Se acabó SIMO 2015… ahora toca analizar su utilidad real

Ayer finalizó el macroevento mercadotécnico dirigido al ámbito educativo denominado SIMO 2015. Después de decenas de ponencias, cientos de stands y miles de horas perdidas de clase en los centros educativos (no olvidemos que, al realizarse en jornada escolar, son muchos los docentes que acudieron ahí que dejaron de dar sus clases) creo que ya toca empezar a analizar la repercusión real en nuestras aulas de dicho evento. Sí, reconozco que puede ser muy bonito e, incluso, muy motivador, acudir a un lugar plagado de luces, con amigos de las redes, para que te den un par de palmaditas en la espalda por lo que llevas vendiendo (o haciendo) con tus alumnos pero, más allá de lo anterior, me gustaría que alguien analizara la utilidad real de estos tres días.

Fuente: http://www.muycanal.com
Fuente: http://www.muycanal.com

Las subidas de ánimo, la empatía generada o, incluso, el considerar interesante el acudir a este tipo de eventos sigue dejando en el aire un análisis de su efectividad. ¿Ha valido o no ha valido el SIMO? ¿Alguien me puede dar algún valor objetivo que indique que este SIMO -o el anterior- ha tenido alguna afección en nuestras aulas? ¿Alguien me puede decir la importancia que tuvo el SIMO anterior, ya pasado un año del evento, más allá de unos cientos de tuits, fotos subidas a instagram o artículos en determinados blogs? Seguro que para algunos tiene esa utilidad, lo único que pido es que me la expliquen y la demuestren con datos empíricos.

Estoy convencido de que en SIMO se han presentado, igual que se hizo en años anteriores, maravillosas experiencias docentes. Estoy convencido de que hay grandes docentes que han acudido al evento y que, con su presencia, han validado un modelo mercadotécnico que, al final, es el que subyace tras la propia filosofía de este macroevento. Pero, más allá de lo anterior, sigue sin quedarme claro qué aprendizaje han realizado esos docentes que han ido. Me gustaría que alguien me afirmara… «he ido a SIMO porque mi aula va a ser mejor después de haber ido». No sólo quiero que me lo afirme… quiero que me lo demuestre. Si un docente se coge días de formación en horario laboral, como mínimo habría de devolver a la administración que se lo permite ese aprendizaje y trasladarlo a su Claustro. Porque, no lo olvidemos, la innovación del francotirador tiene muy poco sentido si no viene acompañada de un trabajo a pie de aula en compañía de otros. Las aulas son para compartir aprendizajes y, a pesar que quede muy bonito eso de «mi Claustro es la red», el cambio empieza en nuestras aulas y la de nuestros compañeros con los que compartimos sala de profesores y máquina de café.

Como dijo ayer muy acertadamente Víctor Cuevas en alguno de sus tuits…

 


Creo que, por desgracia, queda poco más que añadir más que esperar el SIMO 2016 donde, seguramente, tampoco se habrá analizado el impacto de las ediciones anteriores y su utilidad real para nuestras aulas. Otro macroevento donde, por desgracia, seguirán acudiendo demasiados docentes que, con su presencia desinteresada, avalarán un modelo que no sirve porque aún nadie me ha demostrado su utilidad.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. Hola Jordi:
    Te cuento mi experiencia como expositor. El SIMO Educación es una feria de muestras para productos tecnológicos enfocados al mundo de la enseñanza. Las empresas muestran sus novedades y ofertas. Los centros y las empresas de formación acuden para conocer lo que hay en el mercado. No es un foro para compartir experiencias educativas. Sí, hay ponencias, pero más allá de unas pocas realmente interesantes (la de Fernando, la de los zombis y algunas más…) casi todas son presentaciones de ventas disfrazadas de experiencias. Te lo digo con conocimiento de causa pues a mi me daban la posibilidad de dar una ponencia a cambio de un dinero curioso. Quiero decir que tenía que pagar para dar la ponencia, no que me fueran a pagar por ello.
    Dicho esto, sí, acudir al SIMO Educación es útil siempre que sepamos a lo que vamos. Vamos a ver productos, a comparar entre ellos y ya compraremos el que más nos interese (o ninguno). O vamos a conocer las novedades en impresoras 3D, robots para el aula, plataformas, contenidos… No vamos a ver cómo tal profesor aplicó tal robot en tal ejercicio (hay muy poco de eso, hay, pero poco).
    El SIMO no es un Aulablog, ni un EABE, es una feria de muestras.
    A mí me sirvió mucho pues pude saludar a Fernando, conocer a Antonio, Gemma, Olga…, recibir sugerencias de profesores, evaluar el mercado, ver las tendencias… pero yo voy como empresa y lo veo de manera diferente.
    Si yo fuese profesor, me hubiera gustado pues me encantan los juguetes tecnológicos, pero teniendo claro que se trata de conocer la oferta en productos. No hubiera ido solamente para conocer experiencias, para eso me voy al EABE.
    Para quien no me conozca, soy Rafa de redAlumnos.
    Un saludo.

  2. Aún así, aunque sea una feria comercial de productos tecnológicos, si la finalidad es que faciliten un proceso de aprendizaje…también tengo una pregunta que nunca nadie me ha respondido con evidencias, tal como solicita Jordi Martí, pues quise escribir un post sobre eso y claudiqué en el intento. Quizás sea cuestión de volver sobre ello, y enfocarlo como una reflexión más que necesaria, no sólo en la escuela, también en la formación a empresas que es donde me desempeño y donde se observa un empleo de la Tecnología totalmente deshumanizado y con la única intención de hacer caja con los alumnos: ¿cuál es el propósito de la Tecnología Educativa? ¿Cómo saber si el desarrollo de esta Tecnología trabaja para mejorar el ‪aprendizaje‬, y cómo y con qué se mide ésto? Me llegan constantemente muchas solicitudes para probar nuevas herramientas cuando ya han sido creadas y desarrolladas, pero no cuando se está diseñando. A la conclusión que llego siempre, es que la fortaleza del docente siempre será la Pedagogía, la metodología didáctica.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link