Proyectos educativos a corto y medio plazo

La verdad es que ya sois algunos los que me habéis preguntado si, más allá de escribir esos artículos que generan sensaciones extremas entre rechazo y la aceptación del despropósito, tenía algún plan a corto o medio plazo  relacionado con la educación. La verdad es que me cuesta hablar de proyectos porque, por desgracia, siempre hay motivos que hacen que, proyectos que tenía en mente, no puedan llevarse a cabo por diferentes motivos. Y, el principal de ellos es la necesidad de pasar de la distracción que me supone el blog a la obligación en muchos casos o, simplemente, la imposibilidad económica y familiar de poderlos llevar a cabo. El tiempo es finito y, por mucho que veáis que parece que os suelte la chapa a diario, jamás he detraído ni un segundo a mi familia por escribir, tuitear o, simplemente, tomar cafés o charlar con mucha gente relacionada con el mundillo educativo. No, las prioridades están claras: familia, familia y familia. Ya, ya sé que da la sensación que hoy en día para conseguir cosas debas dejar de lado lo anterior pero no es ni mi intención ni mi necesidad vital. Tener necesidades de autopromoción, creación o, simplemente, ganas de devorar conocimiento todos los fines de semana acudiendo a cursos, jornadas y congresos no está en mi agenda ni a corto ni a medio plazo. Eso sí, siempre hay algunas ideas en la recámara que tengo que reactivar (sí, me lo propuse pero por determinados motivos no ha podido ser) y otras que tengo pendientes que, a falta de presupuesto o ganas de ponerme a trabajar en serio en ello -soy muy disperso y muy poco constante- hacen que se me hagan cuesta arriba.

Fuente: ShutterStock

¿Qué hay acerca de retomar los proyectos de la creación de un evento en mi Comunidad de adopción acerca del uso y gestión de blogs educativos? ¿Por qué no tirar adelante unas jornadas que planifiqué hace un tiempo y que incluso habían recibido el apoyo de la administración educativa de turno? Pereza y falta de tiempo. No tengo tiempo entre el aula, el hobby de escribir y la familia para gestionar lo anterior para que salga bien. Ya sé que en otras Comunidades -e incluso en la mía- hay gente que tiene reuniones a lo largo del año para conseguir hacer unas jornadas muy molonas con cientos de asistentes, en espacios fantásticos y muy bien diseñadas. A mí me va muy mal el tema de dirigir al personal o, incluso, de dirigirme a mí. Además, para hacer reuniones periódicas para organizarlo y el desplazamiento que supone en horario no lectivo (léase fines de semana) tengo dificultades muy serias para poder cuadrarlo. Una pena porque es algo que me gustaría hacer y que, una vez realizado, si saliera bien dejárselo a otros porque puede ser algo que tenga una cierta continuidad. A propósito… ¿no podría haber sido un primer contacto para realizar una red social que permitiera el contacto entre los docentes que están en las aulas, bien dinamizada y con una plataforma que fuera agradable para participar?

También tengo paralizado el tema de las entrevistas a personajes muy relacionados con la educación (responsables de empresas, docentes, cargos educativos, novelistas y un largo etcétera). No es falta de aceptación de la idea porque muchos me dijeron que sí pero, ¿qué les pregunto? ¿Cómo diseño una entrevista para que sea, más allá de eso que publican sin sentido en muchos blogs sin ninguna conclusión clara, algo que aporte cosas a la persona que la lea? ¿Hasta qué punto debo hacer una entrevista incisiva, políticamente correcta o, simplemente, de esas graciosas? Los profesionales que han accedido a ser entrevistados se merecen una entrevista seria y, es por ello que hay mucho tiempo previo de búsqueda de información y análisis de la vida profesional de las personas porque son mucho más que el cargo que ocupan u ocuparon, el título que tienen o las declaraciones que, de forma siempre descontextualizada, sacan en los medios mediante titulares interesados. Lo reconozco, no tengo ni pajolera idea de cómo hacer una buena entrevista y es por ello que es otro tema que tengo en standby.

Finalmente tengo dos cuestiones que sí que son más accesibles. Bueno, a nivel de tiempo y recursos económicos la primera no lo es tanto, pero seguramente habría alguna empresa de hosting que, por un anuncio, sería capaz de darme el espacio necesario para llevarla a cabo. Un diario digital sobre temas educativos. Sí, sé que hay muchos pero, a día de hoy la mayoría sólo publican noticias de forma acrítica y se basan en una ideología monolítica. Algo que no sería la idea del despropósito que planteo. Con un nutrido grupo de redactores -docentes en la mayoría de casos porque son los que más saben del asunto- y libertad absoluta dentro de ideologías completamente divergentes porque siempre he pensado que no tiene ningún sentido el pensamiento monolítico. Más bien al contrario. Defensores y detractores de modas educativas, análisis objetivo de herramientas que surgen y, planteamiento de soluciones educativas. Ya, volvemos a las mismas, se necesita mucho tiempo pero, quizás al ser algo que puede ser gestionado desde la red, puede ser algo más factible ir sacando horas de esas que no afecten a lo primordial. Y la segunda sería el acabar el libro que tengo a medias. Algunas editoriales se han interesado para que publique con ellas después de haber realizado algún tuit sobre el tema en mi cuenta. Incluso otras me han propuesto directamente un título para que publique con ellos dándome un adelanto interesante. El problema es mi nefasta gestión de los tiempos, el creer que un libro sobre temas educativos va a aportar más bien poco al personal -salvo a mí porque queda bien tener un libro completo publicado y ya sólo queda plantar un árbol- y, finalmente, mi visión acerca del negocio que subyace tras la educación. ¿Tiene sentido publicar un libro para ganar dinero? Pues a mí siempre me ha interesado bastante más que me lean, comenten y discrepen sobre mis opiniones. Y eso un libro no lo permite. Pero bueno, eso es algo que tengo pendiente y que creo que va a medio plazo…

Tengo muchos proyectos relacionados con mi ámbito laboral en la cabeza. Eso sí, por ahora voy a seguir escribiendo en mi bitácora personal que es lo que más me gusta. Y, además, dentro de nada van a llegar nuevos colaboradores a la misma. Algo que se agradece porque siempre es bueno contar con gente que sabe escribir e hilvana argumentos en un espacio de incoherencia total.

No creo que sea peor publicar mi pensamientos en abierto que algunas fotos en bañador en Instagram. Además, seguro que lo primero salvo los/las masoquistas, lo agradecerán más :)
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

6 Comments
  1. Jordi no dejes de comentar por todo lo que nos aporta con tus artículos, por ser transparente y honesto con tus ideas y principios cuantas personas faltan en este mundo como tú. En cuanto al artículo que nos hablastes referente de neuroeducadores, una realidad clara, latente y que en algunas ocasiones cuando te toca vivirla de cerca es no resulta difícil de entender por qué a día de hoy siguen pasando todo tipo de actos inhumano, que genera una desconfianza brutal.

    1. Nunca dejo de comentar las cosas que veo que suceden en el mundillo educativo desde mi óptica, siempre particular y jamás extrapolable. No creo que falten más personas como yo, creo que falta mucha crítica y principio de precaución antes de permitir el desembarco de determinados «experimentos» -que no teorías plagadas de evidencias- en el ámbito educativo. Un saludo y gracias por comentar Ana.

  2. Lo de periódico educativo es un trabajo titánico que no te daría dinero y te dejaría sin familia :)…así que si te metes en eso…reza 🙂

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link