Un curso de FP Básica

Creo que a estas alturas del curso y, para complacer a algunos que quieren saber algo de mi aula además de agradecer a muchos el apoyo recibido, puedo y debo escribir un artículo acerca de lo que ha supuesto, para mí a nivel profesional, dar clase en FP Básica. Algo que, reconozco, estoy disfrutando muchísimo y que, lamentablemente, queda en ocasiones ensombrecido por la imposibilidad en muchos centros educativos de poder hacer nada en esos estudios que, por desgracia, son vistos como «anómalos» por parte de un buen número de docentes.

oie_9172533JVLsWYYvDebo reconocer que en septiembre, con centro nuevo y horario inexistente -sí, podría hablar largo y tendido sobre el tema pero se merce más una charla de café que un redactado-, tuve una cierta aprensión cuando me colocaron en mi horario unas horas de FP Básica de Informática. Más aún cuando, en un primer momento, descubres que la dotación presupuestaria que han asignado a dichos estudios de nuevo cuño es cero. Sí, cuando la dotación de unos nuevos estudios es cero y la mayoría de docentes de la casa huyen de impartir clase en los mismos, te planteas que, quizás, y sólo quizás, estás abocado a sufrir en penitencia unos meses. Una hemorroide silenciosa que, presumiblemente, va a acompañarte en tu larga travesía aunque, por suerte, la hemorroide no ha sido tal. Pero no adelantemos acontecimientos…

Empecemos por el principio. Por el primer día. Quizás, aquel en el que te planteas que lo que necesitan los chavales que tienes delante tuyo no tiene nada que ver con un currículum redactado por alguien que nunca ha pisado el aula. Un primer día en el que te planteas dos opciones: el subsistir o el echarle ganas. Y, por suerte, opté en su momento por lo segundo. Algo que no hubiera sido posible sin el apoyo del equipo directivo de mi centro, el coordinador TIC y una gran comprensión por el resto de compañeros del Claustro. Sin ellos, todo lo que cuento en estas líneas hubiera sido completamente diferente.

Lo primero que tocaba plantearse al no existir ningún tipo de dotación económica era cómo poder dar clases de Informática en un aula donde sólo había unas cuentas mesas que se habían robado al Departamento de Tecnología. Sí, dispones de mesas y sillas amén de una maravillosa pizarra verde pero, ¿qué demonios puedes enseñarles a los chavales con lo anterior? Bueno, les puedes pedir que compren un libro de texto, tomen apuntes y hagan ejercicios. Pero, sinceramente, no es plan.

Por tanto, ya tenemos el primer paso. Buscar un aula de Informática del centro para poder aposentar a los alumnos y e intentar solucionar dicho problema de falta de recursos en el aula. Un aula, como he dicho antes, con muchos armarios y sin ningún medio tecnológico. Así pues… primera dificultad.

¿Y cómo solucionamos la primera dificultad? Pues gracias a que, desde el propio centro y con recursos propios, se nos ofreció la posibilidad de que nos montáramos nuestra propia aula multimedia. Sí, pasamos del currículum para pasar cable, montar canaletas, agenciarnos conectividad desde otra aula llevando el cable de red, colocar una pizarra de esas que se descuelgan del techo y montar un proyector con unos altavoces. Ahora, los chavales encantados con su aula. Un aula multimedia a coste mucho más reducido que el que destina la Conselleria y con toda la funcionalidad posible.

Seguro que algunos diréis… ¿y los equipos informáticos? Pues bien, sabiendo que en los almacenes del centro había equipos obsoletos y con el permiso pertinente, nos pusimos a ensamblar los equipos cogiendo unas partes de aquí y unas partes de allá. Equipos que, con un Linux Mint, están funcionando más o menos aceptablemente. A falta de dotación, que mejor que ponerle imaginación. Los chavales, por cierto, unos auténticos cracks.

Como el éxito del aula fue importante nos encomendaron la misión de montar tres aulas multimedia más. Y sí, a día de hoy podemos decir que en mi centro los alumnos de FP Básica han montado cuatro aulas multimedia completas (sí, con su proyector, equipo de sonido y cableado). Algo que, por si sólo, ya indica la calidad profesional de nuestros alumnos.

¿Y qué, no han hecho nada más a lo largo del curso? Pues sí. También han creado sus blogs, han realizado multitud de presentaciones acerca de software y hardware informático y, han aprendido el uso de determinados programas multimedia. Incluso han participado en un concurso de bullying que organizó el propio centro. Y sí, falta el tema de la radio y la revista pero del año que viene no creo que pase. Al menos, estoy seguro de que se lo exigirán a su futuro profesor en caso que yo no esté.

¿Más cosillas? Pues sí… han montado una impresora 3D, han aprendido Scratch y han trabajado un poco con Arduinos (de los más baratos ya que no son ni Arduino). ¿Es mucho o es poco? Yo creo que no nos podemos quejar a estas alturas de lo que han hecho.

Finalmente un pequeño detalle… ahora los alumnos están cableando el centro con cable de categoría 6 y poniendo unos racks con sus repartidores respectivos. Por si alguna vez Conselleria decide llevar esas 100 Mbps que tanto prometieron desde el Ministerio hace bien poco 🙂

Este ha sido un breve resumen del curso que, en poco más de un mes va a finalizar. ¿Qué han faltado cosas? ¿Qué no todo ha sido tan fácil como se presume si lees las líneas anteriores? Seguro que muchas y que ha habido días buenos y malos, con trabajo más duro y otros menos, pero, lo que no puede ser es que no escriba unas líneas de agradecimiento a mis alumnos, a los que han ayudado a que esto sea posible (Bruno, Javi, Ángel, Josep Ramon, Toni y un largo etcétera) y a todos aquellos que nos han sufrido en silencio por el ruido que, en ocasiones, hacíamos.

Un post dedicado a Natxo. Un alumno de FP Básica que, por desgracia, tuvo un grave accidente y que hoy, por fin, después de largo tiempo ingresado, ha venido a obsequiarnos con tu presencia. Te esperamos el curso que viene.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

3 Comments
  1. Sols volia dir, que tant yo com tota la clase estem molt contents d’haver treballat am vosaltres. Q a pesar de començar sense res ham fet una senyora clase ( dins del q cap). Amb vosaltres hem apres coses q per lo menos yo no creia q aprendria, vosaltres sou els q heu estat ahí quan nosatros hem estat molt negatius i heu sigut els q mos heu fet pensar en positiu. Vull donarvos les gracies per tot, i espere q el proxim curs pogam tornar a estar junts.
    GRACIES PER TOT

    1. Els qui realment estem contents som nosaltres. Amb unes condicions inicials que distaven molt de ser perfectes a nivell d’infraestructures crec que s’ha aconseguit, amb el vostre esforç, millorar la situació a nivell de centre i que hagueu après certes qüestions. Dóna gust haver compartit l’any amb vosaltres i, jo també espero poder tornar amb vosaltres. Gràcies a vosaltres.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link