Un momento… ¿inglés como lengua vehicular en España?

Debo confesar que fui uno de los sufridores de otro debate falto de ideas, con algunos momentos de descalificación personal y que, cada vez que echabas un vistazo a Twitter, te preguntabas qué debate estaban viendo algunos debido a sus eufóricas percepciones acerca de «su» partido. Sí, en esto de la política hay personas que, por desgracia, no acaban de quitarse las siglas de la cabeza y opinan obviando las barbaridades e inexactitudes que sueltan los suyos y flagelando a aquellos que, por el simple hecho de pertenecer a otro partido político, expresan otro tipo de sandeces similares -que pueden, en algunos casos, no ser tan lamentables como las que ha soltado su candidato-. Bueno, pero vayamos a lo que nos interesa y no a juzgar realidades paralelas que algunos se empeñan en convertir en verdades absolutas. Vayamos a opinar, como buenos opinólogos con algo de conocimiento del tema, acerca de una de las cosas que más me sorprendió del debate. Sí, me estoy refiriendo a una de las escasísimas intervenciones acerca de temas educativos, en la que Albert Rivera, candidato de Ciudadanos, habló de la necesidad de introducir el inglés como lengua vehicular del aprendizaje. Sí, voy a repetirlo por si alguno sigue sin darle crédito… se afirmó que si se llegaba a la Moncloa se usaría el inglés como lengua vehicular en el sistema educativo.

Fuente: Facebook
Fuente: Facebook

Tuve que pellizcarme en varias ocasiones para recordar qué debate estaba viendo y qué país se pretendía gobernar en el mismo. Estupefacción no, lo siguiente. ¿Se dijo realmente lo anterior? ¿Realmente ese señor tiene claro en qué consiste ser lengua vehicular de aprendizaje? Por si no queda claro, lengua vehicular es aquella lengua que se usa para impartir materias no lingüísticas y sobre la que giran la mayoría de explicaciones teóricas. Varios modelos en función de las Comunidades -en función de si disponen o no de lengua cooficial y el valor que dan a la misma- pero siempre, salvo el bilingüismo implantado de forma ininteligible en Madrid, impartiendo las asignaturas en las lenguas oficiales de nuestro país.

No, no fue un error. Por lo visto ya se había pronunciado su partido sobre el tema (véanse declaraciones realizadas en Mallorca) donde se dice textualmente que quiere «que el inglés sea lengua vehicular en toda España».

¿Alguien se imagina que los franceses decidieran no usar el francés como lengua vehicular del aprendizaje y se pasaran al inglés? ¿Os imagináis qué pasaría en Alemania si a alguien se le ocurre desterrar el alemán de las aulas para impartir las asignaturas en una lengua que no les es propia como pueda ser el inglés? Sinceramente, con todo el sentido común del mundo, optarían por coger dicha propuesta y enterrarla bajo toneladas de cemento. Y, por cierto, a quien la propusiera, lo mínimo sería proceder a su exilio a alguna de esas ex colonias penales inglesas que, por suerte, ahora se han vuelto maravillosos paraísos. Al menos para que se sienta un ciudadano más porque decir lo anterior, más allá de menospreciar la cultura de un país, significa plantear algo tan aberrante que cualquiera, si no se deja influir porque lo ha dicho alguien de su partido, debería plantear la necesidad de tomar medidas. Porque afirmar lo anterior es algo muy serio. Porque, por lo visto, hablar de cuestiones educativas se ha convertido para demasiados en un soltar ideas, a cual más absurda, para que algunos las compren. Y, sinceramente, que alguien pueda comprar que la solución para la educación en nuestro país pasa por dar todas las asignaturas en inglés y relegar al castellano, catalán, gallego o vasco a lenguas extranjeras es algo realmente [permito que pongáis lo que os parece porque me he quedado sin calificativos].

Va, vamos a rizar el rizo y jugar a las potencias económicas… ya que estamos proponiendo cosas como las anteriores, ¿por qué no plantear que la lengua vehicular del aprendizaje sea el mandarín o el alemán porque, a la vista de la cantidad de emigrantes que se van de nuestro país para trabajar en Alemania o a los mil millones de personas que tienen el mandarín como lengua vehicular, sería una idea que iría en la senda de la propuesta? Por cierto, ¿a nadie de la RAE, de las diferentes academias lingüísticas de las lenguas cooficiales o a las personas del mundo cultural se le ocurre firmar un manifiesto contra este tipo de propuestas? Porque, sinceramente, son mucho más aberrantes -sin negar su aberración- que el IVA cultural aunque, por desgracia, a los únicos que perjudican es a los pobres chavales que se ven sometidos a una amplia gama de experimentos por parte de quienes gobiernan o pretenden hacerlo.

Esperpéntico no, lo siguiente 🙁

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

48 Comments
    1. Lo ridículo no es la propuesta. Lo preocupante es que a demasiados les parece bien una propuesta que, por desgracia, lo único que hace es perjudicar el aprendizaje. Eso sí, mientras nos vayamos con cuestiones transversales que puedan venderse más o menos bien, nos olvidamos del objetivo básico de la Educación.

      1. A ti, al igual que a muchos otros, cualquier cambio a mejor y que implique el más mínimo esfuerzo os parece una aberración. Cualquier tipo de novedad que te sirva para llevarte unas cuantas monedas sin hacer nada va en contra de la educación y lo único que persigue es crear problemas a los alumnos y a los docentes. La realidad es que dar en Inglés un alto porcentaje de asignaturas en Ingles (al menos el 40%) es algo fundamental. Sin embargo es obvio que los cambios preferidos por algunos son más del corte de organizar un seminario para mejorar las técnicas docentes.

        1. Creo que, ni me conoces para decir lo anterior ni, más allá de tu incapacidad de entender el trabajo de un docente en aulas heterogéneas con la complicación que supone lo anterior, tienes demasiada idea de lo que sucede en una aulas donde la mayoría de mis compañeros se están dejando la piel. Por cierto, que el 50% de un currículum se dé en inglés en nuestro país sería lo mismo que plantear que en Alemania, Francia u otros países también lo hicieran. Algo que, por cierto, a nadie con dos dedos de frente se le ocurre. Bueno, da la sensación que a algunos, por lo que veo en tu comentario y en algunas propuestas, sí lo hace.

          Por cierto, agradecería si tienes previsto volver a comentar, te dejaras de alusiones personales y descalificaciones para aportar algo al debate. Es que, sinceramente, es muy aburrido tener que debatir o andar a la gresca con personas que os escondéis tras el anonimato 🙂

            1. Las Matemáticas son la asignatura donde menos se nota la lengua en la que se imparte. Peor sería dar Lengua Castellana en Inglés.

              Pero te doy la razón en que muchas veces sacrificamos todos los demás conocimientos por el inglés. Eso es un error.

            2. ¿Qué manía?
              ¿Eres consciente de que en cualquier puesto de trabajo cualificado se necesita saber inglés? ¿Eres consciente de que es la lengua común en relaciones con cualquier país desarrollado y no tan desarrollado?
              ¿Eres consciente del esfuerzo económico que tienen que hacer muchas familias sin recursos, para que sus hijos aprendan inglés. porque vosotros, el sistema público sois incapaces de enseñarlo? Y lo que es peor, aprenderlo.

              Creo que no lo eres, es mejor seguir el círculo vicioso, vivir en la comodidad del funcionariado y no reciclarse bajo ninguna circunstancia.

              De tener suficientes fondos públicos para hacer una enseñanza bilingüe o trilingüe desde la escolarización de los niños, ellos pasarían de la primera página con sencillez. Otros con esa absurda actitud dudo que podáis.

              Claro ejemplo son los colegios privados que lo hacen y sus resultados son óptimos. Continuemos contribuyendo a las desigualdades sociales, Olé!! En la escuela pública española se enseña en español, claro que sí.

              Doy gracias a que muchos profesores no tienen tu pensamiento y son críticos.

          1. Totalmente de acuerdo. Empecemos por asegurar un buen nivel de castellano y la adquisición de conocimientos, habilidades y actitudes que sean de calidad para el ser humano atendiendo a las características individuales (potenciando el talento). Y los idiomas, en clase de idiomas ya que en el resto es ir en contra de todo lo anterior explicado para obtener algo más de inglés en un momento puntual de la vida de los estudiantes. A mi modo de ver, esto no se justifica.

        2. ¿Por qué supones que lo del bilingüismo es cambio a mejor? ¿Por qué es fundamental? ¿No confundes aprender inglés con hacer el inglés lengua vehicular? ¿Piensas que no son importantes los seminarios sobre técbnicas docentes?

  1. En este asunto pareces realmente desinformado. O, al menos, de lo que ocurre con el bilingüismo en la Comunidad de Madrid, que intento resumirte:

    -Aproximadamente el 50% de los colegios públicos y cerca del 40% de los institutos públicos son bilingües.
    -En los colegios, se imparte obligatoriamente en inglés un tercio del horario, incluyendo Ciencias Naturales y Ciencias Sociales (en los concertados, por cierto, sólo es «preferentemente», una pequeña trampa en el sistema).
    -En los institutos, hay grupos de sección (con chavales con buen nivel de inglés) y grupos de programa (chavales sin buen nivel de inglés o que vienen de colegios no bilingües). No se necesita mucha imaginación para entender la brutal diferencia entre los pocos grupos de sección y los de programa. De hecho, se comenta frecuentemente: «si tu hijo va a un instituto bilingüe, que vaya a sección; si tiene que ir a programa, mejor que vaya a un no bilingüe».
    -Precisamente por lo anterior, los padres escogen colegios e institutos bilingües. Pero no por el programa en sí, sino para evitar los compañeros que pueblan los no bilingües.
    -No se ha evaluado jamás el rendimiento de un programa que lleva diez años implantado. Eso sí, el gasto de millones de euros a favor del Trinity y Cambridge para evaluar a los chavales es claro.
    -Como no hay un plan de formación decente, no hay suficientes funcionarios de carrera habilitados. Ni tampoco suficientes interinos que pasen por una oposición. Curso tras curso se convocan «listas extraordinarias» en las que tienes el trabajo asegurado simplemente por tener una licenciatura de la especialidad correspondiente y un título de C1 con menos de cinco años de antigüedad. No tienes que demostrar ningún conocimiento técnico o pedagógico de la especialidad que vayas a impartir de ninguna forma. Hay historias estupendas sobre alguno de los seleccionados por este procedimiento impartiendo clases.
    -El próximo curso se implantará la FP bilingüe.
    -Los profesores cobran un complemento de productividad en función del número de horas bilingües que imparten. La conclusión es sencilla: esos profesores tienen interés en impartir cuantas más horas sea posible. Quizás sea una forma de comprar conciencias.
    -Debemos ser el único país que enseña su propia Historia en idioma extranjero (Isabella and Ferdinand).

    Lo único bueno del bilingüismo en Madrid es que el profesorado debe acreditar un nivel C1 en la lengua correspondiente. En el resto del país sólo es necesario acreditar un B2: imaginar lo que ocurre con ese bajo requisito es aterrador.

    Como tu artículo y quizás mi comentario levantará ampollas, ya adelanto que un argumento a favor del bilingüismo es «lo demandan los padres». El mismo argumento que se utiliza para justificar la concertada y la religión en las aulas. (Léase el cuarto punto más arriba).

    Esto del bilingüismo es una manifestación más del chachipirulismo y del cosmopaletismo más típicamente español.

    1. Esto es mentira. Una gran mentira. La realidad es que los institutos bilingües se las ven y se las desean para conseguir alumnos que vengan de Primaria bilingüe porque estos están hartos del sobreesfuerzo para nada y optan por institutos no bilingües, que los alumnos fracasan masivamente cuando les obligan a estudiar en el currículo bilingüe y les hacen repetir, y que captan como pueden alumnos para poder justificar que se han cargado institutos que funcionaban bien para instaurar un sistema que se implantó por una cuestión política: justificar que la política educativa del PP en MAdrid no estaba perjudicando la educación pública a favor de la concertada, cuando en realidad el bilingüismo justo conseguía eso. Y la realidad también es que si algún alumno consigue superar la Primaria bilingüe y la ESO bilingüe es gracias a la economía pujante de sus padres, que les pagan desde los seis años un profesor de inglés durante toda su vida escolar y pueden también luego pagarles estancias en el extranjero. Sin esa ayuda, PAGADA por sus padres, apenas nadie lo consigue. Por no hablar del fracaso escolar y de otras cuestiones similares que el bilingüismo disfraza.

    1. Pues porque es mucho más cómodo hablar de cuestiones que poco tienen que ver con la mejora educativa que, por cierto, se venden muy bien para los padres y que, como siempre, benefician a intereses muy alejados de los de los chavales. No es liarlo más, es pervertir el aprendizaje según unos intereses determinados.

  2. Esto ya se viene haciendo desde hace años. Esta usted totalmente desinformado. Por tanto, su artículo carece de sentido alguno, excepto electoralista.

  3. En ningún momento Rivera dijo que el inglés fuera única lengua vehicular, sino lengua vehicular. Defiende un sistema bilingüe o trilingüe, algo habitual en buena parte de los centros escolares europeos.

    Por cierto, no parece Ud extrañarse de que el castellano se haya desterrado como lengua vehicular en Cataluña y Baleares. Que la lengua común de un Estado no pueda utilizarse como lengua vehicular no ocurre en ninguna parte del mundo; esto sí que se puede comprobar.

    1. Entiendo vuestro interés, como candidatos y afines a Ciudadanos en Mallorca, en defender a vuestro líder. Sólo me gustaría informaros que, quizá, sería bueno que dejarais los eslóganes baratos y la necesidad de, ya que en el PP no tenías posibilidad de promoción y os tenéis que buscar la vida en Ciudadanos para ver si os dan alguna cosilla, pensarais en los conceptos de aprendizaje y en el bien de los chavales. Quizás sería bueno que, como organización educativa que os autodenomináis, plantearais la defensa de la Educación en mayúsuculas y no los intereses qeu subyacen, por lo visto, tras la misma.

      Y lo siento, intentar como siempre derivar el debate hacia vuestro feudo de votos, poco de productivo tiene. Bueno, al menos para el más común de los mortales y no para el ave trepadora 🙂

  4. Imagino que este señor ignora lo que es lengua vehicular y que lo que quiere decir es que los españoles acaben hablando inglés como si fuesen auténticos bilingës , lo cual también es un rechazo a otras lenguas extranjeras de aprendizaje que los alumnos pueden escoger como primera o segunda lengua extranjera en institutos y escuelas .
    Un saludo

    1. Creo que se trata de una publicidad electoralista porque, en caso contrario, pensar que lo mejor para mejorar el aprendizaje de nuestros alumnos es que lo realicen en una lengua que no les es propia… Y ahí lo dejo.

      Gracias por comentar y pasarte por aquí.

  5. En Navarra, a pesar de todo, desafortunadamente, afortunadamente o gracias a dios (depende en qué centro preguntes) está implantado en la gran mayoría de los centros públicos como lengua vehicular. El plurilingüismo está aquí.

    Eso sí, no es la única (no seamos tan malvados, no quieren hacer desaparecer la lengua mater). Las asignaturas se siguen impartiendo en castellano, euskera e inglés en igual presencia en los currículos.

    Pero… ¿Cuál es el peligro de todo esto? El primero, el error de implantación, a nivel formativo de profesorado y la desinformación en los centros a la hora de implantarlos. No existe gente preparada. Segundo, el alumnado inmigrante se puede ver algo desplazado en caso de que no domine una de las lenguas,… ¿Pero si no domina las dos? ¿No acabará siendo algo que le haga perder el norte totalmente? Esto es aplicable con personas que tengan dificultades con la lengua inglesa y por el hecho de no practicarla culturalmente fuera del cole, en casa o en su entorno. Y tercero: ¿Cómo harán las comunidades autónomas para lidiar con las grandes diferencias curriculares entre regiones si resulta que añadimos el inglés como factor diferenciador?

    Mi conclusión es: Inglés vehicular sí, pero con cabeza y posibilidad de adaptación de reducir su presencia.

    1. No puedo estar más de acuerdo con tu argumentación final Julen (además de agradecerte el comentario y la exposición de motivos). Nunca debería experimentarse con los chavales sin priorizar, previamente a dicha experimentación, el sentido común. Un sentido que, por desgracia, en algunas propuestas educativas se halla bastante ausente.

  6. Algunas llevamos años denunciando esta aberración y los partidos políticos erre que erre con el bilingüismo. De acuerdo que las autoridades educativas lo fomentan y financian pero hay miles de profes que participan muy activamente en mantenerlo. Vale que hay que comer y el sueldo no cae del cielo pero un poco de dignidad no nos vendría mal.
    El compañero de arriba, El lector, debería publicar su comentario en algún lugar bien visible para que se lea en todas partes.
    Gracias a los dos por compartirlo.
    Os dejo el enlace a mi escrito contra la introducción, a golpe de Decreto, de la FP bilingüe en la Comunidad de Madrid.

      1. Muchas gracias por el enlace. Y sí, la culpa no es de que el plan sea un auténtico despropósito, el problema fundamental es que, por desgracia, hay presiones para que los docentes -con independencia de lo que piensen del mismo- se vean obligados a impartir esa chapuza denominada bilingüismo. Eso sí, la propuesta de Rivera creo que va un paso más allá pero, como siempre digo, mientras haya gente que compre dichos despropósitos…

  7. Mi hija en 4° de la ESO tiene el inglés como lengua vehicular en Sociales, Gimnasia y el año que viene también en Matemáticas y plástica.

    Además de comenzar a estudiar Francés también.

    Sin obviar que desde 1° de primaria estudian Valenciano y utilizan el Valenciano como lengua vehicular en Música y Naturales (conocimiento del medio).

    Mi hija con 10 años habla Inglés mejor que la mayoría de los políticos Españoles.

    Tal vez si en vez de haber estudiado 3 años de Inglés en la EGB y 4 más en Bachiller a 1 o 2 horas semanales hubieran estudiado otras materias en Inglés otro gallo nos cantaría a todos.

    1. Hola Juan, en primer lugar me vas a permitir que puntualice una pequeña contradicción en el comentario que planteas… no puede ser que tu hija con 10 años esté en cuarto de ESO. Más que nada porque, por desgracia, en este país son los años los que marcan el estar en un curso o en otro y que yo sepa todos mis alumnos de cuarto de ESO están entre los 15 y los 16 🙂

      Más allá de lo anterior, ¿crees realmente que va a aprender mejor las Matemáticas si las estudia en inglés que en su lengua materna o de uso habitual? ¿Crees realmente que un currículum realizado íntegramente en lengua extranjera va a mejorar las competencias de un alumnos? ¿Realmente crees que es mejor que haya más horas de inglés -en asignatura y en materias no lingüísticas- para mejorar el aprendizaje? Porque si es así poco puedo añadir ya que es imposible luchar contra ideas preconcebidas y marcadas a fuego -incluso que las mismas no sean ciertas-.

      Por cierto, el inglés -y no lo digo yo, lo dice gente que sabe bastante más que yo del tema- se aprendería mucho mejor tomando otras medidas en lugar de la manía de «darlo todo en inglés».

      Gracias por comentar.

      1. No te enteras jordi lo que dice es que desde que tenía diez años la niña que ahora está en cuarto ya sabía inglés.Pero si no entiendes el castellano como vas a entender lo del inglés?

        1. Tienes toda la razón. Lo mejor para cuestionar a alguien es el insulto. Por cierto, quizás convendría hacer otro tipo de redactados porque todos los que lo han leído piensan lo mismo que he pensado y te he respondido yo -sí, somos unos auténticos ignorantes porque, la mayoría, nos dedicamos a la docencia o a profesiones liberales-. Gracias por aportar ese tonillo de superioridad al debate que demuestra tu gran capacidad intelectual 🙂

  8. Bueno, supongo que vehicular es demasiado, pero pretender que las nuevas generaciones manejen el inglés como lo hacen en otros países europeos no me parece descabellado, debería ser algo por lo que luchar y dejar de ser ese país que no habla más, en su mayoría, que castellano y mal muchas veces. O que aspira a hablar lenguas minoritarias. Si fuese esperanto me daría igual, el caso es tener algo con lo que comunicarte con mucha gente y, hoy por hoy, es el inglés, que tal mal manejamos en España. No me parece mal que se vayan dando pasos en este sentido, desde luego no hasta erradicar nuestras lenguas, ni mucho menos, pero sí para ir haciendo que las nuevas generaciones sean, al menos, bilingües.

    1. Toda la razón José. Es imprescindible abordar la problemática que supone el nivel de inglés en nuestra sociedad pero, para hacerlo, creo que la solución no pasa por convertir el inglés en lengua vehicular y supeditar el aprendizaje competencial de todas las asignaturas -o gran parte de las mismas- al nivel de inglés que se posea. Hay maneras de poder mejorar ese nivel (no doblar las películas, dedicar más tiempo a cuestiones orales que a gramaticales, subvencionar -al igual que se hace con otras cosas- la posibilidad de estudiar en países de habla inglesa para todos los niveles, etc.). Sí al inglés pero, tal y como intento explicar en el artículo, no a cualquier precio.

      Un saludo y gracias por el aporte.

  9. Hola, un par de comentarios.

    El bilingüismo/plurilinguismo en primaria, sin contexto de utilización cotidiana de la lengua extranjera y sin que los alumnos tengan madurez en ese idioma es un gran problema, porque si la asignatura tiene gran carga conceptual se les complica innecesariamente. Aprenderán inglés, pero no aprenderán ciencias. Las materias en inglés deberían tener menos carga conceptual en edades tempranas (pienso en educación física o incluso plástica, sí… en esas, en las que las dificultades para la comprensión con el idioma se pueden suplir con el uso del lenguaje no verbal).

    ¿Por qué se escoge Science para ponerla como asignatura bilingüe? Fácil: es una de las que pueden dar los maestros especialistas de inglés porque entra dentro de sus atribuciones como profesores de primaria. Para dar en inglés algunas otras asignaturas hay que ser especialista. En teoría, la legislación dice que debe ser un profesor de la especialidad con nivel acreditado de inglés (y sí, B2 es insuficiente), pero como la materia no requiere especialidad, pues ya está.

    ¿El problema? He visto quejas de familias en 4º de Primaria porque Science «es muy difícil» en inglés y en los cursos anteriores «en los exámenes sólo tenían que unir la palabra con el dibujo» y cosas así. La calidad de la enseñanza de ciencias en primaria baja a mínimos escandalosos porque buena parte de los profesores no son profesores de ciencias, sino de inglés. Bastante tienen y hacen con dar una clase decente, pero la falta de formación en ciencias se les nota. Por lo que veo en algún colegio (en este caso hablo de concertado en Galicia) en un par de cursos los profesores de ciencias de la ESO se van a llevar la sorpresa del siglo.

    Es como la peli de «no me chilles que no te veo». Los profes de inglés que dan Science con problemas porque no dominan las ciencias lo suficiente, y los niños que no se enteran porque no han madurado suficientemente en inglés.

    1. No podría estar más de acuerdo con el comentario que realizas donde expones el gran problema que está suponiendo este tipo de actuaciones (dar una materia no lingüística en una lengua que no domina ni el docente ni el alumnos) en determinados centros. Por cierto, alguien siempre en estas decisiones se deja algo en el tintero, ¿qué pasa con esos alumnos con problemas de aprendizaje -ya en la lengua materna- o con necesidades educativas especiales? ¿Qué exclusión les supone un aprendizaje basado en añadir otro problema más al mismo? ¿Tiene sentido segregar las aulas entre los que no tienen problemas que pueden seguir un currículum basado en un inglés chapucero y los que, por determinados motivos, necesitan un apoyo especial? ¿No deberíamos antes de ponernos a aplicar estas ideas tan mal contextualizadas arreglar cosas que sí que son importantes?

      Bueno, como bien dices, todos sabemos que el inglés -al igual que sucede con otro tipo de modas- venden mucho y los padres lo compran con facilidad. Y los que estamos en el aula, incluso aquellos que están trabajando gracias a la moda del inglés por tener el título pertinente, sabemos que esta no es la solución para aprender inglés ni la asignatura que se imparte en dicho idioma.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  10. El bilingüismo (español-inglés) tal y como se plantea en España es simplemente una tomadura de pelo con unos intereses económicos y políticos muy claros.

    Vaya por delante que soy profesor de inglés en una EOI. He enseñado a maestros/as y profesores/as ( y les he certificado y acreditado niveles B1, B2 y C1) en grupos regulares y en cursos diseñados exclusivamente para ellos. Además he diseñado itinerarios de formación para planes de plurilingüismo y puedo afirmarlo: No, no están preparados para explicar su asignatura en una lengua extranjera que no dominan a alumnos que tampoco dominan esa lengua. Son magníficos especialistas en sus materias, pero no en la lengua en la que intentan expresarse. Tienen el mismo nivel de inglés que otros compañeros de clase: alumnos de la ESO y/o bachillerato, amas de casa, abogados, jubilados, médicos, parados, albañiles…

    El mercadeo entre el profesorado al que asistimos desde hace tiempo en torno a esos títulos de idiomas es alucinante. No importa no tener capacidad de usar el inglés. Lo que importa es el papel. Y hay quien da puñaladas por conseguirlo y quien invierte un dineral en “obtener” esos papeles. Pero claro, suponen un extra económico, una mejora de posición en las listas de interinos, una posibilidad de traslado en el concurso, un contrato en la concertada/privada…

    El bilingüismo se está utilizando como sistema segregador/separador. Y no solo entre lo público y lo privado, también entre los alumnos (ya se ha comentado) y entre los propios profesores (¿a quién le quedan los grupos “malos”, los “no bilingües”?)

    Una pregunta al aire: ¿cuántas matemáticas aprendería su hijo/a si le doy yo clase? Le presento mi currículo al respecto: Hice matemáticas hasta 2º de BUP. Y el año pasado un curso de 60 horas de formación en un centro de profesores. Ahora eso sí, soy licenciado en filología inglesa y tengo 23 años de experiencia enseñando inglés. Las “maths” las va a dominar, se lo aseguro.

    Por otro lado, claro que los niños hablan mejor inglés que sus padres. Su contacto con esa lengua es infinitamente mayor que el que tuvieron sus padres. Y manejan mejor que nosotros un ordenador, pero le buscan la tecla del enter a la olivetti. Y de los políticos no me importa su nivel de inglés, me preocupa que no sepan sacarnos de esta crisis y que se lleven el dinero B en sobres.

    Al contrario de lo que alguien ha afirmado en Europa los centros bilingües son la excepción, no la norma. Hay centros internacionales pensados para los hijos de los trabajadores que se trasladan a otro país de forma temporal. Muchos de esos centros mantienen el sistema educativo del país de origen de los alumnos (¿Cuántos centros con sistema educativo británico conoces en la Comunidad Valenciana, Jordi?). El bilingüismo/plurilingüismo europeo se planteó a principio de los años 2000, con el horizonte de 2020 como meta para que todos los europeos hablasen al menos otra lengua de las que hablamos en los fallidos Estados Unidos de Europa. Hasta la igualmente fallida constitución europea lo alentaba. De ahí surge eso de los niveles y el Marco Europeo de las Lenguas. Y ahora con el Brexit ¿qué? Si se van de la UE el número de hablantes de inglés en Europa se reduce en 2 tercios.

    Y sí que hay sistemas educativos bilingües que funcionan pero no son este que sufrimos aquí. Suelen ser lo que llamamos inmersión. La lengua vehicular de la enseñanza (todas las clases todo el tiempo) es la minoritaria de la población, por que la materna y/o mayoritaria se aprende el resto del día, en casa, en el recreo, en la playa, en el parque… Como en Quebec en Canada. En el norte de Italia. En zonas de Bélgica. O como en Euskadi y en Cataluña, por mucho que les pese a algunos. Pero no en inglés sino en las lenguas co-oficiales.

    Una última pregunta al aire, para esos padres de niños bilingües británicos hasta la médula: sus hijos/as en el patio con sus compañeros bilingües cantan, juegan y se pelean en inglés ¿no? Imagino que si hacen gymnastics también saltan a la comba en inglés. ¿O el inglés es sólo para las asignaturas del bilingüismo?

    1. Más allá de agradecerte tu fantástico comentario en el que tocas uno de los temas importantes que, en ocasiones queda en el tintero, como es la existencia de centros españoles en países extranjeros. Sí, en Londres hay un centro como el anterior donde, curiosamente, todas las asignaturas a excepción del inglés se dan en castellano y no por ello los alumnos saben menos inglés (por tanto, hay mecanismos para que se aprenda inglés al margen de ideas tan absurdas como la de impartir materias no lingüísticas en ese idioma). Es por ello que aprender inglés, siendo importante, debe tratarse desde otras premisas (evitar doblajes de películas, potenciar el intercambio con países de habla inglesa, permitir que los alumnos -y no sólo los que pueden permitírselo- puedan ir a esos países a hacer estancias más o menos largas y, un largo etcétera de medidas que, seguro un profesor de inglés como tú tendrá mucho más idea que yo).

      Por cierto, una cosas es estudiar en centros británicos, franceses o alemanes (donde llevan a sus hijos también los ciudadanos de ese país que trabajan en el nuestro cuya lengua materna es cualquiera de las anteriores) y otra muy diferente es forzar ese aprendizaje en centros cuyo contexto -tanto familiar como geográfico de los mismos- hace que esa supuesta inmersión en inglés se desmonte cada cinco minutos como bien expones en la última cuestión.

      Un saludo Álex y muchas gracias por el comentario.

  11. Todo esto que se está comentando en este foro nos indica hasta qué punto no es una prioridad para la clase política en general la educación. Cuando los que de verdad estamos en las aulas manifestamos que sus ideas peregrinas no se sostienen pedagógicamente ni económicamente -ya que estamos por qué no decirlo-, en seguida comienzan las descalificaciones. Y nos vemos implantando sistemas cada pocos años en los que no confiamos y finalmente, de alguna manera, desautorizados por toda la sociedad.
    Quiero añadir que nuestro sistema educativo no tiene bien resuelta la inclusión de los alumnos con dificultades y trastornos del aprendizaje. No hay suficientes especialistas, buena parte del profesorado no ha recibido la formación adecuada, muchas veces el diagnóstico tarda demasiado y….. no se presupuesta para sostener el problema.
    ¿Por qué no empezamos por construir un sistema educativo para tod@s? pero de verdad y YA.

  12. Se quejan de que no pueden escolarizar en castellano en Catalunya y ahora quiere escolarizarlos en inglés. Dejando de lado lo humillante de la propuesta, ¿ha pensado este político profesional en la viabilidad de la misma? ¿qué haría con los miles de docentes que no hablan inglés? ¿dónde contrataría a los miles de docentes angloparlantes
    que harían falta?

  13. Respetando todas las opiniones… me gustaría dejar la mía. En este mundo, muchas situaciones se ven o se comprenden muy bien cuando actuamos de observadores, desde fuera, pero en otras… hay que estar dentro para saber lo que es. En este caso, a los padres se les vende muy bien la película de que su hijo está estudiando la asignatura de matemáticas, filosofía, naturales… en inglés. Es una moda, y suena tan bien decir…»mi hijo está en billingües». Ah, ¿pero va a estudiar para traductor? La situación real es la siguiente: conceptos que se tardan en comprender en castellano… explicados en otro idioma. Es decir, si estamos estudiando las partes de una flor… los músculos o huesos… apréndelos en castellano y en inglés. ¿Qué pasa con esto? pues que los contenidos bajan, van más despacio y al final, si comparamos con los años en los que no había esta moda… la diferencia es notoria.
    Lo ideal sería meter más horas de alemán, inglés, francés… o lo que quisiesen los padres para sus hijos. Y que la calidad de la educación no bajase, ya que está por los suelos. Mejora el idioma (entre comillas), pero…todos vamos a vivir del inglés?). Un engaña bobos. Cualquier profesor sabe que es así. Y los padres se engañan con los dieces que traen sus hijos. No se dan cuenta que cuando se pide menos, y es bastante menos que antes… cualquiera puede acceder a buenas notas, no es que sean fuera de serie ni muy inteligentes. El que no saca buenas notas hoy en día… es porque pasa de todo.
    Y si nos centramos en lo que origina todo esto… clasismo total (listos para un lado que pueden pagarse clases de refuerzo o viajes a Inglaterra) y los que no tienen medios para otra, y mejor no hablar mucho de esto.

  14. «¿Alguien se imagina que los franceses decidieran no usar el francés como lengua vehicular del aprendizaje y se pasaran al inglés?»

    Yo entiendo que convertir el inglés en (una) lengua vehicular no implica que el español deje de serlo. Entiendo que se está defendiendo una educación bilingüe (trilingüe en ciertas comunidades) añadiendo el ingles como lengua vehicular pero sin quitar las otras.

    En ningún momento he oído como propuestas eliminar el español como lengua vehicular.

  15. Entiendo lo que dices Jordi… sobretodo en lo de usar el Inglés en asignaturas «clave».

    Te expongo mi ejemplo:

    Yo no soy catalán y mi lengua vehicular en la escuela fue el Català, gracias a esto, a corta edad fui bilingüe, a lo que estoy tremendamente agradecido.

    Superé los exámenes de acceso a la universidad con una nota media superior a la del resto de España y Catalunya ¿Qué vengo a decir con esto? Pues que consolidé mi aprendizaje en el resto de materias en un idioma que no es el que me enseñaron en casa.

    Podría escribirte esto mismo en catalán, sin ningún tipo de problema, aprendido en la escuela pública y en inglés también, sin embargo, después de invertir, y hacer invertir a mis padres, un dineral en clases particulares y en viajar a países angloparlantes.

    Por cierto, breves apuntes sobre tu “tesis” y algún comentario de otros lectores que he leído en diagonal. En muchos países de la Unión Europea además de la propia clase de Inglés, se imparten más asignaturas en dicha lengua. Fuentes? Hablad con un alemán, danés, noruego…

    Hay muchas asignaturas “María” en las cuales sería más útil el aprendizaje del Inglés que la materia impartida, No fotem!

    Lo realmente discutible es si hay viabilidad en la propuesta, «me da la sensación de» que es pura propaganda electoral, antes encuentro un unicornio que un profesor español con un C1 o superior. Además tengo la sospecha de que las arcas del estado no están para contratar profesores angloparlantes.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link