar su móvil a alumnos ni padres y yo para no dejárselo a ellos).

    1. Yo siempre he procurado «no dar mi número de teléfono» a mis alumnos y, por ello, siempre he usado alternativas que no me lo exijan. La última de las pruebas las he realizado con Remind pero, por desgracia, siempre cuesta incorporar herramientas que no son de uso habitual. En referencia a la frase tan manida que se escucha cuando hablamos de compartir nuestro número de teléfono con nuestros compañeros por cuestiones laborales siempre hay frases como la que comentas o, la últimamente más usada… «es que, con los recortes, no damos abasto». Una frase que, curiosamente, da la sensación de justificar cualquier tipo de inanición. Y más aún cuando te encuentras con docentes que, han hecho lo imposible para «arreglarse» el horario y conseguir sacar horas de reducción de debajo de las piedras que son los que más reacios son a cualquier trabajo (tanto dentro como fuera de su horario laboral). Sí, esos que a la milésima de segundo antes de sonar el timbre ya están arrancando su vehículo. Y haberlos, haylos.

      Un saludo y tengo pendiente que me expliques un poco más tu proyecto (a ver si ya lo tienes en marcha y hablamos con calma).

  2. Hola, como docente te puedo decir que estoy de acuerdo con que hace falta buscar una herramienta para facilitar la comunicación, pero no me parecería correcto que me metieran en un grupo de whatsupp al que están todos los profesores. Nosotros tenemos un grupo de nuestro departamento, pero como somos poca gente no me parece intrusivo. Pero sinceramente mi teléfono personal no creo que deba tener un grupo de whatsupp con todo el profesorado (40 o 50 personas?) que pudieran estar mandando whatsupps constantemente.

    1. ¿Tan poco confías en tus compañeros acerca de su competencia digital en el uso de una herramienta de comunicación tan potente como puede ser Whatsapp/Telegram/Line o cualquier otra alternativa? 🙂 Si es por ello, tenemos un problema. Y el problema no es de herramientas. Más bien es un problema de competencia digital y netetiqueta.

      Gracias por comentar.

      1. La verdad es que creo que hay un grave problema en cuanto a la competencia digital se refiere. Creo que se debería hacer un esfuerzo en ese sentido, y no solo desde el profesorado (que también) sino también desde la administración.

  3. Sinceramente no entiendo tu obsesión por el WhatsApp. Me parece muchísimo mejor el email. ¿No hay comunicación entre los docentes de un mismo centro? Será en el tuyo. La única razón por la que no nos ‘comunicamos’ mejor es la falta de tiempo. Desde los recortes estamos que no damos abasto. Ya me gustaría a mí ‘comunicarme’ de forma más pausada y reflexiva con mis compañeros.

    1. No me preocupa que sea Whatsapp, Telegram o cualquier otra herramienta de comunicación que, permita, una comunicación más rápida entre los compañeros. El correo electrónico, por desgracia, ya sabemos que no es consultado habitualmente por demasiados de nuestros colegas y, es por ello que, quizás una alternativa que provocara un determinado tipo de notificación en nuestros móviles, quizás sería de un mayor interés. Es mucho más ágil la comunicación y, al final, lo que interesa en cualquier comunicación -y más si es profesional- es una mayor rapidez comunicativa. Y lo de escribir un mail… sinceramente, puede ser complementario (al igual que un blog privado para compartir información entre los docentes) pero no tiene las facilidades que se comentan en el post.

      Y lo siento… no compro lo de «la falta de tiempo» porque, por desgracia, el tema ya empieza a ser recurrente. ¿Crees realmente que un aumento de dos horas lectivas en Secundaria -que me parece una aberración y acentúa nuestro cansancio- ya desmonta cualquier necesidad de coordinación entre los docentes? ¿No será que los mismos que antes ya no querían comunicarse -sí, antes de los recortes también había docentes que pasaban de todo- no habrán encontrado la excusa perfecta para no hacerlo? No, no me sirve. La coordinación y la comunicación entre los miembros del Claustro es imprescindible para la mejora educativa. Y cualquier herramienta (y vuelvo a repetir que no es sólo Whatsapp) que la mejore creo que debe ser bienvenida su integración.

      ¿Realmente en 37,5 horas semanales de horario laboral no te da tiempo de contestar algunos mensajes con el móvil? Porque, algunos, en ese tiempo tenemos para preparar clases, probar herramientas e, incluso, poder hablar distendidamente de cuestiones menos educativas 🙂

      Un saludo y gracias por comentar.

      1. ¿Tus compañeros no leen el correo electrónico? Será en tu centro. Y también puedes activar las notificaciones del email en el móvil si te apetece.
        Me parece que titular un artículo “¿Por qué no hay comunicación entre los docentes de un mismo centro…?” es una generalización gratuita e injusta. Como tú bien sabes, las 37,5 horas semanales no dan para realizar todo nuestro trabajo. A mí personalmente me ofende que un profesor escriba este artículo viendo todo el esfuerzo y entrega de mis compañeros.

  4. Pues sinceramente, a título personal, mientras pague yo mi teléfono y mientras no se limite el uso al horario laboral, me niego a participar en un grupo de Whatsapp por motivos laborales.
    En nuestros horarios tenemos:
    – Una hora semanal de coordinación docente, de departamento o de equipo docente.
    – Una hora semanal de coordinación de tutores, con jefatura de estudios, por niveles o como se estime oportuno
    – Dos horas semanales de horario irregular que usualmente se utilizan para claustros, pero eso no es exclusivo.
    Por si fuera poco existe una CCP que también tiene horas en el horario para reunirse.
    No olvidemos que todas esas horas están en nuestros horarios y es preceptivo cumplirlas.
    ¿Mas coordinación?.
    Yo, personalmente creo que estoy absolutamente coordinada con mis compañeros. Que lo que no se coordina es porque es incoordinable, o por falta de intención que también puede ser.
    Ya trabajo suficientes horas. Lo que necesito es más tiempo para corregir, para preparar clases, para atender a las empresas y para atender de forma individualizada a mis alumnos, cosa que hago por mail y en horas absolutamente intempestivas.

    1. Tengo que darte la razón en lo que comentas. Si el centro educativo tiene bien establecidos y gestionados los tiempos de coordinación está claro que va a darse el resultado deseado pero, sinceramente, ¿en cuántos centros te has encontrado con ello? Yo, sinceramente, llevo ya unos cuantos centros y he pasado de la nula coordinación -más productiva, en ocasiones- a la obligatoriedad de reuniones totalmente improductivas que se hacían por el simple hecho de hacerlas. No, creo yo que, en ocasiones, conviene ser más flexible con los horarios y trabajar para mejorar la coordinación -no para cumplir unos horarios de reuniones que, al final, lo único en lo que piensa el personal es en largarse por lo mal gestionadas/dirigidas que están las mismas-.

      Yo intento estar coordinado con mis compañeros. Lo hago al margen de esas reuniones (sí, muchos no se coordinan porque no les apetece) y, sinceramente, el horario laboral me da para mucho más que lo que comentas. Hay horas más que suficientes en el horario para saber gestionarlas correctamente. Eso sí, todo depende de lo que prioricemos. Si nos dedicamos a mandar deberes y corregir las libretas ya estaremos perdiendo un tiempo precioso que podríamos dedicar a otras cuestiones. Y eso es lo que debería de coordinarse para ir todos a una en el centro.

      Mis horas intempestivas -y reconozco que, en ocasiones he caído en la trampa de esa contestación continua a los chavales- las gestiono a mi manera. No hay obligación y, por ello, procuro saber estructurarme bien para no necesitar acudir a las mismas.

      Por cierto… si uno lleva teléfono al trabajo y usa la wifi del centro, ¿quién lo está pagando? Nada, he introducido una frase que, hace un par de semanas me llevo a un debate interesante con mis compañeros 🙂

      Un saludo y muchas gracias por el comentario. No es hacer más, es coordinarse mejor y saber gestionar los tiempos.

  5. Hola Jordi, al hilo de tu última línea en tu respuesta previa, absolutamente de acuerdo contigo y te pongo un ejemplo de lo enormemente útil del grupo de whatsapp. Como tutor que soy necesito información actualizada sobre la evolución de mis alumnos con el resto de mis compañeros. Dos opciones: dejar en el casillero de cada uno de ellos con unos cuantos días de antelación (y confiar en que lo vean) una hoja de solicitud de información sobre el alumno X, o crear un grupo por el que con un rápido mensaje, los compañeros me envían sus comentarios, una fotografía de un examen, o del conjunto de sus calificaciones… Sinceramente, debemos tener «respeto, control y un buen uso» de las nuevas tecnologías, pero también saber ver en ellas, un aliado que puede facilitar nuestro trabajo.
    Respecto al conjunto del claustro: pueden haber alternativas al grupo de whatsapp: una comunidad de google+ del centro sería perfecto (estoy pensando en llevarla a cabo en mi centro: la inmediatez, el acceso a la información y al debate, al intercambio de experiencias…). Y en este punto entono el mea culpa: en ocasiones buscamos crear vínculos «laborales» con compañeros a miles de kms y no lo hacemos con los que nos cruzamos todos los días al ir de un aula a otra. Un saludo

  6. Estoy de acuerdo en q ayuda, aunque después de ver el resultado en el centro en el q trabajo, también lo pongo en duda, se creó un grupo de watsap, y algunos creímos q era para mejorar la coordinación, para enviar artículos de educación, … En definitiva para compartir temas educativos. Pues no! El grupo, además de hacerse cada ves mas grande, porque se quedan todos los interinos q pasan por el Colegio y los maestros q se van jubilando, sólo sirve para hablar de sinsorgueces, de programas de tv y de algún viaje, en fin, está claro q el q no quiere coordinarse lo consigue!
    Tengo claro q cuando se hace un grupo hay q poner unas normas… Tengo varios grupos, uno con los padres de los alumnos y otro con compañeros para hablar de educación q funcionan perfectamente, pero lo veo difícil en los centros donde hay muchos q no tienen ninguna intención!!

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link