Reflexiones de un docente XIII

Bonito número para unas reflexiones escritas en un día intempestivo. Esto de relegar las reflexiones a fines de semana y/o festivos es una dinámica que me apetece romper. Cualquier día es bueno para hacer una pequeña lista de algunas cosas que, como docente, te cuestionas o planteas. En cualquier momento pueden surgir esas ideas. El problema es que a algunos se nos olvidan con demasiada facilidad. Suerte que, en la mayoría de casos, dispongo de algún tipo de papel y herramienta de escritura para poder realizar dicha anotación que, posteriormente, acabará en algún lugar totalmente impredecible hasta que sea rescatado del olvido.

Este es el caso de hoy. Unos papeles que han aparecido revisando otros papeles que hacía demasiado tiempo que merecían ser organizados. Unas anotaciones de hace casi un año. Unas anotaciones que han necesitado de toda mi interpretación para poder ser descifradas.

Vamos allá. Decimotercera entrega…

  • ¿Se debe permitir que el profesorado lleve la vestimenta que le apetezca? ¿Son permisibles bermudas, chanclas, camisetas de tirantes u otra ropa más adecuada para la playa para ponerse delante de sus alumnos? ¿Es conveniente establecer unas mínimas normas a nivel de vestuario para los docentes? ¿Entraría dicha normativa en conflicto con las libertades básicas? Y, rizando el rizo… ¿se debe permitir que los docentes lleven camisetas reivindicativas, con eslóganes de diferente tipo o anunciando productos que no son recomendables para los adolescentes (tipo camisetas de Jack Daniels o similares)?
  • ¿Es lógico limitar el uso de determinadas instalaciones de los centros por parte de los docentes de las materias pertinentes? (léase en la pregunta anterior las aulas de informática, dibujo, música, tecnología, pabellón de gimnasia, etc.)
  • Cada vez son más los centros que optan porque sea el alumno quien se desplace de aula en aula cada hora, planteando la distribución de aulas-materia en detrimento de las aulas tradicionales que se asignaban para cada grupo. ¿Es ello positivo? ¿Es bueno que los alumnos no dispongan de un aula de referencia? ¿Permite lo anterior un mejor mantenimiento de las aulas?
  • ¿Por qué no existe personal sanitario en los centros educativos? ¿Por qué no podemos disponer de ese tipo de personal en unos centros donde los pequeños accidentes, de cura rápida por parte de ese tipo de profesionales, son bastante más que habituales? ¿Por qué día sí y día también tenemos que derivar a esos alumnos para que se los lleven a los centros de salud, cuando con unas curas básicas la mayoría de esos accidentes serían de fácil solución y se evitarían acrecentar el colapso de esos centros sanitarios? ¿No sería también posible que esos profesionales tuvieran las puertas abiertas para los alumnos para que les preguntes cosas para los que cada año se montan talleres -tabaquismo, sexualidad, anorexia, etc.-?

Un día extraño para escribir esas reflexiones que a veces me pasan por la cabeza, en una entrega de número peligroso que me he atrevido a cambiar el formato para dejar una pregunta, de las cinco que acostumbro a hacer, en el aire, para que pueda ser aportada por todos aquellos que leáis este pequeño post.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment
  1. Pues venga, algunas ideas más para el debate:

    – Los centros educativos forman a sus alumnos más allá del currículo (lo que muchos parecen olvidar o ignorar). Los alumnos aprenden en clase también cómo habla un adulto, cómo se explica, cómo trata determinadas situaciones de conflicto, cómo se es justo, cómo se toman y explican las decisiones… y también cómo se debe vestir. El problema es que el concepto «decoro» es muy subjetivo y ocurre con muchas otras cosas: algunos de los que se quejan de que los alumnos llegan tarde también pierden algunos minutos en cambios de clase y demás.

    – Lo de limitar determinados espacios… depende de qué espacios, su uso y el tipo de limitación. Parece lógico que el Aula de Música esté reservada a esta materia, por ejemplo. Si hay material especializado, se debe garantizar que el resto de usuarios del aula sepa realizar su cuidado. En realidad, el uso de estos espacios depende de lo crítico que sea el espacio disponible en el centro así como los recursos disponibles en otras aulas.

    – El desplazamiento del alumnado de hora en hora, en mi humilde opinión, es perjudicial. Un grupo de alumnos asume mayor responsabilidad sobre un aula cuando sabe que va a pasar allí muchas horas al día y, sobre todo, se le podrán exigir explicaciones en caso de que aparezca algún desperfecto. De nuevo, el espacio disponible en el centro condiciona esto: los desdobles y otros agrupamientos pueden suponer el usar un aula destinada a un grupo cuando éste va a clase de Educación Física.

    – Sinceramente, veo más importante tener un informático para cada centro o dos centros que tener personal sanitario. En aquellos centros en los que sí hay alumnado que lo requiera suele estar disponible por parte de la Administración.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link