Reglas básicas para el docente (versión verano)

Si uno ha sido bueno a lo largo del año, ha superado con nota sus expectativas y, ha conseguido que sus alumnos salgan satisfechos del encuentro con su persona… se merece conocer el secreto del verano. Unas reglas básicas que, sin mucho gasto neuronal, van a ser las claves para la mejora profesional. Sin trucos ni vídeos donde aparecen cuentas corrientes que, suman día tras día, nuevos dígitos a su entidad bancaria. Unas reglas que, por tiempo limitado, van a ser ofrecidas en este blog. Un blog donde, por suerte, va a conocer las claves que todo docente -excepto el que no ha superado con nota el curso- debería aplicar a partir del día uno de julio. Sí, no escuche lo que digan los zampabollos acerca de las vacaciones del docente. No tome en consideración la incontinencia verbal de algunos tertulianos cuya única capacidad es ocupar sillones en los medios de comunicación para despotricar acerca de todo y todos. Olvídese de los que consideran los centros educativos como guardería de sus hijos. Sí, lo importante son las reglas ulteriores…

Fuente: http://www.decoracion10.net
Fuente: http://www.decoracion10.net

1) Olvídese de cursos de formación para mejorar su práctica docente. Por mucho aire acondicionado que le ofrezcan e, incluso la posibilidad de realizarlos desde casa o en contextos maravillosos, dedíquese a su familia. Su familia le necesita porque, por desgracia, seguro que si ha hecho bien su trabajo la habrá descuidado más de lo que se merece a lo largo de estos meses.

2) Váyase de excursión a conocer los pueblos que le rodean. Seguro que hay maravillosos lugares que, por desgracia, nunca ha visitado.

3) Si tiene la suerte de vivir al lado de la playa o de rutas de montaña aproveche para escaparse a esos lugares. Que la tumbona le echa de menos. Ya sabe que, por desgracia, la jodida se empeña, después de un largo período de desuso, en volver a su posición original. Y con lo que costó en su momento ponerla en condiciones…

4) Lea libros para distraerse. Nada de papers ni investigaciones sesudas. Ya si de libros densos se trata, le recomiendo que plantee, si va a sentir la tentación, quemarlos en la pira para San Juan. Que no hay nada mejor que eliminar las tentaciones. Y los primeros días de asueto, por desgracia, seguro que va a tener tendencias educativas en diferente gradación. Si no puede con lo anterior podría ser bueno requerir ayuda profesional. Los psicólogos no están demasiado caros últimamente.

5) No haga deporte. Sí, no se le ocurra hacer deporte. Que el deporte es un vicio que, por desgracia, se empeña en competir con su inteligencia. Al final va a resultar que se va a desenganchar de algo para, desgraciadamente, conseguir otro vicio de esos que «obligan». Que no, que lo del deporte máximo que debe permitirse es el levantamiento de cerveza fría.

6) Conozca los bares que se encuentran cerca de su domicilio. Seguro que encuentra sorpresas agradables. Nuevas tapas y, como no, líquidos fresquitos que sientan muy bien.

7) Recupere la siesta. No esa siesta de diez minutos de fin de semana. Que ahora que dispone de las tardes, la siesta es una de las mejores costumbres. Seguro que si usted era uno de los afortunados de la jornada continua alguna tarde se había permitido cerrar unos minutillos los ojos. Ahora tiene más tiempo para hacerlo.

8) Vea series. Hay series muy buenas y, con aire acondicionado mientras disfruta de unas palomitas en familia, ir mirando episodio tras episodio seguro que le pone de buen humor. Eso sí, evite series que le recuerden su trabajo. No es cuestión de sentir añoranza del mismo.

9) No madrugue. Por favor, no madrugue. No es sano madrugar. Algo que todo el año ha hecho por obligación seguro que es malo. No lo haga.

Finalmente, si se ve incapaz de desconectar completamente de su trabajo, le ofrezco una alternativa. Pásese por Twitter. 140 caracteres tasados unos minutos al día es como los parches de nicotina para quien quiere dejar de fumar. Si usted desea que el cambio no sea tan radical, siempre puede usar sustitutivos que, puede ir reduciendo conforme se vaya sintiendo más relajado. No lo olvide, las vacaciones son necesarias y, aprovecharlas para hacer algo diferente de lo que ha hecho todo el año… algo imprescindible.

Actualización

Ante el gran aluvión de críticas de algunos adictos al deporte -docentes, en muchos casos de Educación Física- me veo obligado a matizar el quinto punto. Se permiten escarceos sexuales en intensidades apreciables (con aire acondicionado que, en algunos lugares hace mucho calor), chapuzones diversos procurando no tragar demasiada agua (que luego compite con otro tipo de líquidos más necesarios para el organismo en verano) y, como no, caminatas para acceder al lugar donde gestionar/saciar las necesidades más perentorias de dicha época del año. Para corridas a las cuatro de la tarde, intentos de recuperar la forma física en dos meses con riesgo de romperte gran parte de tu estructura ósea y similares, recomiendo la completa abstención. Porque, como decían en un programa de mi época, más vale prevenir 🙂

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

17 Comments
  1. De acuerdo en todas, menos en la del deporte. Haced mucho y probad distintas modalidades, genera endorfinas, y nos hace sentirnos feliz. Así que en esa no hacerle caso al amigo Jordi, hacedme caso a mí que soy maestro de Educación Física. En las demás si estoy de acuerdo con él. Un abrazo y feliz verano amigo, siempre es un placer leerte.

    1. Vale, se acepta pulpo como animal de compañía pero, si después algunos se enganchan al tema, sufren lipotimias por salir a correr a las cuatro de la tarde y se lesionan alguna parte de su anatomía no asumo ningún tipo de responsabilidad. A propósito, el levantamiento de cañas y sorbida de horchatas dentro de nada se convierte en deporte olímpico. Así que, tampoco es malo practicar 🙂

      Un abrazo e igualmente.

  2. Conviene saber la diferencia entre deporte, ejercicio físico y actividad física, solo entonces, una vez aplicados con propiedad en el texto, podremos discutir qué hacer o dejar de hacer en verano.
    También conviene saber que las motivaciones para hacer ejercicio físico o practicar un deporte pueden ir más allá de la condición física y sus efectos sobre la salud. Sin duda ambos pueden ser adictivos, pero en gran medida por la diversión que producen… Más allá de otras respuestas a nivel neurotransmisor.
    Qué importante es tener un buen profe de Educación Física en el colegio!

    Augusto G. Zapico
    Prof. Actividad Física, Juego y Salud (UCM)

    1. Debo reconocer que me causa sorpresa -por no decir estupefacción- la deriva que para algunos tiene un texto ligeramente humorístico acerca de las vacaciones de verano. No entiendo la necesidad de cuestionar una parte del redactado (sí hay una actualización en la que he dejado algunas cosas claras, especialmente en lo que hace referencia al tono del artículo) para hablar de las bondades del ejercicio físico. ¿Realmente alguien con dos dedos de frente se puede cuestionar el ejercicio físico que supone una buena caminata o, incluso, algún tipo de deporte más progresivo? Lo dudo. Pero, lo que sí que no tiene demasiado sentido es convertir la crítica a un post encontrando un leitmotiv que poco tiene que ver con las intenciones del redactado.

      Nadie discute lo importante que es tener un buen profesor de «gimnasia» en el colegio. Ni, aún menos que el mismo sea capaz de repartir pelotas de fútbol a sus alumnos masculinos y una de voleivol a las alumnas. Que no hay nada más productivo que lo anterior 🙂

      Un fuerte saludo y muchas gracias por comentar.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link