Satisfecho

Debo reconocerlo. Este curso he acabado bastante satisfecho a pesar de la gran cantidad de factores externos (y el de los recortes es sólo uno de ellos) que podían haber incidido para que la balanza se decantara hacia el otro lado. Estoy contento de la actuación de los chavales, de la calidad de la mayoría de profesionales con los que me he codeado, del intento de coherencia en defender lo que creo.

 He cogido un currículum y lo he hecho mío. Sin libros de texto, manteniendo clara la necesidad de hacer algo que pudiera servir y, teniendo en cuenta las posibilidades que se me ofrecían (fundamentalmente, a nivel técnico). Me lo he pasado bien. En algunos momentos… más que bien.

He sido crítico con la asignación de materias, con los beneficios penitenciarios de la catequista del centro, la falta de liderazgo, la falta de proyectos comunes, la falta de transparencia, los timos alojados bajo siglas de modernidad educativa, etc. He luchado, he sido apercibido, he sido perdonado, he hecho en el fondo lo que me ha apetecido en el aula. Un aula que, más allá de los alumnos y algunos padres (la mayoría brillan por su ausencia a pesar de las posibilidades que les he puesto) no ha tenido ningún tipo de vigilancia aduanera. Por tanto… despiporre a tutiplén. Experimentos educativos. Aprendizaje por proyectos. Sin exámenes. Trabajando duro y presionando para que se pudiera sacar algo de una asignatura, como las demás, con demasiado jugo por exprimir.

¡Qué c…! Estoy contento y lo digo bien alto. El resultado global ha sido positivo. Desde que dejé la FP hacía años que no disfrutaba tanto en algo en lo que entré sin vocación. Unas paredes que, sin gustarme, he hecho mío su interior. A días cabreado, a días eufórico pero, sinceramente, he de reconocer que acabo muy justo de fuerzas. Es lo que tiene el aumento de horas y ratios (a pesar que no me puedo quejar de lo segundo por estar en un centro con ratios bajas).

Hace poco le expliqué a un compañero que el blog era algo íntimo y personal. Que más allá de ser usado para transmitir cosas que pudieran interesar podía ser usado como un lienzo donde plasmar estados de ánimo (en positivo o en negativo). Eso el lo que estoy haciendo ahora. Decir lo bien que me lo he pasado. Un puro entretenimiento dentro de unas reglas que he adaptado a mi antojo (y al de los chavales).

No voy a exponer experiencias de aula. Muchas son adaptadas de grandes hechos de otros compañeros y compañeras de otros centros. La mayoría de ellas retorcidas a más no poder. Reconozco que he sido malo. Me alegro de ello. Qué mejor que sacar el bufón que uno lleva dentro. Un bufón que hacía mucho tiempo que estaba deseando salir. Un bufón que me ha permitido hacer bufonadas educativas. El sinsentido del sistema actual.

Por cierto… hoy he usado móviles en el aula. Móviles prohibidísimos. Móviles en los que no creo pero que me han servido para disfrutar de los juegos que estoy montando una vez está todo decidido. Unos juegos más importantes que teoría tediosa. Unos juegos que permiten ir quemando las últimas etapas.

moviles_guay

Y, como les llevo diciendo estos últimos días a los chavales… «tan importante es aprender como lo es la tener facilidad de olvidar todo aquello que no os sirva». Vade retro conocimiento. Bienvenido aprendizaje.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

4 Comments
  1. Felicidades, me has contagiado tu estado de ánimo, lo celebro colega. Abrazos ,eres un excelente profesional y ser humano. Te lo mereces.

  2. Jordi, no creus que això ja és suficient? (Bé i un sou…, que només de la satisfacció no menjarem…). Jo fa anys que em dono per satisfet professionalment si els alumnes han après i s’ho han passat bé (i sempre per aquest ordre, mal al revés, que la seva feina és aprendre i la nostra, ensenyar).
    Enhorabona i per molts anys!!!
    Joan Badia

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link