Reto superado :)

La verdad es que, por una comida y evitarme la necesidad de introducir la mano en el bolsillo para sacar la cartera a la hora de pagar, hago lo que sea. Bueno, siempre dentro de unas limitaciones. Y sí, ayer os inundé de posts por el simple hecho de haber hecho una apuesta con alguien acerca de la posibilidad de escribir cinco posts en menos de veinticuatro horas. No, no pretendía ningún tipo de literatura elaborada ni, muchísimo menos que nadie leyera los despropósitos anteriores pero, por desgracia, algunos lo hicistéis y me habéis pedido que, si era posible, os pusiera un listado de los artículos publicados ayer con un breve resumen de cada uno de ellos porque acabasteis perdiéndoos entre la vorágine de los mismos. Así pues, como tampoco tenía ganas de ponerme a pensar mucho hoy y me apetecía escribir mis líneas diarias, voy a ello.

Fuente: Youtube

En primer lugar, aunque no fue el primer artículo escrito en el día de ayer, os recomiendo pasaros por el titulado «Por comer de gorra…«, donde explico la apuesta realizada y el motivo por el que ayer escribí por encima de mis posibilidades y la de nadie cabal. Así pues, ya sabéis… si alguien quiere hacerme otra propuesta como la anterior con beneficios gastronómicos (sí, son los únicos que acepto aunque podría aceptar también algún viajecito a las Maldivas) no dudéis. Yo acepto cualquier cosas que no incluya irme a evangelizar a mis compañeros en jornadas educativas de dudosa calidad y nulo sentido. Bueno, también aceptaría en caso de irme bien en la agenda. O, quizás, no. Quién sabe.

Por cierto, había empezado en el día de ayer hablando de la opacidad en los procesos de selección de los asesores del INTEF y del CRIF Las Acacias. Algo curioso cuando uno observa sus perfiles profesionales y, la verdad, ver como algunos llevan más tiempo de asesores que en el aula sorprende. Más aún ver como alguno de los responsables de alguno de esos departamentos lleva escasos meses dando clase, te enteras que tuvo muchos problemas en su centro y ahora, curiosamente, se dedica a gestionar la formación en nuevas tecnologías. Y ya si entramos en la opacidad de los procesos de selección de los ponentes porque, al final, te da la sensación que todos sean «amiguetes» ya empiezas a intuir que algo no va como debiera. Menos aún en una función pública que debería ser impecable y regida bajo criterios de competencia, meritocracia y transparencia. Algo que no sucede en los casos anteriores.

Después, como siempre hago en caso de tener que escribir algo y no ir muy sobrado de ideas, es barrer hacia casa. Tengo el entramado pseudoeducativo avalado por La Caixa, Escola Nova 21, que no hay día que no sorprenda. Bueno, en este caso una de las directoras (muy todoterreno ella), afín a esa organización, afirma textualmente que quiere docentes que «aparte de dar ciencias sociales en inglés, puedan dar música o educación física». Eso sí, que sean de los suyos. De la cuerda. No vaya a ser que alguien ose cuestionar sus decisiones fascistas o lameculistas porque, al final, los mismos que la metieron a dedo (sí, la administración educativa catalana se ha vendido a Escola Nova 21) la echen a la calle por no ser suficientemente adicta al régimen. Pierde la democracia en los centros educativos y, por qué no decirlo, las posibilidades futuras de los alumnos mientras aumenta, de manera gradual, la conversión de la docencia en una profesión de esclavos sujetos a las órdenes y dictámenes de intereses muy poco educativos. Y lo más grave es que casi nadie se lo cuestiona. Bueno, cómo se lo van a cuestionar si les va la posibilidad de trabajar o no (en el caso de interinos) o, en el caso de funcionarios, la posibilidad que supriman sus plazas y les destierren a otros centros por no inclinarse suficientemente ante sus reyezuelos.

El cuarto artículo lo tenía bastante claro. Más aún después de haber salido otro informe científico -sí, otro más- que hablaba acerca de los bulos interesados que se cuentan acerca del wifi y enfermedades que no existen como la electrosensibilidad a esas ondas. Ya, todos sabemos que en el caso del wifi, muy pocos docentes se creen los perjuicios que «no provocan» sobre la salud de uno pero, lo que sí resulta curioso es ver cómo sí se creen a pies juntillas algunas metodologías de aula que también son refutadas constantemente por argumentos científicos. Es por ello que uno no acaba de entender esa parcialidad porque, al final, ¿no es lo mismo? ¿No implica lo mismo creer en milagros educativos que creer que el wifi es nocivo para la salud? Yo creo que sí.

Y, finalmente, un caso concreto y de afección personal. La votación acerca de la jornada continua que se realizó en el cole de mi hija. Mayoría de padres que fueron a votar a favor de esa jornada pero, por desgracia, la normativa impuesta para dificultar esa posibilidad por parte de la administración educativa, hizo que no se aprobara ese cambio. Sí, algunos tienen un concepto de democracia muy extraño porque, ¿a quién demonios se le ocurre asignar un determinado sentido del voto a quien no vota? Y menos aún en votaciones donde sólo hay posibilidad de decir sí o no.

Nada, lo importante de lo de ayer, más allá de los artículos que os he intentado resumir en las líneas anteriores de los que os podéis ahorrar la lectura, es la certeza de comer gratis dentro de bien poco. Y eso para un catalán es la mejor de las noticias 🙂

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link