Quiero concertar un centro educativo pastafari

Quiero, por motivos obvios y defendiendo esa libertad que algunos pretenden tener para que el Estado adoctrine a sus hijos en determinada religión o manera de entender la vida, que me subvencionen un centro educativo pastafari donde llevar a mi hija. Soy pastafari y quiero, al igual que desean los padres que llevan a sus hijos a centros católicos concertados, que se eduque a mi hija al margen de cualquier tipo de libertinaje ideológico. No, no quiero docentes heterogéneos ni que puedan acceder por una oposición libre. Quiero docentes, seleccionados a dedo por parte de la organización pastafari que regente ese centro educativo. Y, además, exijo, por demanda social del colectivo pastafari, que se subvencione su salario y el mantenimiento del centro con los impuestos de todos. Yendo aún más lejos, exijo que haya una parte de los impuestos de todos, al margen de cualquier tipo de crucecita en la declaración de Hacienda, a mantener y subvencionar estrategias acordes con mi libertad. Una libertad incluida dentro de los Derechos Humanos y la Constitución. Sí, pido justicia y el mismo trato que se da a otras confesiones religiosas.

Fuente: Wikia.com
Fuente: Wikia.com

No pido nada que no se haya dado con anterioridad -o se siga dando- a centros educativos de una determinada ideología. No pido más que lo que unos padres estamos demandando con urgencia. La posibilidad de que nuestros hijos no se mezclen con nadie que no tenga una determinada ideología. Queremos un centro exclusivo para pastafaris, con menú en el que no se incluya jamás determinado tipo de pasta (sí, recordemos que a nuestro dios espagueti le debemos adoración) y con un horario adecuado a las necesidades de nuestro credo. Y sí, exigimos la posibilidad de cobrar cuotas voluntarias a los padres para obtener beneficios y poder mejorar las infraestructuras de nuestro centro educativo. Por cierto, no, no nos hemos olvidado del modelo de uniforme imprescindible para aquellos alumnos que quieran acudir a nuestro centro. Ya tenemos incluso el contrato con una determinada multinacional que nos va a suministrar los coladores metálicos en diferentes colores según el sexo de los chavales. No vaya a ser que tengamos la tentación de educar en igualdad a los niños y a las niñas. Dónde va a parar semejante despropósito.

Si el dinero público debe ir a satisfacer las necesidades individuales de los ciudadanos, qué mejor que destinar parte del mismo a un centro educativo demandado por un gran número de padres. Que esto del procomún está muy mal visto y el Estado ya está bien que mangonee qué hacer con el dinero que pagamos en impuestos. No, no es de recibo que nadie me diga que debo dar parte de mi dinero a centros educativos públicos donde lo único que se hace es adoctrinar a los chavales. Sí, los únicos centros que no adoctrinan son los pastafaris y, dentro de mi libertad de educar a mis hijos como me dé la gana, debo evitar cualquier interferencia externa no sea que se me contaminen.

Pido ya desde ahora la petición al Ministerio de Educación o a las Consejerías de las Comunidades Autónomas que apoyen decididamente a los pastafaris. No, no es lógico que una religión en expansión no tenga sus lugares de culto y de adoctrinamiento. Es por ello que, como muchos padres, quiero concertar un centro educativo de ideología pastafari. Y sí, no os preocupéis por la infraestructura del centro y los milloncejos que cuesta que ya tengo inversor para ello. Inversor que sabe que en poco tiempo va a recuperar el capital invertido porque, ser pastafari no es ser tonto. Es una opción de vida igual de válida que la de cualquiera.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

47 Comments
  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Pero hay otra cosa peor aún, la cantidad de compañeros-as maestros funcionarios que eligen para sus hijos centros concertados……..así nos va

    1. El problema no es sólo la cantidad de funcionarios que escogen para sus hijos centros concertados (sí, es muy triste no creer en el servicio público que estás prestando). Lo más triste es ver cómo la mayoría en algunas CC.AA. escogen una entidad privada (algo que no entiendo como permite MUFACE) en lugar de la Seguridad Social. Eso sí, también es curioso ver como, en casos de enfermedad grave, corren a ser atendidos por eso que han obviado en su primera decisión 🙂

    1. El tema de la «Nova Escola 21» es algo que debería analizarse profundamente. Y sí, me encanta el enfoque que le has dado en el artículo que enlazas porque es algo que parece estar relacionado con el asunto de su creación.

      Un saludo.

  2. Yo que he coincidido contigo en casi todo lo que te he leído (sigo tu blog desde hace unos meses) esta vez creo que te has pasado un poco.
    Soy profesor en un centro concertado y la realidad no es tan simple. Para empezar no todos los centros concertados son iguales.
    No entiendo muy bien por qué tanto rechazo hacia los centros concertados. Hacemos una gran labor, cumplimos la misma normativa, las familias que vienen aquí se entiende que valoran nuestro trabajo y aceptan nuestro ideario, que creo tu mismo aceptarías (queremos educar para la vida, para una sociedad mas justa y solidaria,..)
    Se que podríamos hablar y hablar sobre el tema, se que este sistema tiene fallos, que podría ser de otra forma y mejor pero no me gusta lo que oigo (generalizaciones) sobre la enseñanza concertada.
    La realidad que yo conozco no es que los colegios concertados sean un negocio, si acaso para la administración, porque de todos es conocido que los puestos escolares en centros concertados tienen un coste menor. Y en esta linea, es por lo que existe eso que se denomina «aportación voluntaria» que es efectivamente la que permite a los colegios poder ir realizando actualizaciones cambio de mesas, equipos informáticos, y cosas así.
    No se,.. solo quería escribir algo, porque estoy cansado de oir que la enseñanza concertada parece que le quita a la pública y que es no se cuantas cosas.
    Gracias

    1. Se trata simplemente de un ejercicio de ficción literaria para asumir que lo que es una realidad aceptada por muchos, quizás no sea una realidad tan absoluta como algunos plantean. No, no va en contra de nadie y sí contra un modelo que, por mucho que intente defenderse, no tiene ningún sentido desde el momento en que existe suficiente profusión de plazas en centros públicos para asumir la demanda.

      No discuto en ningún momento que dentro de un centro educativo (sea cual sea su ideario) pueda realizarse una correcta función educativa. Lo que planteo en formato «imaginario» es qué pasaría si empezamos a subvencionar centros privados pro el simple hecho de que lo demande parte de la sociedad porque, sigo sin ver la diferencia entre mi planteamiento, y la posibilidad de que entidades de otro credo o con ideología diversa -no propiamente religiosa- a lo que se está subvencionando actualmente lo pidieran. Porque, los impuestos, son sólo para satisfacer las necesidades de unos o para la mejora del procomún. Y creo que los centros concertados lo que hacen es pervertir el significado de los impuestos y de los servicios públicos.

      Y no, no son más económicos los centros concertados porque no me valen las afirmaciones que puedan hacerse o los datos globales (pervertidos porque no se tiene en cuenta el coste que supone mantener centros públicos donde la concertada no puede hacer negocio). Admitiría lo anterior si se comparara el coste para la administración de dos centros situados en la misma localidad con la misma tipología de alumnos. Algo que no interesa al lobbie de la concertada por muchos motivos.

      No, no digo que la concertada quite nada a la pública. Simplemente lo que hace es robar los recursos de todos para organizaciones que no «son de todos» con criterios de selección y gestión que no siempre son lo que deberían ser. Y ahí está el principal problema.

      Vuelvo a reiterarme en este comentario que no es un ataque a la libertad de nadie ni a la profesionalidad de los docentes que realizan su trabajo en esos centros. Simplemente la necesidad de establecer las mismas reglas de juego para todos lo que reciban dinero público para su funcionamiento.

      Un saludo y gracias por pasarte por el blog -especialmente por comentar-.

      1. Hola Jordi. Entiendo el punto de vista que quieres dar, pero te voy a dar el mio. Lo voy a diseccionar por puntos:

        1º Desgraciadamente la educacion publica esta por los suelos. La culpa será de los que sean, pero se la han cargado. Ahora los alumnos apenas tienen motivacion por estudiar, y de sobra es conocido, por lo menos en mi ciudad, Malaga, que los mejores centros son los privados/concertados. ¿Porque? Bueno puede ser porque quizas los padres tienen otra clase social diferente, etc… Pero es la realidad. Los niños que quieren pasar de cursos se van a los publicos y claro…se iguala el nivel a todos los alumnos por abajo, por lo de que tienen que tener un porcentaje de aprobados…etc Toca mejorar la educacion publica.

        2º Yo si creo que la educacion concertada supone menor coste publico, esto quiere decir, no que sea mas barata porque lo gestionen mejor, sino porque a parte de las ayudas publicas,se mantienen con el coste mensual a los padres, etc etc… A lo mejor necesitan mas recursos para mantenerse, pero seguro que es mas barato para nuestras arcas publicas. Tambien habria que ver el salario de los profesores a los que trabajan en un instituto a un colegio concertado…tengo entendido que ganan menos los que trabajan en un concertado. Dicho esto, no quiero decir que ahora todo tenga que ser concertado, porque al fin y al cabo habra padres que no puedan pagar ese coste que suele ser bastante alto, con lo cual la educacion publica debe seguir existiendo.

        3º Existen colegios concertados sin ideologias, ni nada religioso, y que existen, porque en su dia ayudaron mucho al Estado a que no haya que crear y mantener tantos centros. Al fin y al cabo, surgieron como un soporte para que la educacion llegue a todos los sitios, y abarquen toda la demanda de escolarizacion. Sino podriamos estar hablando de clases de 80 alumnos por ejemplo.

        4º Aunque entiendo por donde va tu critica… pero si existiese una religion «Pastafari», «Rastafari» o como lo quieras llamar con tanta demanda como la catolica, a lo mejor se crearian centros con esta ideologia….pero, esto va por demanda, y no vamos a crear un centro para que estudien 3 niños de ideologia «pastafari»… Con lo cual, los centros concertados que suelen hacer buena labor, son o sin ideologias o con idelogia catolica, no tiene más, no los critiquemos porque no existan de otras ideologias…

        5º Concluyendo. Lo que hay que hacer es mejorar la educacion publica de una vez, poner un sistema educativo en condiciones, y yo seré el primero que lo llevaré a un centro publico. Pero de momento, yo a mi hijo lo llevaria casi con seguridad a un centro CONCERTADO, porque visto lo visto, aqui tienen muy mala fama, y sé, porque lo he vivido, que los que no querian estudiar y estaban todo el rato molestando, se iban a institutos para aprobar cursos regalados.¿Porque? Porque al final mantienen un nivel muy bajo con chavales que por escala social o lo que sea, no quieren estudiar.

        1. Hola Pablo, voy a intentar responder punto por punto a lo que planteas porque considero muy interesante lo que comentas…

          1) La Educación Pública no está por los suelos. Lo que sí está por los suelos es la independencia de determinados medios de comunicación que, un día tras otro, vierten esa mentira que tantos están comprando. Te lo digo por experiencia y conocimiento de varios centros.

          2) Hablas de segregación directamente… ya dices que los centros públicos deben existir para «los padres que no puedan pagarse los concertados». Así pues supongo que defiendes la discriminación de un alumno por razón de nivel socioeconómico familiar. Algo que, por cierto, es bastante feo. A nivel de sueldos, en la mayoría de CCAA se cobra lo mismo por trabajar en la pública que en la concertada, con la diferencia que a los 15 años en la concertada les dan un pago de una elevada cantidad para compensar algunos complementos que no reciben (lo que acaba igualando el salario). Sí, trabajan unas horas más pero su sistema de acceso no ha sido transparente ni meritocrático (y ojo, con ello no estoy hablando de su valía).

          3) La Educación, al igual que la Sanidad entre otros servicios públicos jamás deberían priorizar el coste y sí la oferta de dicho servicio. No tienen porque ser rentables -sí bien gestionados- pero deben solucionar los problemas u ofrecer los servicios que se les exige.

          4) No es cierto. Hay demanda social de otros colectivos religiosos y no se les dan las facilidades de la iglesia católica. Por tanto, otro fallo argumental 🙂

          5) Nada que discutir acerca de la necesidad de la mejora de la pública pero sólo decirte que, en el único lugar donde los docentes no tienen presión por aprobar o suspender es en la pública. Los compañeros que trabajan en la concertada ya saben que aprobar a los alumnos es su función ya que, si no lo hacen, pierden a sus clientes (y esto es una gran diferencia… entender la educación como un servicio o una regulación empresa-cliente).

          Un saludo.

          1. Hola de nuevo Jordi. Me gustaria responder tambien a alguna de las cuestiones que me has comentado. Ya que estamos, de nuevo, lo pondre por puntos respondiendo tambien a los tuyos:

            1) Yo si creo que que la educacion publica esta por los suelos(o si la expresion ofende, muy bajo), fruto de nosecuantasmiles reformas en el sistema educacional. En este caso no creo que sea culpa de los profesores, tiene mas bien que ver con todo aquello de que se le ha perdido respeto al profesor(pasa tambien en los privados, por supuesto) pero en un privado/concertado a un alumno de este tipo se le suele terminar expulsando cuando comete incidentes graves o muy graves. Dicho esto, el indice de fracaso escolar es alto, y voy mas allá, la educacion se ha empeorado con respecto a la del franquismo(nota: no soy franquista), lo digo por mis padres que aun recuerdan todos los rios de españa, y miles de cosas mas que yo no(quizas estemos mejor en ingles, aunque no mucho mas allá, y en alguna cosa mas). Y vuelvo a repetir, aquí en Malaga, los que quieren pasar de curso SIN esfuerzo se van al instituto publico. Desgraciadamente es asi, el nivel es INFERIOR…

            2) Defiendo la libertad de que existan, que creo que tu no lo criticabas(te quejabas de que reciban subvenciones), con lo cual por supuesto que si entiendo que haya segregacion por nivel socioeconomico…Evidentemente, la igualdad en estos aspectos no existe.¿Porque? Muy facil. Porque si un sujeto A decide gastarte su dinero en copas, fiestas, y ropa(muy respetable) y otro sujeto B ahorra dinero para la educacion de su hijo, Tachan! El sujeto B ha hecho esfuerzos para que su hijo estudio en un centro privado porque EL quiere eso…creo que es respetable, y sí existira la disgregacion toda la vida, salvo, que la unica solucion seria acabar con esta clase de centros, cosa que yo no estoy de acuerdo. Yo si creo que los padres van a llevar a sus hijos donde piensen que van a obtener mas nivel, igual que yo prefiero operarme aqui por la sanidad publica antes que por la privada.

            3) Totalmente de acuerdo.

            4) Jordi, realmente sabemos que España es mayoritariamente catolica, y dicho esto, por supuesto tienen un poder en la sociedad. Yo desde luego, como no soy creyente, nunca lo llevaria a un centro de esta ideologia(y de ningun otro).

            5) No estoy de acuerdo. Esta claro que en un centro privado, para que los alumnos entren en la carrera que desean estudiar, se les ayuda en la nota, pero el nivel que se ofrece es mas alto y no se baja porque, porque no les interesa como tu dices a sus clientes, sino cuando vaya el niño a casa y le pregunten: «Hijo, ¿cual es la capital de Italia?- Mama, esa no me la sé». Y exigen un porcentaje de aprobados en ambos, sí, pero en los publicos se iguala por abajo….

            Un saludo!

      2. Eso se arregla con el cheque escolar para que los padres puedan elegir el centro que deseen. Un concertado cuesta la mitad a la Administración que uno público y no se subvenciona, se mediosubvenciona según su razonamiento. Si hay demanda de esos colegios no se preocupe que los construirán y podrán ir con su cheque escolar y aportar el resto de su bolsillo como hacemos muchos padres. Si no existiesen los concertados no habría recursos para todos porque la suma del coste del 50% mas por alumno y la construcción o compra de los edificios de los concertados lo haría imposible. Los presupuestos son finitos. Si lo que enseñan en los colegios no va en contra de la Ley por mi como hacen uno para extraterrestres.

        1. ¿Debe plantearse la Educación y la Sanidad como un gasto o como un servicio? Si lo planteamos como un gasto podría estar de acuerdo contigo y, entonces, lo lógico sería evitar que, quienes tienen unas determinadas necesidades educativas o sanitarias no fueran atendidos porque atentan contra la economía del sistema. En cambio, si se plantea como un servicio, la lógica de la racionalización y buena gestión de recursos no debería ir en contra de una correcta dotación económica a los mismos para que pudieran atender a sus receptores de servicio. Y ya que entramos en el tema de los millones que cuestan las infraestructuras, ¿me sabrías decir si no existe ningún tipo de beneficio en los concertados cómo amortizan esos millones? Y, por cierto, el coste por alumno en centros públicos y concertados con las mismas características no varía demasiado 🙂

          Si, supongo que tampoco habría problemas de crear un centro para extraterrestes ya que ahora hay centros para creacionistas…

          Gracias por comentar Francisco y dar tu punto de vista sobre el tema.

    2. Eso de que las plazas en los colegios concertados tienen un coste menor, que yo sepa, no es estrictamente cierto. Las cifras que yo conozco (porque son las que los partidarios de la concertada suelen publicar) dicen eso… pero sólo porque incluyen entre los públicos públicos los colegios rurales, más pequeños y por necesidad más caros, que suben la media. Habría que hacer la comparación entre un colegio público y uno concertado del mismo tamaño.

      1. Sin entrar a discutir el coste solo por el hecho de que los alumnos que van a un concertado dejan esas plazas libres en los públicos y así no saturan sus clases ya es un favor que se hace al sistema. Si además ahorran al erario público pues muy bien. No entiendo el problema. Por cierto cobran bastante menos los profesores en los concertados porque no son funcionarios, ni tienen las mismas horas ni se cogen bajas por ataques de caspa. No es generalizar pero todos sabemos de lo que hablo. Conozco los dos tipos y tengo amigos profesores en los dos.

        1. No es cierto Francisco. Si analizamos el coste económico de dos centros con igual tipología de alumnos situados en la misma localidad (y que escolaricen al mismo porcentaje de alumnos con NEE) quizás nos encontraríamos que ese argumento -que por repetido no deja de ser falso- del gran ahorro que suponen los centros concertados no es del todo cierto 🙂

  3. Dentro del respeto a la libertad de elección para los padres, si se van a conceder conciertos al colectivo pastafari anti-consumo de pasta, lo justo es que también se nos concedan a nosotros, al colectivo pastafari autentico. Nuestras diferencias son insuperables, nosotros defendemos y promovemos el consumo masivo de pasta, a diferencia de estos herejes. Por lo tanto nuestra creencia merece tener la misma consideración o más a la hora de repartir conciertos, al fin y al cabo, solo nosotros defendemos la única doctrina pastafari verdadera y autentica.

    1. Sería lo justo. Todo mi apoyo a las personas que, dentro de su libertad ideológica, quieran subvencionar sus credos en igualdad de condiciones a mis creencias. Circo para todos 🙂

      Me encanta…

    2. La comunitat Rastapastafariana demana per ende i sense cap tipus d’excusa:

      La possibilitat de crear una universitat privada al ordre i servei del «Pastafarianisme» per tal de poder acometre la creació de títuls únics que permetràn donar classe tant a «pastafari anti-consumo de pasta» Com a Pastafari Auténtic o Rastapastafians al model del ja existent en altres religions i per tant sols aquells poseidors podran donar classe en aquestos susodits centres.

      La possibilitat d’expedientar títols de tots els nivells de qualsevol idioma o formació de grau o postgrau vàlids e independents de qualsevol conselleria amb un termini express.

      La possibilitat de que el nostre alumnat siga professor tant a centres públics com privats, No seria just qualsevol altra opció, pues formem a alumnes en uns valors i creencies que tant son per a nossaltres com per a la resta.

    1. Otro poquito de autocrítica… «¿por qué es necesario publicar una ristra de artículos pudiendo hacerlo de una sola tacada y dando el nombre?». Hacer de troll sale gratis pero es poco productivo.

    1. ¿Por qué cuando hay un público y un concertado juntos el segundo prácticamente no tiene alumnado con NEE o inmigrantes? ¿Por qué cuando alguien que no «conviene» para que los puros y castos niñitos no se mezclen se recomienda desde el centro concertado matricularlo en el público o se le dice a los padres que no hay plazas cuando sí que hay? Muchas preguntas sin resolver 🙂

      1. No se a que colegio se refiere pero en el de mi hijo hay gente de todos los colores y posición social. Por otra parte si los padres no quieren mezclar a sus hijos, tanto unos como otros, pues muy bien. A eso se le llama libertad.Pongamos el ejemplo de unos padres de Podemos que no quieren que sus hijos se mezclen con la gentuza de los del PP, pues tienen la posibilidad de evitarlo. Todos contentos y encima disfrutan pensando que a éstos les cuesta el colegio además de pagar con sus impuestos en mantenimiento de la pública. ¿De qué se quejan entonces?

        1. ¿Está defendiendo que se pague con dinero público el deseo de los padres para que no se mezclen sus hijos con quienes no sean como ellos? ¿Me está diciendo que si un padre no quiere que su hijo vaya con personas de color debe ser subvencionado por el Estado? ¿Me está defendiendo que sus hijos son mejores que otros por el simple hecho del color de piel, credo religioso o ideología de los padres? Por favor, lo que usted está proponiendo es delito. Le recomiendo que revise ese tipo de redactados públicos por las posibles repercusiones legales de los mismos.

      2. El colegio de mi hijo es concertado y no religioso. Tiene ocho centros y le puedo decir que uno está en Vallecas ( le sonará por los de Podemos ) una zona de bajos ingresos y otro en un pueblo de la Sierra de Madrid con 2.000 habitantes y hay bofetadas por entrar. No se por qué será.

  4. Por qué si la gente quiere privados y cuestan la mitad a la administración, hay que obligar a que los niños pasen por donde le da la gana a unos cuantos?

    1. ¿Por qué ningún concertado publica lo que cuesta y ninguna administración compara entre dos centros educativos -uno público y otro concertado- situados en la misma localidad? ¿Por qué sólo se usan datos generales para hacer la comparación sesgando datos interesados como es la inexistencia de centros educativos concertados en zonas rurales o escolarizando a alumnos que necesitan atenciones específicas? Por cierto, ¿por qué hay que obligar a que los impuestos de TODOS vayan a donde les da la gana a unos cuántos?

    2. ¿De verdad que quien hace este comentario se cree eso? ¿Alguien se cree que si tienes que hacer un trabajo X sale más barato meter intermediarios (más sabiendo que los sueldos son prácticamente los mismos)?

    1. No, mucho mejor un proceso de selección por parte de una organización privada que dice «tú vales y tú no» en función de criterios poco transparentes y que no permiten la libre concurrencia.

  5. Escuché en la radio, hace muy poco, decir a alguien (perdonen que no me acuerde del nombre) que la escuela concertada recibía dos millones (2,000,000) de alumnos y que el sistema educativo no estaba preparado (falta de centros, recursos, docentes…) para acoger a semejante aluvión de alumnos en caso de que se quisiera terminar de golpe y porrazo con la concertada. Este señor asumía también sin problemas que todos esos profesores de la concertada que han sido contratados a dedo, debían ser rescatados por las instituciones, no ya en las listas de sustituciones como cualquiera que no haya ganado unas oposiciones, sino como… ¡funcionarios! Tóquense los cojones, así, directamente. Mi pregunta es: ¿esto de los 2,000,000 de alumnos sin sitio y de que sería carísimo deshacerse de la concertada, es así o no es así? Es la única duda que me queda para poder decidir si esto de la concertada es otra estafa chapucera de la que hay que deshacerse cuanto antes (como el Senado) o si estos centros son realmente necesarios.

    1. La realidad en los 80 -que es cuando se empezaron a concertar centros privados- era muy diferente de la que hay ahora. Ahora prácticamente podríamos escolarizar a todos los alumnos, salvo casos muy concretos, en centros públicos (si no, no se explica que se cierren cientos de líneas en la pública año tras año y se mantengan o aumenten las de la concertada). El tema de los profesionales de la concertada sí que es problemático pero, sinceramente, creo que una opción que se baraja no es la de «funcionarizarlos» (sería una barbaridad) y más bien incorporarlos en una lista de interinos con el tiempo trabajado siempre y cuando se convirtiera su centro en un centro público. En caso que su centro educativo quisiera optar por seguir ejerciendo como centro privado, podrían quedarse en el mismo si sus empleadores consintieran en lo anterior.

      Espero haberte ayudado a decidir 🙂

  6. Buenas tardes, hablo como persona que ha impartido clases en colegios, tanto públicos, como concertados y privados, clases fuera del temario de las asignaturas concretas, con el animo de motivar a los alumnos.

    Me he encontrado en los tres tipos de centro con grandes profesionales (en su amplia mayoría) y algún docente que podría no ser tan buen profesional, o simplemente no estar tan «comprometido», sino que simplemente exponía su temario, hacia los exámenes, evaluaba y el año que viene sera otro… Desde mi punto de vista no había diferencias en ese sentido por el tipo de centro, en su amplia mayoría eran grandes profesionales, vinculados con los alumnos y haciendo muchas veces mas alla de su trabajo para que los alumnos tengan una formación extra, o interesante.

    El artículo es muy interesante, lo eh reenviado a mis contactos, partidarios cada uno de un modelo concreto pero no creo que se ataque a nadie, Anónimo cuesta poco ponerse un alias, aunque solo sea para poderte llamar por un nombe, evidentemente yo no me llamo Eduardo Sanz, pero responderé al mismo encantado 🙂

    1. El artículo no postula acerca de la profesionalidad de un docente de la pública o privada (entendiendo la concertada como privada). Es una simple ficción acerca de lo que sucedería si alguien decidiera que los derechos que tienen algunos concedidos de una forma tan «extraña» serían los mismos que tienen el resto. Y con ello jamás voy a defender que con dinero público se subvencione centros educativos de una determinada ideología o de gestión privada.

      Muchas gracias por el aporte Eduardo. No sabes lo que se agradecen los comentarios que abandonan el anonimato 🙂

  7. Artículo original, felicidades. A las personas que han opinado, también porque temía que pudiera subirse de tono y al final dañar el conjunto de opiniones dadas, pero afortunadamente no. La verdad absoluta no existe ni ver el mundo blanco o negro únicamente, tampoco. Yo estuve en un colegio concertado y me pequeño va a uno público. Los profesionales son buenos en ambos, por la limitada experiencia que pueda aportar. Y que hay fallos en ambos, también.
    Pero verme en un atasco porque unas personas deciden ir a una peregrinación por la carretera me parece mal, al igual que ampararnos en fiestas religiosas para tener vacaciones. Hay países donde las vacaciones son escalonadas en el tiempo por comunidades autónomas y espero que en un futuro haya semana de vacaciones sin tener que usar interesadamente el nacimiento de un niño Jesús, o su resurrección.

  8. A mí el pastafarismo me parece una religión como las demás. Si las demás reciben subvenciones, pues esta también tiene derecho. Pero dado que personalmente no creo en ninguna religión prefiriría qu el dinero de estas subvenciones se dedicase a construir cárceles para los políticos corruptos. Y para los curas pederastas.

  9. El artículo no está mal, pero a mi juicio parte de una premisa que no es cierta, y es que sí que es posible legalmente crear un centro con un ideario determinado, de hecho existen centros concertados formados por cooperativas de profesores/as que tienen su modelo educativo, su ideario y su plantilla determinada por ellos/as. Así que le animo, señor Jordi Martí, a crear su centro pastafari, lo único que no sé si tendrá muchas solicitudes de matrícula, pero por probar…

    Lo bueno que tiene la educación concertada es que extiende la libertad educativa a todos los sectores socio-económicos. Antiguamente sólo los ricos podían elegir un modelo educativo diferente para sus hijos/as, los pobres no tenían esa capacidad de elección. ¿Es ese el modelo educativo que usted prefiere?

    Un saludo y muchas gracias.

    1. Lo bueno que tiene la educación concertada es que permite a algunos padres «segregar a sus hijos» bajo el pretexto de la libertad de elección. No es, por mucho que lo hayan vendido o comprado, un modelo para beneficiar a los pobres. Se trata de un modelo que lo único que hace es pensar que algunos se crean que son ricos (¿alguien se acuerda de la burbuja inmobiliaria?) y lo único que hacen es ser cada vez más pobres. Y el problema no es que sean pobres ellos, el problema es que se piensen que gracias a esos centros sus hijos no van a serlo.

      Un saludo y gracias por discrepar.

  10. Hola Jordi,

    Hace algún tiempo que leo tu blog y en algunas cosas estoy de acuerdo y en otras no. Como sueles decir, se trata de dialogar desde el respeto y buscar puntos de encuentro. Yo trabajo en un centro concertado y puedo hablar desde lo que conozco. Desde esa parte de la realidad, algunas cosas no son tal y como a veces las cuentas, aunque pueden suceder así en otros sitios.

    En mi centro no elegimos a los alumnos. Todos tienen que pasar por un proceso de admisión que marca la administración. Dependemos de la elección de los padres.

    En cuanto a las aportaciones, siempre indicamos a los padres que son voluntarias. Si no fuera por eso el centro sería totalmente insostenible. Aun así, nuestra contabilidad del año pasado refleja pérdidas (a pesar de las aportaciones…) y es curioso que un funcionario se sorprendió mucho hace poco, incluso parecía molesto, al pasarle los datos económicos (sí, desde luego que rendimos cuentas) porque teníamos pérdidas… nos dijo que eso no podía ser, que como hacíamos. Pues eso… la congregación pone dinero para mantener el centro abierto mientras se pueda… otras han tenido que cerrar centros.

    En mi comunidad autónoma, es obligatorio que los centros comuniquen las vacantes de profesorado, para que cualquiera pueda optar. La administración publica estas plazas en su web y marca plazo para enviar solicitudes, pero la selección del candidato es cosa del centro. El que quiera puede pensar que cabe «enchufismo» y trato de favor (en este país a veces parece que nada está limpio…) Desde luego que una persona cercana al centro puede tener más posibilidades, pero una vez que demuestra que es mejor o al menos igual de válido para el puesto que los demás. Muchas veces, profesores que han realizado sustituciones en el centro y hayan demostrado su buen hacer (es otro tipo de «oposición») acaban trabajando de forma permanente. Otras simplemente se contacta con los últimos curriculum enviados… Te puedo asegurar que la creencia religiosa (¿acaso se puede medir?) no es un requisito en mi centro para que te contraten, obviamente el respeto sí. La diversidad en este aspecto también es muy valiosa, y muestra de que se pueden tener grandes valores y no creer.

    No estoy puesto en las últimas cifras, pero creo que en España un 20-25% de los alumnos van a un centro concertado y no veo muy viable que la administración genere tantas plazas públicas. Creo que hay que apostar por una educación pública de calidad, incluyendo en esa oferta centros concertados. El criterio, igual que para los públicos, es transparencia en su funcionamiento y gestión, esto es imprescindible para algo que pagamos todos.

    Un saludo.

    1. No sabes cómo te agradezco el tono constructivo del comentario. Eso sí, me vas a permitir que me mantenga en mis trece acerca de lo que pienso -y sí, puedo estar equivocado como he dicho siempre- acerca de los centros concertados, su funcionamiento y su, más que opaco, sistema de gestión. Por cierto… un detalle… ¿el dinero que pone la congregación religiosa no saldrá de la casilla de la declaración de la renta? Lo digo porque estoy con este trámite que odio cada vez más 🙂

      Un saludo de vuelta y muchas gracias por comentar.

  11. No estoy nada de acuerdo con la frase final de que el pastafarismo ‘es una opción de vida igual de válida que la de cualquiera’. Comparada con otras y sobre todo con la secta católica, la pastasfari es éticamente infinitamente superior . No tenemos a nuestras espaldas esa larguísima historia de crímenes cometidos directamente o a través de intermnediarios que tiene la banda de Roma y franquicias, no hemos colonizado millones de cerebros con barbaridades irracionales, ni rememoramos orgullosos el canibalismo ancestral con la eucaristía dichosa, rito que hoy, más parece simbolizar su voracidad deprededora que otra cosa, como p.ej. la expropiación o robo que mediante el sacramento no escrito de la ‘inmatriculación’ nos están administrando a todos. Y el Sr. Bergoglio calladito. En fin, que no tenemos que purgar crímenes morales o carnales de homofobia, misoginia, pederastia, torturas a los más débiles, complicidades con lo peor de los fascismos reales y un largo etc. de barbaridades. No hablo de las otras dos mono-teístas de la competencia para no alargarme y porque no nos han hecho nada, de momento. Así es que nada, el pastafarismo nada que ver con la mafia vaticana, por pastafari! Ahora que con todo lo criminales que son y han sido, el que muchos los consideren los garantes de la moralidad y salvación eternas resulta milagroso ¿o no?, quizá la mejor prueba de que su dios existe y mariano es suprofeta.

  12. Qué opinión os merecen aquellos centros concertados que cobran cuotas de 500, 600 y 800 euros al mes? Porque, como las meigas, haberlos haylos.

      1. pues entonces está todo dicho. Y con esas cuotas a construir piscinas y polideportivos. En Barcelona hay algunos de estos. Por la parte alta.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir