Si la administración educativa no cumple con su obligación…

Me preocupa ver como, por desgracia, la administración educativa obvia las necesidades de recursos que tenemos en los centros educativos. Mucho proponer modelos tecnológicos o, simplemente la necesidad de implantar robótica o programación en las aulas y, al final, la única forma de hacer lo anterior es gracias al trabajo de muchos docentes que, contra viento y marea, intentan hacerse con algún equipo a bajo coste sacando presupuestos de debajo de las piedras. No, la administración no está ni se la espera. Más interesada en macroproyectos mediáticos que en las necesidades más inmediatas de los alumnos que están en esas aulas que, supuestamente, gestionan. Lo sé. No llegan a todo pero, cuando ves cómo se dilapida el dinero público destinado a partidas educativas en determinadas cuestiones (léase compra de libros de texto, formación en mindfulness o, mantener a cada vez más liberados del aula que ni se sabe para qué sirven) uno empieza a preguntarse muchas cosas. Bueno, también después de ver como hay sueldos de algunos de un centenar largo de miles de euros por ir a cortar cintas, publicar cuatro chorradas o, a veces, ni eso. No es cuestión de falta de dinero. Es cuestión de incapacidad absoluta de saber gestionarlo para que llegue a nuestros alumnos. Y lo que acaba llegando es muy poco. Demasiado poco.

Fuente: http://www.fotolog.com

Tengo claro que estoy generalizando. Que hay gestores técnicos en las Consejerías que intentan gestionar bien los recursos. También que es tan alta la burocracia que, para conseguir ciertas cosas, en ocasiones, se ven obligados a asumir un sobrecoste de enormes proporciones. Aún me acuerdo cuando el precio de mercado de los equipos informáticos en Cataluña era bajo y también el tema de montaje de aulas multimedia pero, al final, te salían por un 300% más que el valor del mercado. Y no siempre había quien se llevaba tajada. Simplemente era más cómodo no buscar ofertas e ir a los primeros que presentaban el contrato para evitar problemas. El dinero de la administración educativa sólo se gestiona bien desde los centros educativos. No sirven las centrales de compra porque, a la postre, no rebajan precio. Tampoco sirve comprar cosas que los centros ni piden ni necesitan. Recordemos también, en el caso de Tecnología, la cantidad de dotación que llegó con su implantación como asignatura LOGSE y lo inútil que ha sido la mayoría de ella. Bueno, ahora sin renovar desde hace más de quince años. Taladros de columna que no funcionan, plegadoras de plástico que no se utilizan, equipos de robótica que, en pleno siglo XXI, dan risa. Eso sí, muy bonitos aparatos que se compraron al por mayor sin preguntar a nadie por decisiones que, sinceramente, a día de hoy no sé quién tomó.

Al final en los centros educativos se hace lo que se puede. Muchos compañeros traen materiales de casa, siempre presto el pdf por si internet no funciona, sabiendo que no van a disponer de lo que necesitan para mejorar su praxis pero, con mucha ilusión.

Las empresas privadas tampoco ayudan. Mucha fundación que, supuestamente, le interesa mejorar la educación de este país dedicada en exclusiva a organizar congresos muy mediatizados. Me encantaría que Telefónica me pidiera qué necesito y me lo diera. No me parecería mal tampoco que, la Fundación Antena3, después de Grandes Profes hiciera Grandes Gestos como mandarme algún equipo informático a mi centro. Bueno, me conformo con que nos enviara un equipo para la realización de vídeos. También me gustaría que BQ me diera alguna impresora 3D más para poder añadir a la que tengo, amén de varios fungibles. Lo sé. Soy un pedigüeño pero, si la administración no cumple tocará rascar algo en la empresa privada porque al final lo que me interesa son los alumnos y su aprendizaje en las mejores condiciones posibles.

Estoy en ese momento en que me da igual quién me dota de recursos para mi aula. Acepto donaciones materiales (no dinero) de quién quiera invertir en mis chavales sin contrapartidas. Bueno, incluso acepto decir que la empresa A, B o C ha dado material para mi centro. Más aún, prometo hacerme una foto con el material y el representante de la empresa entregándomelo. Sé que tenéis dinero y, si tal como decís en más de una ocasión lo que os interesa es el futuro de nuestros alumnos… aquí tenéis una manera de llevarlo a cabo. Poneros en contacto conmigo es muy sencillo.

Creo que es un buen momento para pedir. Es triste hacerlo pero este año en mi Departamento hemos puesto el turbo y tenemos ganas de llevar adelante muchos proyectos. No nos llega el presupuesto así que… si a alguien le apetece ayudarnos…

Si la administración educativa no cumple con su obligación toca buscarse la vida no excluyendo, en ningún momento, la aparición de algún responsable de mi Consejería que me diga qué necesito y me lo mande. Hasta entonces, mis alumnos están abiertos a cualquier tipo de ayuda porque se la merecen.

No, no estamos peor que otros centros pero... ¿por qué no podemos soñar? O aún mejor, vivir nuestro sueño.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link