Toca jugar en la Liga de Mayores

Creo que ya toca dejar de jugar a dimes y diretes por si uno es o no un docente innovador. El discurso acerca de lo metodológico, basado en ficciones más o menos interesadas, también es algo que a día de hoy no toca. Menos aún para aquellos que queramos una Educación en mayúsculas porque, sabéis que, llevamos perdidas sin saberlo muchas Champions porque, por desgracia, nos hemos dedicado (tanto alumnos, como padres y docentes) a jugar en la liga infantil. Claro que es muchísimo más cómodo abrir debates encendidos acerca de los deberes, las metodologías activas o, simplemente, decidir qué asignatura incorporar a un sistema educativo ya de por sí suficientemente cargado. Pero, sinceramente, lo anterior es solo minucias frente a lo que se atisba y llevan fraguando otros, de forma interesada con la convivencia (a sabiendas o por omisión) de muchos.

Fuente: ShutterStock

Ayer se publicó el pacto que ha alcanzado el PP con VOX para garantizarles el gobierno de Andalucía. A mí, sinceramente, me parece perfecta la alternancia política pero, resulta curioso que se atrevan a poner negro sobre blanco algunas cosas que, al menos a mí, me parecen lo peor para garantizar una educación de calidad a nuestros alumnos.

Claro que ya hay otras Comunidades, como la madrileña en el caso de conciertos en etapas post obligatorias, bilingüismo para segregar en la propia escuela pública. También la catalana, con una ley aprobada por el PSC y ERC para privatizar la selección del personal. Bueno, estos últimos (ERC) con el apoyo inefable del PDeCAT, un partido de derechas, han regalado la política educativa a una Fundación que, por lo visto, va a encargarse del diseño de un currículum «competencial» y que, entre sus propuestas está la de la desaparición de los funcionarios. Medida que, seguramente, muchos que no saben nada de las interioridades del sistema, pueden llegar a aplaudir. Es que, por lo visto, ya mediáticamente se han encargado algunos de relacionar funcionario con vago. Y el poder del dinero es brutal para desinformar y conseguir variar la opinión del personal. Más aún de aquel que solo lee su prensa, escucha su televisión y pasa de intentar hacerse una visión global del asunto.

Pero vayamos a los puntos específicos que se han aprobado para Andalucía (y en breve, para el Estado porque, sinceramente, los del PSOE, con sus promesas incumplidas en el tema educativo -ni reversión lectivas, ni reducción de ratios, ni creación de nuevos centros públicos, ni…) están abonando el camino para que, tanto en mi Comunidad (donde no lo están haciendo del todo mal en tripartito) y a nivel nacional, se copie el modelo de gobierno andaluz. Lo dicen todas las encuestas y, sinceramente, espero que no suceda pero tengo pocas esperanzas que no sea así. Y eso después del trinque indiscriminado que hicieron los de antes. Nada, la gente se olvida y piensa solo en clave ideológica. Una pena.

Ya veis que, como siempre, me acabo liando en mis planteamientos. Vamos a los puntos del pacto (fuente). Especialmente a los que se refieren a la Educación. Son solo tres puntos pero, sinceramente, muy preocupantes.

Garantizar la libertad educativa y el derecho de los padres a elegir el modelo que deseen para sus hijos, evitando cualquier injerencia de los poderes públicos en la formación ideológica de los alumnos y permitiendo que los padres puedan excluir a sus hijos de la formación no reglada por actividades complementarias o extraescolares cuando sean contrarias a sus convicciones.

La primer medida es la que establece la libertad de elección, basado en premisas falsas porque siempre debe ser del alumno pero se malinterpreta como la de los padres. Por cierto, conviene recordar que elegir una escuela concertada (privada subvencionada con dinero público) no está al alcance de todos. ¿Van a pagarle a las familias con problemas socioeconómicos las cuotas para acceder a esos centros de élite, pagados por todos, donde el coste de llevar a tus hijos va de tres mil a seis mil euros al año? ¿Van a permitir que los que quieran optar por llevar a sus hijos a Londres pueda ser sufragado ese coste por el erario público? A ver, seamos claros, entre la propia concertada hay «para ricos y pudientes» y para «clase media baja». Y lo importante no es la calidad de ese aprendizaje. Lo importante para muchos padres es que sus hijos no se encuentren con el Yonatan, el Mohamed (salvo que sea árabe y sus padres tengan mucha pasta) o, simplemente, chavales con NEE. Conviene decir las cosas claras de nuevo. Por cierto, ¿alguien cree que si fueran esos alumnos los padres seguirían optando por ese modelo educativo? Joder, que todos conocemos a muchos padres más ateos que nadie que llevan a sus hijos a un concertado religioso. Un detalle, tampoco es cuestión del partido al que se vota porque, ¿quién no conoce a hijos de votantes del PSOE y de Podemos en la concertada o a hijos de votantes del PP y Ciudadanos en la pública? Yo conozco varios casos de esas «anomalías».

Y qué queréis que os diga de mantener las convicciones de los padres. Ahora va a resultar que si en el centro dan una charla sobre métodos anticonceptivos, igualdad entre hombres y mujeres o, simplemente, viene un autor de novelas que defiende la existencia y la necesidad de normalizar la homosexualidad y no verla como una tara ni defecto, puede haber padres que decidan que sus hijos no vayan. Surrealista.

Eliminar las zonas educativas, garantizando la libertad de los padres para escoger el centro educativo.

Eliminar zonas educativas significa que determinados centros podrán recibir más «clientes» (no olvidemos la concepción de clientes para los centros privados), aumentando las cuotas «ilegales» pero a las que se hace como si no se vieran por parte de la administración educativa. Saben que así podrán filtrar aún más entre sus clientes y así poder tener un centro educativo donde van a haber solo aquellos que puedan pagárselo. Seamos sinceros, tener alumnos de padres con mucho dinero y a los que no les importa pagar por la educación de sus hijos, es algo que va a redundar en muchas cuestiones. Y no estoy hablando solo del aprendizaje de los chavales (que, todos los que damos clase y con los recursos que tenemos en la pública, sabemos que se resiente por las ratios y por aquellos alumnos disruptivos, procedentes casi en su totalidad de familias con problemas). Estoy hablando de la posibilidad de ascensor social. Bueno, más bien de mantenimiento del mismo. Algo que entra en total contradicción con la igualdad de oportunidades que marca la Constitución pero, ya sabemos que para los más constitucionalistas, ese papel solo sirve cuando les interesa.

Garantizar la coexistencia entre la educación pública, privada, concertada y diferenciada. Habilitar porgresivamente la implantación del Bachillerato en la educación concertada, así como fomentar el Bachillerato Internacional.

Lo de blanquear el discurso es algo que muchos políticos tienen asumido. La concertada también es privada que, curiosamente, hace competencia desleal a la privada sin subvención y a la pública. Ya se ve que lo del liberalismo que tanto propugnan solo sirve cuando les interesa. Ya sabemos que criticar lo público mola cuando se cobra de eso público que tanto detestan. Un detalle, lo de la educación diferenciada puede ser usado de muchas maneras. Uno entiende que, como para ellos las niñas y los niños son diferentes, ya debemos marcar líneas diferentes para ellos desde pequeños. Lo de la igualdad ya si eso. Yendo más lejos al tema de la educación diferenciada, si se quisiera concertar una escuela para blancos, otra solo para musulmanes o, finalmente, una para pelirrojos, ¿estaría incluido dentro de esa educación diferenciada? Otro atentado a la Carta Magna y a alguno de sus artículos.
A propósito, ¿sabrán los que han aprobado esto que no puede legalmente, tal y como marca la legislación en vigor, concertarse etapas post obligatorias salvo que ya estuvieran concertadas? Porque si lo que se trata es de pasarse la ley por el forro, jugamos todos.

No es ir contra de nadie. Es ir a favor del procomún y de un futuro para nuestros hijos. No se trata de ir en contra de los trabajadores de la concertada, ni de los votantes de ningún partido (seguro que hay muchos que no comparten lo que han firmado), … Se trata de jugar a la liga de mayores e intentar poner un dique a todo lo que nos viene porque esto es solo el principio. Y a mí, personalmente, me da mucho miedo. Por eso desde ya me paso a esa liga de mayores. Quién quiera seguirme ya sabe qué tiene que hacer.

Finalmente pediros a aquellos que estáis actualmente beneficiándoos de determinadas prebendas por, simplemente, obviar qué está sucediendo a vuestro alrededor y preocuparos solo por dar determinados cursos, ocupar determinadas sillas o, simplemente, sacar beneficio propio, que penséis en los demás y en la sociedad que os va a quedar porque, al final, a vosotros o a vuestros hijos también os va a afectar.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link