Servidores públicos

Los servicios públicos funcionan gracias a sus trabajadores a pesar de los políticos que los gestionan. No es una frase baladí. Es la pura realidad. Realidad que subyace tras diferentes situaciones que observamos, día tras día, en nuestros lugares de trabajo los que tenemos la suerte de trabajar para todos los ciudadanos.

servidores_publicos

Ayer, sin ir más lejos, nos encontramos con una servidora pública que, por diferentes cuestiones y decisiones políticas, está ahora ingresada en estado crítico en un centro sanitario. Servidora que, arriesgando su vida, ha satisfecho las necesidades de obtención de rédito político de los políticos que gestionan nuestro país. Políticos que tienen poco de buena gestión. Políticos que, una vez tras otra, se escudan en diferentes fallos de sus trabajadores para justificar su incapacidad de gestión manifiesta.

Creo que los servicios esenciales (Sanidad, Educación y Seguridad -dentro de la cual encontraríamos a los cuerpos de bomberos, agentes forestales y demás-) funcionan en nuestro país relativamente bien. Funcionan, por cierto, gracias a sus trabajadores. Funcionan a pesar de normativas imposibles de digerir y políticos que, más allá de la foto o el titular mediático, poco saben de la gestión de sus Consejerías o Ministerios. Inútiles que, por diferentes casualidades, han accedido a la gestión del núcleo duro del funcionamiento de cualquier país.

Hoy lo estaba comentando con mis compañeros. El peor docente es infinitamente mejor que el político más capacitado con derecho a firma o a toma de decisiones. Wert y los Consejeros de las diferentes autonomías no llegan a la suela del zapato al docente que lo esté haciendo peor en su tarea profesional. Docentes que, al igual que el resto de servidores públicos, están sometidos a los vaivenes de decisiones de personajes que, lo único que saben, es poner el perfil bueno cuando llega el flash de la cámara. Algunos, ni eso.

Hay auténticos delincuentes gestionando los servicios claves de nuestro país. Ministros de Educación que lo único que saben es hacer su interesada estadística básica, Ministras de Sanidad que, más allá de su inutilidad manifiesta, lo único que saben es convocar ruedas de prensa para asustar al personal y, como no, Ministros de Justicia cuya máxima es la del servicio a entidades poco terrenales y purpurados varios. Sí, son unos auténticos delincuentes. Y no, no se puede excusar sus decisiones bajo ningún tipo de justificación.

Es muy triste que el sistema funcione por inercia. Que lo criticable (que puede haber mucho) sea infinitamente menos criticable que las decisiones que toman aquellos que, más allá de haber obtenido unos determinados votos, tienen una idea nula de lo que gestionan. Que se esté jugando con el futuro y la vida de las personas de forma tan alegre.

Me preocupa el futuro de este país. Un futuro que se gestiona por parte de inútiles, se aplica por servidores públicos a los que no les queda otro remedio y, se traduce en un despropósito tras otro. Disculpadme por el pesimismo del artículo, pero es que hay días como hoy, que uno ve las cosas muy negras.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. La tecnocracia no es la solución, pero la mediocridad hemos comprobado que tampoco, tenemos políticos así porque les dejamos, porque cuando llegan a nuestros centros no somos capaces de decirles lo que pensamos (tipo NODO). Sin embargo pienso que hay puestos técnicos (incluso de asesores) que deberían tener perfil meritocrático y no de puesto específico para alguien afín al régimen del momento y muy sobre todo, que la responsabilidad del que legisla debería traducirse en consecuencias no sólo políticas (no sólo cesar cada cuatro años) y siempre con acuerdo… Con la LOMCE no está nadie de acuerdo, ni si quiera los de «pensamiento único» ;-( una pena…
    Pero pequeños cambios producen grandes movimientos… Mucho ánimo

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link