¿Por qué no puedo trabajar en un centro educativo concertado?

elpilarvalenciaEste año estoy trabajando lejos de casa. Un destierro que, por bien que uno esté en su centro de acogida (a nivel de alumnado y profesorado), tiene muchos condicionantes personales importantes. Unos condicionantes que, en mi caso, también tienen mucho que ver con la salud de quien escribe.

Es curioso estar sometido al destierro. Un destierro el cual, muchos docentes, cuyas nóminas salen también de las mismas arcas públicas que pagan las mías, jamás han padecido. Unos docentes que, por diferentes motivos, se hallan trabajando en unos centros concertados al lado de su casa. Centros concertados por la Administración (que sufraga sus gastos de funcionamiento y las nóminas de sus docentes). Centros educativos cuyo sistema de selección de personal es de los más opacos que conozco.

Tengo ganas de hacer un experimento en formato artículo. Un experimento que espero demuestre lo extraño que es pagar con dinero público las nóminas de unos centros de gestión privada. Un experimento en el cual voy a usarme como conejillo de Indias.

Imaginémonos (mejor… no lo hagamos, porque es realidad) un docente, funcionario que ha aprobado unas oposiciones, con quince años de experiencia docente en diferentes tipos de estudios (ESO, Bachillerato y FP) que quiera acercarse a su localidad de residencia. Bueno… que quiera optar a pedir trabajo en uno de esos centros educativos concertados que hay a pocos minutos de su casa.

Se presenta en el centro y deja el currículum. Seguro que no hay muchos que trabajan allí que tengan una experiencia tan dilatada. Y, si los hay, seguro que hay otros parámetros a mirar para realizar una selección de personal que, siendo mantenidos con dinero público, habrían de hacer de forma transparente y objetiva.

Resulta que alegan que hay titulados universitarios de grado superior entre su personal. Ningún problema. Supongo que un título superior de Ingeniería Agrónoma aderezado con un máster de Educación y TIC puede llegar a ser más valioso que algunas de las titulaciones que poseen sus trabajadores. ¿O tampoco es causa suficiente la titulación y la experiencia para obtener un trabajo en ese centro?

Supongamos que alegan el dominio lingüístico (en inglés, fundamentalmente) de sus docentes. Un dominio que, por cierto, y a excepción de los centros educativos privados (tipo British o Escuela Alemana), no creo que dispongan todos sus docentes de las especialidades que puedo impartir. Lástima, hablo un inglés más que aceptable. Lástima, también dispongo de un certificado que lo avala.

Se empiezan a quedar sin argumentos. Bueno. Juegan la baza de la tecnología. Una de las últimas que les queda. Supongo que saber Moodle (y algún otro EVA), crear contenidos educativos con diferentes herramientas, saber montar y desmontar equipos informáticos (he dado clase en ciclos de informática) o poder implementar una clase combinando la última tecnología con materiales propios debe bastar para poder competir un poco por esa plaza.

Seguro que a estas alturas alguno dirá… es que tu perfil no corresponde a la ideología del centro. Si el centro es católico yo también lo soy. Si conviene rezar lo hago. Si conviene ir a misa semanal lo hago. Muchos lo hacen en centros de ideología religiosa. Y eso que subvencionar a los centros de ideología religiosa en un Estado laico se las trae.

Por tanto… ¿cuál es el único motivo que tienen para no contratarme? ¿Debo contestar a la anterior pregunta?

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

4 Comments
  1. Igual es que tienen/tenemos mejor curriculum que tú… ya sabes, más licenciaturas que nos permiten impartir más asignaturas, más idiomas (hoy en día cualquiera habla inglés), quizá si también dominases el francés o el alemán… quizá porque es su día optamos por seguir especializándonos en lugar de preparar una oposición cuyo principal criterio de admisión es la experiencia y no la capacidad personal. Pero vamos, que igual que yo soy libre de preparar una oposición tú lo eres para enviar tu CV. Suerte.

    1. ¿Que se prima más la experiencia que la capacidad personal? Me temo que no tienes ni idea de en qué consiste una oposición a una plaza de enseñanza pública. Lee el BOE de una convocatoria…

  2. Se me ocurren más motivos por los que tu perfil no les interese, y el que los exponga no quiere decir ni que los comparta, ni que me parezcan justos. Por un lado, el centro puede pensar que como tienes plaza pública tu apuesta por el centro concertado no es realista ni sería. Por otro lado, tu edad y tu experiencia son un handicap para trabajar en un centro en el que te van a exigir una sumisión y obediencia que en la pública no se da, por lo que pueden suponer que vas a resultar más un problema que una solución. Sin olvidar el tema económico, es más que probable que no aceptes las lamentables condiciones que se les ofrece a muchos jóvenes. Para terminar, me parece un error calificar la calidad de un profesor por la titularidad del centro en el que trabaja, no todos los que han pasado por una oposición son mejores que los que no lo han hecho, seguro que conoces muchos casos. Un saludo y mucha suerte.
    Raquel

  3. ¿seguir especializandoos?. Permiteme que me parte la caja, no hay educadores más motivados y dinámicos que en la pública. Los crtierios de contratacion de la privada/concertada son, eminentemente oscuros e ideológicos, y en la pública hay muchos más dobles licenciados y doctores que en la privada de aquía Lima. De modo que a otro perro con ese hueso, campeón.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link