Sobre el acoso

El año pasado hicimos en mi instituto un concurso de vídeos y raps sobre el bullying para concienciar a todos los alumnos sobre este problema (por cierto, uno de los jurados fue Jordi). El resultado fue muy bueno y creo que conseguimos que nuestros niños y jóvenes reflexionaran al mismo tiempo que se expresaban en sus cortos y raps en contra del tema.

Fuente: Fotolia CC

Pero la verdad es que no pensaba que este maldito problema iba a estar tan de moda actualmente. Y es que la sociedad que creamos con el paso del tiempo, al final sale a la luz y se manifiesta a través de muchas cosas buenas, porque las hay, pero también nos muestra sus deficiencias. Deficiencias que van en consonancia con nuestro tiempo, nuestras carencias, nuestro pasotismo como sociedad, sociedad de la que TODOS somos responsables.

Me hago la siguiente pregunta, hace 20, 30, 40 años ¿existía el acoso? Evidentemente, sí. Todos nos acordamos de cómo se metían con el mismo pobre chico o chica siempre y, tal y como ocurre ahora, lo pasaba muy mal. Es posible que antes no se pudieran conocer muchos de esos casos que hoy, gracias a los móviles, redes sociales…, en seguida llegan a todo el mundo. Pero, para mí, la diferencia es que ahora el mismo acoso se ha convertido en más común, y lo que es peor, más violento, a veces cruel.

Seguro que todos hemos visto alguno de esos vídeos, que por desgracia, no son tan excepcionales. Me quedo perplejo, incrédulo, horrorizado, cuando veo a una niña descargar toda su ira sobre otra abalanzándose  sobre ella de forma despiadada, con tortazos, puñetazos, patadas… y lo que todavía me asombra más, con 3, 4… amigos suyos mirando impasiblemente, por no hablar del canalla (no me gusta decir tacos, pero póngase aquí el que cada uno quiera) que se pone a grabar para luego pasar el vídeo y que se haga viral.

Y es que cuando vemos este tipo de vídeos, todos nos preguntamos ¿CÓMO es esto posible? ¿CÓMO hemos llegado hasta aquí?

Es evidente que algo hemos hecho mal, como sociedad, como padres, como profesores, como personas. Y es que todos tenemos una gran responsabilidad. Sí, es muy complicado ir en contra corriente, pero es que no podemos dejar que nuestros adolescentes vivan en este ambiente de niños acosados, de falta de respeto a ellos mismos, a los profesores, a los mayores. Un ambiente donde fumar porros ya no llama la atención (¡bastantes niños de 1º ESO-11-12 años ya fuman!), donde llegar a las 8h de la mañana del domingo es habitual, donde suspender 5 asignaturas es la norma… donde el móvil, el whatsapp, las redes sociales les tienen absorbidos. Instrumentos perfectos para que, aquel acoso de otros tiempos, hoy sea el mismo pero multiplicado por tres o cuatro.

Y no pensemos que nuestros niños y jóvenes son distintos a nosotros, son maravillosos y, pese a todo lo malo que puntualmente algunos pueden hacer, demuestran tener muchas virtudes cada día, dándonos en muchas ocasiones lecciones de comportamiento y que merecen que hagamos todo lo posible por darles la sociedad… la vida que merecen.

Me gustaría acabar invitándoos a ver el vídeo ganador de nuestro concurso de raps y vídeos sobre el acoso escolar que hicimos en nuestro instituto del que humildemente nos sentimos orgullosos.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Javier Gallart

Soy profesor de Secundaria, de Matemáticas. Inquieto por naturaleza. Me gusta ser activo en mi profesión. Dialogante, que no discutidor. Disfruto con tertulias sobre educación y otros temas (leáse política, fútbol...). Soy corredor de montaña y me encanta la naturaleza. Alto y flaco (bueno, eso dicen).

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link