Se legaliza el nepotismo en los centros públicos catalanes

Desde hace unos meses corría por ciertos medios, un Decreto que estaba a punto de publicar el Departamento de Educación de Cataluña, que dotaba de un enorme poder a los directores de los centros públicos, haciéndoles asumir el rol de gestores y censores del personal a su cargo. Se veía venir que iban a dotar de un mayor poder a las direcciones, como paso previo a la creación de un cuerpo de directores (cosa que no me parece del todo descabellada, siempre y cuando, se eliminaran los inspectores, innecesarios la mayoría de ellos si fueran los propios directores de los centros, un cuerpo propio, quien se encargara de la mayoría de sus funciones).

Pero ello no ha sido así. No se ha creado el cuerpo (aunque ¡a ver qué director tiene arrestos de abandonar su plaza, cuando se convierte en el Dios particular del centro!), y se ha dotado a los directores, que ya hacía tiempo que había dejado de ser su elección democrática por parte del Claustro, de unos poderes cuasi ilimitados, entre los que se destacan los siguientes:

  • Se convierten de facto en autoridad pública con principio de veracidad, no sólo frente a los alumnos o familias, también frente a sus compañeros
  • Será el director quien nombrará los cargos del centro y decidirá su complemento retributivo. Nos podemos encontrar catedráticos, que por ley han de ocupar cargos de jefatura de departamento que, si no son afines con el director de turno, se les puede llegar a quitar ese cargo (de manera completamente ilegal, ya que va contra una ley estatal), y se puede dar el mismo a un amigo del «gran jefe»
  • Decidirá el número de plazas de cada especialidad que ha de tener el centro, atendiendo a sus necesidades. Necesidades que puede tergiversar para cargarse plazas orgánicas si las personas que las ocupan fueran críticas con su gestión e, incrementando determinadas plazas para poder «colocar» a alguno de sus amigos, pudiéndolas de nuevo eliminar si su «amigo/a», no la ocupa
  • Puede pedir la existencia de «lugares singulares» (ahora ya existía la atención a la diversidad, que misteriosamente en muchos casos no atendía a ésta), cosa que le permitirá poner a sus amigos/conocidos/afines/familiares de forma descarada, ya que se basará la elección de los docentes para cubrir esos puestos, en una entrevista, y todos sabemos cómo pueden ser las entrevistas personales
  • Eligirá directamente a los sustitutos de la bolsa de interinos, no por orden (méritos que actualmente incorporan como mérito principal el tiempo trabajado -cosa objetiva-) sino por designación directa
  • Aplicará directamente sanciones a sus compañeros, por lo que a ver quién es el guapo que se atreve a dejar el cargo una vez ocupado, etc.

En definitiva, en los centros públicos catalanes la gestión de los mismos por parte del director, se convierte en la misma que existe en los centros privados y concertados. Otro paso más para cargarse la Educación Pública en Cataluña, que contiene muchos aspectos bastante cuestionables legislativamente, pero como siempre sucede en Cataluña, se aplican con un mutis de los profesores (que sólo se quejan en la intimidad). En cualquier otra CC.AA. que hubiera sucedido algo similar hubiera ardido Troya, pero en Cataluña como mucho, puede dar para cuatro líneas en un períodico de tirada comarcal dentro de un par de meses de esta aprobación.

Me gustaría saber qué posición va a tomar el MEC con la aprobación de este Decreto, pero me temo que, como siempre, va a adoptar su famoso mutis con todas las decisiones educativas aberrantes que se están tomando en las diferentes partes del territorio, ya que, seamos sinceros, el MEC no sirve de nada (exceptuando en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla). Otra pregunta que me hago es si va a haber algún director con «lo que hay que tener» que se plante y dimita de su cargo, ya que ningún director (si realmente creyera en la Educación Pública) habría de continuar en el mismo después de la aprobación de este decreto, a menos que esté dispuesto a ser la policia política del régimen de turno.

Para consultar todo el Decreto que se ha aprobado, lo podéis hacer desde aquí.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

8 Comments
  1. Em llegiré el decret amb calma, però no acabo d’entendre perquè te’l llegeixes pensant en directors corruptes que només pensaran en els seus amiguets i no en la educació. Segur que d’aquests n’hi ha, igual que també hi ha policies corruptes, i jutges i polítics i … Jo no veig malament donar poder als directors. Això si, muntem també una inspecció de veritat per evitar abusos de poder!

    1. No, si «el hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo pervierte” ¿no decía eso Rousseau en su Emilio? Si ya institucionalizamos las normas para formalizar y permitir esta corrupción, al Estado solo le queda confiar en el buen hacer natural del individuo. Pero, en este caso, no será que se intenta asfixiar cualquier disidencia educativa, como dice xarxatic aborregarnos aún más. Bueno puede que a mi la sociedad ya me haya corrompido y me haya hecho mal pensada por naturaleza.

  2. Pues si, un paso más en el camino hacia e funcionamiento autoritario de los centros,. Como coño impartir valores democráticos si el funcionamiento es totalitario al máximo??. El claustro se ha ido vaciando de competencias, el consejo escolar, ni te cuento….a donde vamos?. Solucción: a un escenario en e cual se crea un cuaerpo de directores de tapadillo para seguir en la politización de los cargos públicos que debieran ser elegidos de modo colegiado y democrático por la COMUNIDAD educativa… ohhhhhhh,comunidad, concepto lleno de acracia y de amenzas a nuestro sacrosante sistema.

    Es decir, que pasamos de la existencia de inspectores políticos a la de directores e inspectores políticos…..algo más????.

    Y que conste que estoy de acuerdo contigo en que o veo nada mal la creación honesta,m¡ transparente y pública de un cuerpo de directores, con criterios de igualdad, capacidad y mérito, pero, claro……….esos tiempos ya pasaron, parece que para siempre, no???.

  3. Creo que haces un buen análisis de los inconvenientes que puede tener la regulación que mencionas. Es raro que se promulgue legislación constructiva, es más habitual dictar normas punitivas, pero en este caso, parece (por lo que cuentas, que yo no lo he leído) que se pretende dar una flexibilidad a los centros para, dentro de ciertos márgenes, tener una mayor autonomía, y ganar en eficacia. Parece, también, que para ello, se apoyan en la figura de la dirección. No me parece muy mal, no creo mucho en la eficacia de los sistemas asamblearios, y ni siquiera en su democracia (y no sabes cómo me duele decir esto). Me parece que, desde luego, y como apunta Jaume, será necesario un cierto sistema de control, precisamente para que no se produzcan todos esos efectos indeseados que mencionas.

    Sin embargo, creo que es un error pensar que dirigir un centro implica amiguismo o autoritarismo. Tener una cierta flexibilidad para configurar la plantilla de un centro me parece una herramienta muy potente en manos de la dirección. Ahora mismo, hay tremendas limitaciones al avance o reorientación de los centros debido a que el único criterio que se considera universalmente objetivo es la antigüedad (bueno, quizás también los puntos por asistir a actividades de formación). La discrecionalidad en las decisiones no es lo mismo que la arbitrariedad, y menos si se establecen ciertos límites. Los criterios pedagógicos y organizativos pueden (y deben) empezar a tomar peso frente a otros criterios que no tienen en cuenta la calidad, sino la cantidad.

    Seguro que tus temores son fundados, pero tal vez debiera verse esta nueva norma como una oportunidad…

    Un fuerte abrazo, y gracias por compartir tus inquietudes.

    María.

  4. Interesante el tema. Se vuelve sobre una idea que ya se barajó hace tiempo, con la implantación de la LOGSE (cuerpo de directores):
    -El nombramiento de todos los cargos por el Director ya se podría haber desarrollado con la LOGSE. Posteriores desarrollos lo dejaron en agua de borrajas. En algún caso yo sería partidario.
    -El número de plazas en Galicia en la práctica lo hace. Salvo cuando la administración decide cortar más. Cierto es que si el centro funciona se consensúa con los departamentos.
    -Un retroceso a los años 70 es contrar a dedo. Bien cierto es que debería establecerse un sistema de evaluación del profesorado, incluido sustitutos e interinos que valoren su competencia. Hay algún petardo suelto que no debería pisar las aulas.
    -Lo que conozco de las inspecciones es muy mala. La llamada Ley Pertierra, bajo mi opinión, le hizo muy mal, ya que el inspector iba a ser por un tiempo determinado, pero dicha ley los prorrogó. Una de las claves es la rotación en los cargos, para ver las distintas perspectivas.
    -Las sanciones, otro tema debatible. No puede ser que en 32 años enseñanza no conozcanado a nadie que lo hayan sancionado. Y faltas si he visto, y algunas denunciadas (desde falsicación de horarios, falsicación de documentos por profesores, hasta inasistencias de dificil justificación moral).
    Lo que si creo es que como no tomemos medidas la enseñanza públca irá en picado, desprestigio y…..

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link