¿Por qué programar? Una respuesta en algo más de 140 caracteres

tuchoMendezHay ocasiones en que 140 caracteres se quedan muy cortos. Es por eso que escribo este artículo. Para ver si soy capaz de explicar mejor de lo que hablo.

Llevo trabajando programación en el aula desde hace 4 o 5 años, siempre en 3º o 4º de ESO (alumnado de 14-16 años), empleando distintos lenguajes y herramientas como Python, Scratch, Arduino, openScad o html.

Últimamente se escucha mucho el mantra de que nuestra juventud tiene que aprender a programar. Bueno, se escucha mucho esto al tiempo que, quien hace las leyes educativas españolas, decide cosas como que va a eliminar los contenidos de informática de la tecnología; los únicos específicos y obligatorios que recibían los alumnos y alumnas. Es innegable que existe una tendencia internacional a valorar la implantación de la programación en los sistemas escolares pero da la sensación, como sucede en algunas ocasiones, que en nuestro país nos gusta ir contracorriente.

Fuente: Tucho Méndez
Fuente: Tucho Méndez

Quiero dejar aquí un par de opiniones muy personales sobre el asunto.

– ¿Nativos Digitales?

En mis clases de diseño web, siempre comienzo por algo muy sencillo. Entrar en una página cualquiera y darle a «ver código fuente». Para el 90% de mi alumnado, es una buena sorpresa ver que, detrás de las aplicaciones que usan a diario, lo que hay es un tremendo chorro de letras y signos incomprensibles para ellos. Los chavales de hoy son, en su mayoría, grandes consumidores de tecnología, pero desconocen en gran medida como esta funciona y esto es un lastre para que puedan abordar sus propias creaciones tecnológicas.

– Lo importante no es aprender a programar

No soy el autor del eslogan «programar para aprender, no aprender a programar» , pero estoy bastante de acuerdo con él. Que el alumnado aprenda a programar estará muy bien y seguramente sea útil, pero el quid de la cuestión es que, en mi opinión poco fundada, programar implica emplear procesos cognitivos (sobre todo análisis de problemas) que son muy importantes en el desarrollo del aprendizaje.

– Lo importante no es el mercado de trabajo

La escuela se tiene que ocupar de formar ciudadanos y ciudadanas, críticos y conscientes, con cierta aptitud para manejar sus vidas y con cierta capacidad para labrarse su bienestar. Evidentemente, la dimensión laboral es muy importante en la vida de cualquier persona y la escuela no debe ignorarla, pero tampoco debemos bailar al son de las demandas de trabajo más populares. Dicho esto, creo que la programación puede hacer que nuestra juventud esté mejor preparada para manejarse en un mundo mediado por la computación, lo que no quiere decir que todos tengan que ser programadores/as.

– La programación no es una panacea.

En el tiempo que llevo impartiéndola, la programación ha apasionado a algunos alumnos, dejado indiferentes a otros y aburrido a unos cuantos. Aproximadamente, algo parecido a lo que pasa con todos los contenidos que trabajo. Si algún día se llega a establecer como contenido o asignatura, la programación será lo que los profesores hagamos con ella. Podemos convertirla en un tostón infumable o en algo que cambie la vida de nuestros alumnos y alumnas. Ya llevamos mucho tiempo haciendo esto con otros campos.

– La programación no puede excluir otros saberes

La programación será un verdadero cambio si sirve para romper las gruesas paredes que separan las áreas de conocimiento en nuestras escuelas. Por ejemplo, si hacemos un programa que sirva para mejorar nuestra comunidad, analizando datos ambientales, empleando competencias matemáticas en el proceso, documentando en un lenguaje (humano) correcto, siendo capaces buscar información en distintos idiomas… la programación habrá servido para integrar los conocimientos de nuestro alumnado en vez de disgregarlos, y eso será un tremendo avance. Si no, la programación será una asignatura más. La inquietud que tengo a este respecto es que ya existen otras maneras de fomentar esta interdisciplinaridad y, salvo numerosos casos, en los centros se sigue trabajando de manera individual y aislada.

– En fin…

Con todas mis reservas y matices, yo espero que, de alguna manera, se dé cabida a contenidos sobre programación en los sistemas educativos españoles. Espero que las administraciones les den el apoyo y la orientación correcta, que el profesorado seamos capaces de asumir el reto, que los padres comprendan que existe otra metodología educativa y que, nuestro alumnado, responda positivamente a este cambio.

Ya se que espero mucho, pero… ¿por qué no?

[box type=»bio»]

Tucho Méndez es profesor de tecnología e informática en la ESO en el CPI Alcalde Xosé Pichel de Coristanco (A Coruña). En twitter es @procastino

[/box]
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments

    Deja un comentario

    EDUENTERTAINMENT

    Cuando la Educación se convierte en espectáculo

    En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
    close-link