Tardan en llegar los meteoritos…

Hay mucho personaje sin sesera en la sociedad actual. Algo lógico cuando se sabe que la inteligencia es única y se ha de repartir entre muchos. A algunos les toca mucha, a otros nos toca algo y, por desgracia, a unos cuantos les toca entre cero y nada del asunto intelectual. Es algo muy fácil de observar. Y más aún cuando, curiosamente, te encuentras a personas a las que se supone un determinado nivel cultural (o sea, docentes) diciendo que el currículum del que os muestro en la imagen es el más adecuado para dar una formación en neuroeducación.

Fuente: https://rumbos.org/quienes-somos/

Sinceramente, ayer cuando me pasaron el enlace de la I Formación en Neuroeducación, ya me chirrió el título del asunto. Más aún cuando todos los que leen algo serio del tema saben que, a día de hoy, la neurociencia aún es algo incipiente y los que trabajan como profesionales (sea desde su rama de psicología, neurología, psicobiología, etc.) tienen muchos recelos en trasladar sus hallazgos al tema educativo. Dicen siempre que debemos ser muy cautos pero, por lo visto, algunos se pasan esa cautela por el forro. Es que mola el concepto de neuroeducación pero, el asunto en este caso va mucho más allá.

Revisando el currículum de los ponentes de ese curso, pagado con dinero público y organizado por un centro de profesorado andaluz (ya tardan en echar a quienes permiten dar este tipo de cursos y/o contratar a esta tipología de ponentes), me encuentro con la ponente de la imagen.

Un currículum espectacular. Bueno, lo de aquellos que cambian lo de ser maestro especialista en música por profesor de Música, ya dice mucho de lo que se avergüenzan de ser maestros. Sinceramente, no lo entiendo. Es un orgullo ser maestro. Para mí, que soy profesor de Secundaria, lo sería y no me avergonzaría del asunto pero, allá cada cual. Bueno, revisando un poco, se descubre que llegó a estudiar solo hasta el grado elemental. Unos cuantos años le hubieran faltado para conseguir el título superior de música en el Conservatorio. Los que tenemos familia estudiando música ya sabemos lo que cuesta ir avanzando en el Conservatorio. Mejor dedicarse, a partir de ese momento, a los scouts.

Pero no vayamos a hacer sangre del asunto. Vayamos a lo que nos interesa. A su perfil, por lo visto tan idóneo, para dar formación a docentes en neuroeducación. ¿Tiene una titulación en medicina? ¿Psicología clínica? Ya, sé que está estudiando Psicología, por lo que se ve, por la UOC. Bueno, eso parece rebuscando un poco por la red pero, ¿ser estudiante de Medicina, por ejemplo, te da derecho a operar? Ya si eso…

Ahora empieza lo surrealista. Terapeuta Gestalt, especialista en bioenergética y duelo (proceso MAR). Recomiendo buscar Gestalt en Google y artículos que desmontan esa terapia, considerándola en muchos casos dañina. Lo de especialista en bioenergética me lo ahorro por ser ampliamente visible en los carteles esos que, por lo que se ve, podéis encontrar en muchas paredes ofreciendo todo lo anterior a un módico precio. Por cierto, las siglas MAR son de «movimiento hacia el agradecido recuerdo». Ya si eso…

Ah, no lo he mencionado antes pero la mayoría de lo que ofrece/vende en su currículum está incorporado a la lista de terapias pseudocientíficas que publican numerosas asociaciones de psicología. Creo que algo sabrán ellos. Y no, no me vengáis, al igual que me vienen los defensores de la homeopatía con el negocio de las farmacéuticas porque, sinceramente, lo de vender que un producto aumenta su eficacia a mayor dilución en agua no hay quien se lo trague. Bueno, no debería haber quien se lo tragara porque, por lo visto, el asunto, como el de aquel que dice curar el autismo con lejía, tiene sus defensores. Es lo que os he dicho al principio: la inteligencia se reparte de forma muy extraña. Y a algunos, por desgracia, no les toca.

Lo del psiquiatra Rolando Benenzon lo dejamos para otro día porque, sinceramente, no me ha dado tiempo de recabar más información porque quería dedicarme a otras cuestiones importantes del currículum de esta formadora en neurociencias: su nivel avanzado en sincronización de hemisferios cerebrales (método SHEC). Si os pasáis por este enlace y veis PNL, coaching, sistema Tomatís y otras cosillas, ya sabréis que poco os habéis de fiar del asunto.

Toda una titulación en Mindfulness por MBSR para la cual ha desembolsado 195 euros (hay títulos a ese precio para todos con sesiones impartidas por una especialista en marketing y otro flamante poseedor de un máster en Administración de Empresas.

Y ya, para pedir de rodillas la aparición del meteorito que extermine a parte de la población, es directora del máster de Educación Emocional e Inteligencias Múltiples.

Por cierto, seguro que va a llenar sus charlas y que, como dice la asesora del centro de profesorado que ha montado este curso, lo imparten porque se lo piden los docentes. Si al final no es lo que se vende, es quién lo compra porque, entre todos los que ofrecen ciertas cosas hay algún terraplanista pero, la mayoría tienen muy claro que la tierra no es plana y que el dinero es lo primero.

Ahora ya podéis empezar a darme collejas por decir que esto de la educación (por especialmente este tipo de cosas) se ha convertido en algo, por desgracia, totalmente lamentable. Y que, con la presencia de algunos docentes acudiendo a este tipo de eventos o, simplemente, defendiéndolo en las redes, estamos llegando a unos niveles de ¡mátame camión!

Meteorito vente ya…

Hoy iba a hablar del proceso de selección de los ponentes del INTEF pero, sinceramente, ya no me sorprende ver a los mismos nombres dando ponencias de todo. Menos aún después de ver el currículum de otros, como el caso que menciono en el post.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link