Razones para cuestionar el máster de formación del profesorado de Secundaria

Sí, este curso, por desgracia, le ha tenido que tocar a una alumna del máster de profesorado de Secundaria un docente zoquete como el que escribe como tutor. Sí, este curso tengo a una alumna que está haciendo las prácticas de ese máster conmigo y que, por desgracia, se está viendo sometida a una experiencia altamente deseducativa al estar «aprendiendo» cómo deben darse las clases al lado de alguien que, lo máximo que puede aportar a dicha formación, es enseñarle con el ejemplo a hacer lo contrario de lo que estoy haciendo. Ni temporizo, ni programo ni, más allá de una asignatura de esas tan «importantes» que me han endosado este curso, sigo una línea metodológica más o menos coherente.

Fuente: Twitter
Fuente: Twitter

Además, curiosamente, sigo siendo muy crítico con ese máster. Un máster que se ha diseñado con un único objetivo: el sanear las cuentas de determinadas Facultades y permitir que determinados docentes universitarios cubran su horario. Un máster impartido en su parte teórica por docentes que nunca han pisado ni pisarán un aula de Secundaria. Docentes que, por desgracia, van a saturar a los alumnos de este tipo de formación en pedagogías de papel totalmente alejadas de la realidad de las aulas porque ya sabemos que el papel lo aguanta todo.

Por tanto, ya tenemos la primera razón para cuestionar este máster: su gestión por parte de las Universidades. Existir un máster para la docencia en Secundaria jamás debería dejarse en manos de las Universidades. Si ya es altamente cuestionable permitir que la práctica totalidad de los docentes de las Facultades de Magisterio (que preparan a los futuros maestros) no tengan ni idea de la realidad del aula para la que preparan, imaginemos la sensación que debe experimentar un futuro profesor de Secundaria, que ya dispone de una titulación universitaria y tiene unos determinados años, al ver como le venden la necesidad de un máster que se ha diseñado y se está impartiendo sin tener en cuenta la realidad de su futuro trabajo.

Otra cuestión a tener en cuenta es la selección del profesorado que vamos a tutorizar las prácticas. Es inaudito que nadie de la Universidad -y sí, ya asumo que, por desgracia, desde ahí se está gestionando- se haya planteado analizar el currículum de los tutores que van a tener esos alumnos. Sí, nadie ha pasado por los centros educativos a hablar con los tutores antes de acoger alumnos y, como todos sabemos, se acaba tutorizando el máster por parte de docentes que necesitan/necesitamos esos puntillos para el concurso de traslados.

Más allá de lo anterior también rechina de la situación es la posibilidad que haya Universidades privadas que envíen a sus alumnos a centros públicos de Secundaria en igualdad de condiciones que los que lo realizan en una Universidad Pública. Yo, si este hubiera sido el caso, me hubiera negado a asumir a tutorización. No quiero que alumnos de Universidades Privadas puedan entrar a hacer prácticas de máster en centros de gestión pública. Y voy a ir más lejos, creo que jamás debería ofrecerse la posibilidad de realizar ese tipo de formación a Universidades Privadas.

Seguimos poniendo más leña al despropósito de estos másters… la imposibilidad de que sirvan para cursar un doctorado. Si no han cambiado las cosas -y por lo que sé no lo han hecho (puedo equivocarme y agradecería en este punto que se me corrigiera si es así- este máster no se incluye en la lista de másters homologados por el MEC para la obtención de ECTS (los créditos europeos) que te permiten el acceso a un futuro doctorado.

Y, finalmente, la razón fundamental para cuestionar dicha formación: un coste demasiado elevado para algo que, por desgracia, se ha convertido en un paripé cuyo único objetivo es aplicar un impuesto revolucionario a los futuros profesores de Secundaria.

Yo lo tengo claro. No me gusta el máster del profesorado de Secundaria y, por desgracia, aunque no se asuma en público por motivos obvios, tengo constancia de que a la mayoría de profesores universitarios que conozco que están gestionando las prácticas e interviniendo en esa formación, tampoco.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

8 Comments
  1. En este país siempre igual: más de lo mismo!
    Más control, más burocracia, más uniformidad, más teoría.
    Estamos en un eterno círculo vicioso, imitamos porque no nos dejan ser auténticos. ¿cuándo vamos tener ciudadanos libres que puedan cooperar?
    Me huele al diplodocus dormido, que con sus enormes patadas, destroce todo lo que toca.

    1. No es cuestión de diplodocus, es cuestión de que es mucho más fácil el diseño de algo con el único objetivo de establecer una obtención de beneficios que plantearse la utilidad real porque, si uno se plantea diseñar algo para que funcione debe invertir muchísimo tiempo y dinero. Y, por desgracia, todos sabemos que, en más ocasiones de las que se debiera en el ámbito educativo, las prisas están a la orden del día.

      Gracias por comentar.

  2. Enhorabuena por el blog, lo sigo desde hace un tiempo. A veces estoy de acuerdo con los artículos y otras no, como en este caso. Estoy de acuerdo que el Máster de secundaria esta impartido por personas que no han visitado un instituto nunca o poco las clases teóricas y la tutorización de prácticas no es que sea muy ejemplar en la mayoría de los casos. Lo que no veo claro esa actitud contraria a los alumnos de la privada, conozco bastante personas que por diferentes motivos deben apuntarse a la privada (sin plazas, horarios, …) , estas personas o sus padres pagan impuestos que subvencionan los colegios públicos, ¿por qué no tienen el mismo derecho que los otros? Un saludo

    1. El tema de no permitir que alumnos de la privada entren a dar prácticas de máster en los centros públicos de Secundaria es bastante claro: no tiene ningún sentido que, con el dinero de todos, nos dediquemos a formar a ese profesorado que, libremente, ha optado por acudir a un centro privado para realizar unos determinados estudios. Sinceramente, me parece un auténtico despropósito. Bueno, un despropósito que empieza por la posibilidad que haya Universidades privadas que puedan impartir un máster que, en la mayoría de ocasiones, acaba siendo el trampolín para trabajar en un centro educativo público. Lo siento, no me parece justo para los alumnos de la pública. Y, en una sociedad justa, eso es crucial.

      Un saludo y gracias por el comentario.

  3. Jordi, como casi siempre, estoy bastante de acuerdo contigo.
    Ya sabes que aparte de seguirte desde hace tiempo, ser profesor de informática, temporalmente ser director (ya me queda poco para terminar y dejar que otros compañeros desarrollen otro proyecto) también soy, desde hace tres años, profesor de la asignatura Innovación Docente e Iniciación a la Investigación Educativa del máster del profesorado.
    Gracias a tu blog, que está entre los recomendados de la asignatura, tenemos una visión de lo que pasa en las aulas.
    Este artículo me parece muy realista, ya que algunas de las críticas que tu comentas las he compartido y sigo compartiendo. Antes de estar en el máster y coincidiendo con algunos cambios en la universidad, tuvimos una reunión en el centro de profesorado para acercar posturas sobre las prácticas, y en esa reunión algunos de los directores fuimos muy críticos con como llegaban los alumnos a los centros, y se comentaron algunas de las cosas que tú comentas. Después de esa reunión y sorprendentemente para mi, me ofrecieron dar parte de la asignatura que he comentado antes, así que me ofrecieron ser profesor externo de la Universidad. Así que me convertí en el único profesor de secundaria en activo dando clases en el máster. (En ese momento pensé que me lo ofrecieron un poco en plan «ya que criticas tanto a ver que haces» 🙂
    Por tanto desde ese momento intento enseñar a los alumnos del máster lo que realmente se van a encontrar y les muestro algunas tendencias que hay relacionadas con la aplicación de la innovación educativa en el aula, sin perder de vista que la realidad que se van a encontrar no tiene casi nada que ver con algunas de las cosas «ideales» que se propugnan desde diferentes foros en el contexto de la innovación.
    Así que desde mi humilde aportación, intento cambiar un poco algo de lo que es el máster. Parece que no va tan mal la cosa por lo que opinan los alumnos.
    Pero sigo opinando que es caro, que tienen pocas prácticas en los centros, que los tutores de los centros deberían ser elegidos de forma diferente, y que más profesores que estamos dando clase en secundaria, bachillerato y FP deberían poder aportar su experiencia.

    Por cierto según la página web del máster de la universidad de Almería el máster: «Permite el acceso a los estudios de doctorado que puedan ser aprobados y ofertados en la disciplina de la educación.» (copia y pega) No sé bien si es así.

    Un saludo y gracias por tus artículos.

    1. Ya sabes Pedro que jamás, aunque lo parezca en ocasiones, he sido taxativo en mis artículos. Sé y conozco grandes docentes de Secundaria que están impartiendo clases en el máster cuya capacidad es más que sobrada. También sé de docentes universitarios que están tomándose el tema del máster muy en serio (curiosamente, siempre los asociados y los «últimos monos» en ese contexto tan endogámico) pero, ello no obsta para la necesidad de reformular completamente el acceso a la profesión. Hay lagunas importantes en caso de seguir apostando por este máster y, entre ellas, la necesidad de evaluar a los tutores de prácticas previamente al desembarco de los alumnos en los centros para realizar las prácticas (no, tampco todo el profesorado de Secundaria sirve para tutorizar) y, cómo no, la mejora de coordinación entre Secundaria y la Universidad (porque, lo que no puede ser es que la gestión del máster se lleve exclusivamente desde las Universidades). También podríamos hablar del coste del máster, de lo poco que cobra el tutor de prácticas, de la expansión en centros privados, etc. Mucho por hacer en un máster que, por desgracia, lo poco que funciona es gracias al voluntarismo de esas decenas de profesionales que lo imparten y/o tutorizan que intentan hacerlo bien.

      Un saludo y muchas gracias por contar tu experiencia.

  4. Hola Jordi! Soy seguidor habitual de tu blog, y aunque en muchas ocasiones coincido contigo en el diagnóstico de los problemas e imperfecciones del sistema que sueles describir, en este caso debo discrepar en la sensación generalista que transmite este post.

    Si bien puede ser cierto que haya muchas universidades en las cuales no esté bien enfocado el Máster de Secundaria, me siento en el deber de defender el que yo cursé el año pasado en la Universitat Pompeu Fabra. Puede que sea sólo una de las pocas excepciones que haya, o puede que no, no lo sé, pero lo cierto es que en dicho máster contábamos con dos vertientes: la parte pedagógica, más teórica e impartida por pedagogos de la Universitat Oberta de Catalunya, con una perspectiva constructivista y muy muy teórica (esa parte fue on-line) que nos permitió ver la parte académica y «de papel» como tu dices; no obstante, también contábamos con la parte práctica, la de la enseñanza y aprendizaje de las Ciencias Naturales, impartida por profesores de institutos de secundaria, con amplia experiencia docente y muy práctico, de forma que las metodologías que nos querían transmitir eran las que nos hacían hacer (aprendíamos haciendo). Eso nos permitió aplicarlas luego en el aula bajo la libertad (en mayor o menor grado, según) que nos daban los respectivos mentores y tutores de cada instituto (sobre lo de los tutores/mentores, hay casos en los que comparto tu visión), pudiendo programar y desarrollar proyectos competenciales en diversos cursos de la ESO o Bachillerato.

    Espero que toda esta información que te dejo aquí en forma de comentario sirva para que la idea general del Máster sea más adecuada a la realidad, y desde tu blog invito, con permiso, a que más personas de otras universidades se animen a comentar su experiencia para ver cómo se da este máster en todo el territorio español. Sé de buena tinta que otras universidades (que no mencionaré) no siguen un buen plan, y que se adecuan a lo que describes en este post. Sólo quería dejar constancia de que no todos los casos son así, y que yo me sentí muy cómodo y pude cambiar mi percepción de la educación gracias a este Máster, cuando antes sólo pensaba en dar clase de forma unidireccional y transmitiva.

    Un saludo y enhorabuena por el blog, como siempre. Estemos o no de acuerdo en muchos aspectos, la verdad es que siempre sirve leer tu opinión para darle una vuelta de tuerca a todas aquellas cosas que uno suele dar por hechas.

    1. Hola Daniel. En primer lugar agradecerte la exposición acerca de tu experiencia en el máster. En segundo lugar me gustaría matizar que jamás -aunque pueda parecerlo porque, por desgracia, sigo sin poder encontrar el tono adecuado en la escritura- escribo en tonos de blancos o negros (a excepción que sean casos flagrantes). En este artículo he intentado dar, las que a mi entender, podrían ser unas soluciones para mejorar un máster que, por desgracia, sigue sin ser la solución al problema de la formación inicial del profesorado de Secundaria. Invierte las afirmaciones y encontrarás las propuestas: gestión del máster entre Universidad y centros de Secundaria, disminución del precio, exigencia en la selección de los tutores de prácticas, posibilidad que los créditos sean reconocidos para realizar un futuro doctorado, etc. Ya ves que, en ocasiones, lo importante es lo que no se dice 🙂

      Un saludo y muchas gracias por tus palabras.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link