¿Qué quieren los ciudadanos en el ámbito educativo?

Ayer se repitieron elecciones en nuestro país y los resultados arrojaron que, la mayoría de ciudadanos que acudieron a las urnas (no, no me vale la típica coletilla… es que son más los otros porque no se trata de política ficción y sí de realidades) apostaron por un determinado modelo educativo. Sí, no hemos de olvidar que hay unos partidos políticos que, a nivel de gestión educativa, apuestan por un cierto modelo que ha sido refrendado desde ayer por el pueblo. El pueblo ha decidido democráticamente lo anterior. Y sí, sigo defendiendo que la democracia es el menos malo de los sistemas y, es por ello que uno debe, más allá de lo lícito que en democracia es criticar ciertas actuaciones y medidas, acatar lo sucedido.

Fuente: Flickr
Fuente: Flickr

Lo de ayer, más allá de que algunos puedan manipular los datos a su antojo para que sigan comulgando con su ideología, fue la prueba fehaciente de que, a nivel educativo, los ciudadanos quieren que se tomen unas determinadas decisiones políticas. Lo de ayer no sólo avala la LOMCE, avala un modelo educativo que va mucho más allá de lo anterior. Un modelo donde se plantean entre otras cuestiones lo siguiente:

  • Aumento de las ratios. Al considerarse las ratios un aspecto menor para la mejora educativa (según los datos que ofrece la OCDE, como organización educativa de cabecera del presumible gobierno entrante), la postura educativa consiste en reducir los docentes de apoyo aumentando paulatinamente las ratios. Sí, la OCDE lo dice muy claro… los afectos de las ratios, al igual que el efecto del aumento de recursos al ámbito educativo no mejora la educación.
  • Necesidad de la existencia de centros concertados, subvencionados con dinero público, para permitir que los padres puedan elegir libremente centros con una determinada ideología. No, no es una crítica a los que han votado lo anterior, se trata simplemente de la postura que defiende el partido más votado, junto con otros que le permitirían obtener la mayoría absoluta mediante pactos y que ha sido repetida hasta la saciedad en campaña electoral. No es sólo lo anterior, también se postula la necesidad de ceder suelo público a ese tipo de centros educativos para así poder poner aumentar el número de centros concertados. Y no, no me vale decir que no es cierto porque en la Comunidad Valenciana donde se intentó regular ese tipo de centros, es precisamente el partido político que pretendía ceder espacios públicos para su construcción quien ha ganado en detrimento del gobierno actual.
  • Necesidad de un pacto educativo gestionado por José Antonio Marina. Marina ha sido el gran beneficiado del asunto porque, es bastante más que probable que, gracias a los votos de la ciudadanía, él o alguno de sus compañeros que están diseñando un Libro Blanco sobre educación, encomendado por el partido más votado y con el beneplácito de otras fuerzas políticas, acceda a ocupar la silla del Ministerio de Educación. O, en caso de no ser así, ser considerado el gurú educativo sobre el cual giren todas las decisiones educativas. Por cierto, dentro del postulado de Marina, también existe la necesidad de un modelo de evaluación del profesorado que, en un futuro, debería ir hacia la necesidad de extinguir el modelo de funcionario público en docencia. Sí, la inmensa mayoría de los votantes del partido ganador no quieren un modelo funcionarial para el ámbito educativo.
  • Potenciar el bilingüismo entendiendo como tal el uso del inglés en materias no lingüísticas. Sí, el modelo bilingüe o trilingüe que se ha implantado en algunas Comunidades Autónomas y potenciado desde el Ministerio de Educación ha sido avalado por los resultados electorales. No me vale decir que algunos lo critican, la realidad ha demostrado que gran parte de la sociedad quiere este tipo de modelos educativos para sus hijos.
  • Potenciar la Universidad privada. Los grandes defensores de la Universidad privada han ganado en estas elecciones. Es precisamente en sus postulados ideológicos acerca de la coexistencia entre servicios públicos y empresas privadas, recogidos en las leyes educativas que formulan, donde se halla esa apuesta que permite la desregulación del mercado educativo en etapas superiores. Por cierto, de rebote se avala el recorte en personal y titulaciones ofertadas en las Universidades públicas.
  • Religión en los centros educativos avalados por los votos que ha conseguido el partido que ha convertido la religión en evaluable en Bachillerato. En ningún momento de la campaña política este partido -y los que supuestamente pueden apoyarle- han hablado acerca de eliminar esa materia. Más bien al contrario y, es por ello que, presumiblemente, habrá un aumento de su horario lectivo. Algo que, no hemos de olvidar, han solicitado la mayoría de ciudadanos de este país con derecho a voto y que lo han ejercido libremente.
  • Reválidas. Sí, los ciudadanos quieren reválidas para evaluar a los alumnos y el establecimiento de itinerarios que incorpora la LOMCE.
  • Recorte de salarios a los docentes. Si un partido político que ha recortado más del 30% del salario de los profesionales que se dedica a la docencia sigue siendo votado por millones de ciudadanos es que esos ciudadanos consideran lógico que se haya recortado el sueldo a los docentes. Estoy hablando sólo de docentes y de la percepción de los mismos. Sí, recortes salariales y aumento de horas lectivas de los mismos avaladas democráticamente por los votos de las urnas.

No, no me voy a flagelar por unos resultados democráticos. No, no voy a ser yo quién cuestione la decisión soberana del pueblo. Eso sí, tengo muy claro el modelo educativo que quieren la mayoría de ciudadanos y, por desgracia, tiene muy poco que ver con mi idea acerca del mismo. Eso es algo que debería llevarme a reflexionar. Sí, por lo visto, algunos tenemos que reflexionar acerca de lo que nos han dicho nuestros vecinos en las urnas. Y lo que nos han dicho tiene muy poco que ver, al menos, con mi perspectiva acerca de lo que debería ser la Educación.

Una aclaración final… en este artículo no se trata de criticar a nadie, se trata de enumerar las decisiones educativas que fueron avaladas ayer por los votos de los ciudadanos de este país. Algo que, es tan lícito como defender lo opuesto porque, por suerte, la gente ha podido acudir en libertad a expresar sus opiniones acerca de éste y muchos otros temas.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

5 Comments
  1. Hola Jordi, antes de nada, como siempre, mi más encarecido apoyo a tu labor, y agradecerte tus comentarios tanto en el ámbito educativo como social. El motivo de la presente viene relacionado no con el tema central del artículo, sino con la palabra DEMOCRACIA, es posible que ya lo hayas visto, pero sino es el caso, te recomiendo veas, en este orden estos dos vídeos, que son muy ilustrativos ( sobre 10 minutos cada uno de ellos), yo los he encontrado muy clarificadores e instructivos:
    el primero https://www.youtube.com/watch?v=k8vVEbCquMw
    el segundo (continuación del primero) https://www.youtube.com/watch?v=UoP_mSIHqTY

    Espero te gusten, y si quieres comentar a nivel privado, estoy a tu disposición.

    Atentamente:

    1. Hola José Manuel te agradezco los enlaces que me mandas pero ya sabes que, cuando he hablado de democracia -y además lo he especificado en el propio artículo- me estoy refiriendo al menos malo de los sistemas. Algo que englobaría también la democracia directa en la toma de decisiones de calado (algo que no se estila en nuestro país, salvo la más conocida de la OTAN ya hace bastantes años).

      Me gusta el vídeo. Eso sí, lo único que pretendo en el post es comentar la validez de determinadas medidas educativas en función de los resultados producidos ayer 🙂

      Un saludo y muchas gracias de nuevo (por el aporte y por pasarte por aquí).

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link