Reflexiones septiembre 2017

Debo reconocer que, cada vez tengo más claro, que las decisiones acerca de modelos educativos, operaciones de compra de determinados “elementos” por parte de la administración y, cómo no, la aparición de “estrellas mediáticas” en el ámbito educativo, tienen muy poco que ver con las necesidades de nuestros alumnos y mucho con las necesidades del mercado. No es baladí que, más allá de seguir estrujando el libro de texto con una ingente cantidad de subvenciones al sector editorial, haya determinados intentos de introducir en un mercado muy goloso y, francamente, aún por expoliar del todo, determinadas modas y modelos educativos para tener entretenidos al personal debatiendo sobre los mismos a la vez que se produce un revulsivo en algunas cuentas de resultados. Crear gurús, mediatizarlos y, a su vez, asociar determinadas prácticas o tecnologías a la solución a todos los problemas tiene mucho de negocio. Ya, lo sé, redacté lo mismo hace un año y sigue teniendo el mismo valor a día de hoy.

Fuente: ShutterStock

Por tanto, qué va a cambiar este curso respecto a cursos anteriores. A nivel personal, cambio de centro, compañeros y dinámicas. Bueno, el tema de las dinámicas van a adaptarse, al igual que lo que marca la lógica y el sentido común por mucho que algunos se empeñen en tener muy pautada la metodología a estas alturas, de la tipología de alumnos que se tengan delante. Por eso no me gusta esbozar métodos ni programarlos con antelación a la realidad porque, al final, si uno lo lleva todo muy cuadrado, va a resultar que obligará al alumnado a priorizar el método delante de sus necesidades. Montar, por ejemplo y no es un caso excluyente, vídeos para que los alumnos los vean en casa y utilizar metodologías activas de aprendizaje (sic.) va a tener mucho que ver con los alumnos. Los caprichos del docente o, incluso sus ideas acerca de su educación ideal, deben siempre adaptarse a la realidad porque, al final, lo único que hace la idealización de la educación es conseguir que, tanto el docente se lleve un chasco como que el alumno o, incluso las familias, acaben rebotándose porque ni se les explica bien ni se hace como debiera. La profesionalidad docente empieza teniendo muy claro cuál es el objetivo último. ¿Y cuál es el objetivo último de la educación reglada? Pues va a ser que muy dispar según los contextos y necesidades de nuestros alumnos.

A pocos días de volver a tomar contacto con la realidad de las aulas con alumnos creo que conviene hacerse, en voz alta, ciertas preguntas controvertidas que, como docentes, deberíamos plantearnos al leer algunos titulares y reacciones de diferentes personas cuando hablan sobre el mundo educativo. También son reflexiones muy relacionadas con situaciones de asombro y perplejidad al observar como algunos son capaces de hacer una cosa y defender otra. Algo realmente interesante porque es una situación que se está extrapolando con mucha profusión al ámbito educativo. Algo que me desconcierta y realmente no entiendo.

Esta siendo un septiembre extraño. Más aún para aquellos a los que nos gusta asomarnos por las redes sociales para conocer qué hacen nuestros compañeros o qué iniciativas se están llevando a cabo por las empresas del sector. Es necesario saber en qué marco nos movemos pero, lamentablemente, la visión global se está convirtiendo en una lucha de bandos por poderes ignotos, ciencia ficción en estado puro y, para alegría del personal al que le gusta lo chusco y barriobajero, un lugar para solazarse con profusión. La ignorancia a la orden del día. La incapacidad de dialogar, como no sea escribiendo ciertos exabruptos, a la orden del día. Un vodevil maravilloso.

Voy a seguir metiéndole caña a la programación y al resto de documentos burocráticos, revisar el último borrador del libro (sí, por fin ya le voy a dar el visto bueno y enviarlo a que me lo maqueten -para ebook y papel- cuando me llegue el prólogo y la portada), acabar el blog de aula (soy muy clásico con el asunto y siempre me monto alguna cosa similar) y adecuar la vuelta al uso de Edmodo… pero hoy, lo más importante, es irme a almorzar con mis compañeros del curso pasado a los que voy a echar mucho de menos.

Lo sé, estoy reflexionando a estas alturas por encima de mis posibilidades. Qué le vamos a hacer.

Gracias a este post me he enterado que la RAE también reconoce "setiembre" como correcto. Mira, algo he aprendido hoy :)
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

3 Comments
  1. «Ingente cantidad de subvenciones al sector editorial»? Benvolgut Jordi, potser jo estic a la lluna però de subvencions (per als que fem llibres de text) no n’he sentit a parlar mai dels mais. Sí que hi ha subvencions per al sector i per a projectes concrets però sempre, sempre, s’especifica en les condicions que en queden exclosos els llibres educatius.
    Que tinguis un bon inici de curs, sort en aquesta nova etapa!

    1. Ja saps Xavier que quan parlo de les subvencions per a la compra de «llibres de text» no estic parlant d’una editorial concreta però, com bé coneixes, ja saps que hi ha bonus llibre en moltes Comunitats i, per exemple, a València s’han gastat 52 milions de diner públic per la compra de llibres de text. No són subvencions directes a cap editorial però, el que no em pots negar és que… «si el diner no pot anar a res més que a comprar llibres de text» no sigui una subvenció a les editorials (les més beneficiades ja les coneixem tots, per volum de vendes i demanda pels centres». I no, no queden exclosos els llibres educatius perquè són els únics que es poden acollir a aquestes mesures.

      Motes gràcies i igualment. Seguirem esperant que reprengueu «la notícia de la setmana» ja que el curs passat em vau donar moltes idees. Que vagi molt bé enguany perquè, ja saps que, per sort, tinc molt clar que no totes les editorials són iguals ni tampoc el funcionament de les mateixes.

      Salut.

  2. Gràcies per la resposta, Jordi!
    Jo no entenc que el «bono libro» i altres operacions semblants siguin subvencions a les editorials (que han de fer els materials al seu risc i intentar aconseguir adopcions) sinó que són ajudes a les famílies per a la compra (de llibres de text, cert). En tot cas, és evident que aquestes ajudes (repeteixo: a la compra, no a la creació i producció) acaben sent un benefici per al sector editorial, per tant d’acord.

    Ja tenim a punt «La notícia de la setmana» amb què reprendrem aquesta proposta en els pròxims dies. El tema triat hauríem preferit no haver-lo de tractar mai, però per desgràcia no podia ser cap altre… Moltes gràcies pels teus comentaris. Salutacions!

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link