Terraplanistas

En el ámbito educativo tenemos terraplanistas por convicción. Personas a las que puedes dar los datos e investigaciones, efectuadas por entidades independientes, que quieras y que, curiosamente, van a negarse a reconocer la veracidad de los mismos.

Fuente: Lyas Lawrence

Ya puedes dar los datos del Ministerio en bruto acerca de la distribución de alumnos entre centros públicos y privados-concertados, según procedencia o NEE (necesidades educativas especiales) y siempre va a haber alguien que te los cuestione. Lo mismo sucede con la relación entre fracaso escolar y nivel socioeconómico de las familias. Siempre va a haber alguien que te va a negar la existencia de una relación que, por más documentada que esté, no les interesa.

Si uno cree que la Tierra es plana, ya les puedes demostrar que no lo es No te van a creer por muchas pruebas que aportes. Si alguien cree que se va a curar de un cáncer rezando al unicornio de turno, ya puedes sacarle pruebas acerca de la necesidad de pasar por procesos de quimio o radio ya que va a preferir morir que dejar que su creencia monolítica tenga una simple fisura. Y si pasa por esos tratamientos médicos y se cura, va a decir que ha sido gracias a ese unicornio al que rezaba. Lo mismo para aquellos que creen que una dilución de algo en agua mejora la capacidad de curación del producto. Es que, en esta vida, hay algunos que tienen las convicciones tan arraigadas que es imposible luchar contra ellas.

En educación ya puedes cuestionar científicamente determinadas metodologías que, siempre va a haber alguien que use el estudio del cuñado, rejuntado en sextas nupcias con su hermana, que en una servilleta ha publicado que las inteligencias múltiples existen. Hay mucho creyente en las historias que le cuentan, manipuladas hasta la saciedad pero que, por lo visto, permiten ser contadas de forma muy amena para garantizar la adquisiciencia de quien las recibe.

Una sociedad a la que algunos le están colando que, por hacer una campaña en las redes sociales o change.org, se tiene más razón que los que saben del asunto, ya dice mucho del tipo de sociedad que tenemos. Extrapolable a cualquier otro territorio del globo. Lo de creerse que las vacunas son sistemas de control de la CIA, existen alienígenas en Roswell y que hay remedio para la calvicie, ya es algo que clama al cielo. Ídem para aquellos que creen que jugando en alguna de esas casas de apuestas, con tantas luces, que se están montando últimamente en muchos barrios marginales, va a salir de la pobreza.

Uno no es más o menos terraplanista por tener un título universitario en su poder. Uno es más o menos terraplanista por dos motivos: necesidad de creer en ciertas cosas o, simplemente, porque son incapaces de analizar las pruebas de forma objetiva. Y ahí nadie puede hacer nada.

Un detalle… todos tenemos algo de terraplanistas pero, por suerte, el porcentaje de esa tara, es bastante reducido en la mayoría. O eso quiero creer 😉

Algunos aún estamos esperando, que ese que vende hierbas que eliminan el Ébola, se vaya a alguno de esos países con epidemia del asunto para solucionarles la papeleta. Seguiremos esperando.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link